Comercio informal, un ataque económico

Sin una política de desarrollo económico, la informalidad se hace una opción, dice Juan Noriega; los informales no pagan impuestos y son un círculo vicioso para la competitividad.
economia informal  (Foto: Notimex)
Juan Pablo Noriega*
CIUDAD DE MÉXICO -

Toda economía requiere de un efectivo plan de desarrollo y la experiencia señala lamentablemente que no todos los países en el mundo cuentan con una auténtica planeación participativa orientada realmente al desarrollo, o bien, no se tiene el seguimiento profesional y duradero que dé estabilidad a los proyectos señalados. 

Así, no es difícil observar como el  curso de las acciones para lograr las metas fijadas se ve constantemente perturbado por la adopción de diferentes medidas y toma de decisiones que impiden el  desarrollo económico sostenible.

La falta de reformas y gobernantes competentes de guiar a un país por un camino de desarrollo económico ha provocado, de cierta forma, una mediocridad económica perenne a la cual parece que los pueblos suelen acostumbrarse.  De igual manera, esta falta de  objetivo que se traduzcan en logros en concretos, minimiza el ánimo de la sociedad que soporta esta situación.

La falta de planeación urbana en cuanto a infraestructura se refiere, hace que no se pueda atender debidamente a la población que lo requiere.  Al mismo tiempo, la sociedad que de manera natural y legítima va creciendo, se encuentra con un vacío en lo que la demanda de los servicios incluso básicos, en cuanto al deterioro en el tema de calidad de vida o bien, en materia tan elemental como lo es el transporte público, por citar algunos ejemplos.

El impacto de las malas decisiones políticas, se ve acrecentado cuando la sociedad en sí misma, entra en un círculo vicioso al no pagar sus impuestos, que idealmente  están destinados para contribuir por el bien común.  Lo anterior paraliza o aletarga nuestra economía reduciendo el crecimiento en la creación de nuevos empleos formales, la institucionalización de las empresas, el desarrollo económico colectivo, la posibilidad de que las naciones puedan invertir en infraestructura de desarrollo, etc.

La economía informal es uno de los ingredientes que más daño hace a la sociedad, pues si bien resuelve un problema puntual de una minoría en particular en el corto plazo, desgraciadamente al no orientarse los esfuerzos hacia una adecuada formalización de la empresa, la nación queda exenta de poder percibir las contribuciones económicas de los impuestos que legalmente sí deberían reportarse.

Esta situación también afecta al comercio formal al ponerlo en desventaja competitiva por ser los primeros los que están sujetos a aceptar reglas predeterminadas siendo la economía informal la que evade esta responsabilidad.

El problema es serio, y se ha ventilado en muy diversos foros o medios, como bien podría ser el libro de México 2025, el futuro se construye hoy, mismo que fuera prologado por el Ing. Carlos Fernández, y qué en dicho documento se citara que "por cada empleo formal dentro de nuestra economía, existen 1.5 empleo informales, en promedio". (2006)

Es así como el comercio informal afecta a nuestro desarrollo económico debido a que no se encuentra regulado por la ley, lo cual  indica que existe claramente la evasión fiscal, reduciendo con ello el capital del gobierno para la construcción y  reparación de infraestructura pública, que irónicamente también es utilizada por todos los comerciantes, incluso los informales,  para realizar sus actividades laborales, por lo que se reconoce el uso de infraestructura a la cual ellos no aportaron  para su desarrollo.

Por su parte, el comercio formal se ve afacetado con pérdidas de capital por los altos costos y las bajas ventas que presentan, provocadas por el comercio informal llevando en gran su gran mayoría al cierre de comercios y empresas formales que sí aportaban recursos al país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Teniendo conciencia de la existencia del comercio informal, es de vital importancia comenzar a pensar en posibles soluciones y reformas que colaboren a terminar con este tipo de comercio que perjudica seriamente a los países, pero la solución no debería ser punitiva sino propositiva, impulsando simplemente ese "brinco" de una economía informal a otra formal, motivando y dando los elementos que hagan viable lo anterior.

*El autor es alumno de Ing Industrial de la Universidad Anáhuac México Sur, y revisado por Dr. Carlos Miguel Barber Kuri

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×