¿Cómo reforzar el Gobierno corporativo?

Héctor Aguiñaga Pérez y Carlos Miguel Barber Kuri exponen una iniciativa para reforzar el GC; el esquema GRC busca integrar al Gobierno, Riesgos y Cumplimiento para evitar riesgos ocultos.
gobierno corporativo familia empresa pyme  (Foto: Jupiter Images)
Héctor Aguiñaga Pérez y Carlos Miguel Barber Kuri
CIUDAD DE MÉXICO -

Es conveniente analizar diferentes teorías sobre los aspectos que se consideran las causas de la crisis financiera global como un punto de partida para definir planteamientos sobre posibles alternativas de solución y acotar que tanto de éste problema corresponde al gobierno corporativo. Los planteamientos de la conferencia y publicación en la página de Wharton como "Responsabilidad y la crisis financiera de 2008"[i] van en diferentes sentidos y es difícil determinar en qué grado han influido cada una; "escasa supervisión, una inexistente diligencia, una falta de fortaleza moral y una grave carencia de sentido común".

Los profesores de Wharton y de la Universidad de Pensilvania que participaron en ese panel repartieron responsabilidades, sin embargo, la coincidencia es que existieron múltiples factores, que no hay soluciones fáciles y que tampoco se han estudiado bien las causas reales de la crisis.

Según Franklin Allen, en su opinión, además de que el origen está en "una política monetaria demasiado flexible y en los desequilibrios globales de capital, la causa inmediata de la crisis, fue claramente la burbuja inmobiliaria, debido a que en 3 años los precios de las viviendas en USA se incrementaron en un 92%, sin embargo, no se debe echar la culpa a las hipotecas subprime, ya que otros países sin este tipo de hipotecas también padecieron sus propias burbujas inmobiliarias. El problema más bien fue que se mantuvieron los tipos de interés demasiado bajos durante mucho tiempo y los desequilibrios en los flujos globales de capital permitieron a la gente pedir prestadas grandes cantidades a bajos tipos de interés, decía Allen.

Los desequilibrios globales de capital fueron también  una de las causas de la crisis. Por ejemplo, desde un punto de vista regulador, uno de los factores fue la dura competencia entre los mercados financieros de Londres y Nueva York al relajar su normatividad[ii].

Otros, adoptaron un enfoque diferente de la crisis, echando la culpa a Wall Street y al sector privado. "Lo importante era la remuneración; el riesgo ni se mencionaba"[iii].

La crisis es "un fallo de las instituciones. En un mundo global, cabría pensar que la respuesta también fuese global"[iv] ante una crisis, pero la mayoría de las redes financieras mundiales fallaron.

Tanto el sector público como el privado tienen su parte de culpa en la crisis: "No se trató de la impredecible tormenta perfecta". El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, así como los bancos que concedieron préstamos arriesgados podían ver que se avecinaba la crisis. "En los años previos .., cada vez eran más los individuos inteligentes que, tanto del ámbito público como privado, observaban fijamente los riesgos sistemáticos. ¿Por qué no hubo nadie que mirase los mercados y conectase los puntos"?. "En parte fue debido a que en el centro de todo estaban los productos financieros, que supuestamente hacían al sistema más seguro, dispersando el riesgo en lugar de concentrarlo; y en parte fue debido a que no había nadie que dispusiese de toda la información para poder conectar los puntos".

Es un hecho cada vez más aceptado que "algunos de los supuestos fundamentales empleados en nuestros modelos de mercado no representan con precisión las decisiones de los individuos". Las respuestas a políticas sencillas, como por ejemplo "los mercados funcionan", o "los mercados necesitan ser controlados o regulados por el Gobierno", no tienen en cuenta la complejidad, contingencias e incertidumbre propias de la realidad[v].

El profesor Guillén[vi] no podría estar más de acuerdo. No existen soluciones sencillas a la crisis ni un único responsable designado. "Te estás engañando a ti mismo si piensas que puedes encontrar una solución para que esto no vuelva a suceder de nuevo. Tenemos que aprender a dirigir con incertidumbre".

Los señalamientos antes mencionados sobre la crisis financiera, incluyen varios aspectos del gobierno corporativo (GC); incluyendo la administración integral de riesgos (ERM por sus siglas en inglés) y aspectos de "compliance"/ cumplimiento, que en general se han instrumentado para asegurar la integridad de los participantes relacionados con el GC y generar un ambiente de confianza y así generar inversión.

La combinación de estos tres elementos: gobierno corporativo, administración integral de riesgos y cumplimiento, ha generado una corriente que sostiene que estos aspectos han estado desarticulados y que es necesaria su integración, lo que en  grandes rasgos plantea que  gran parte de los negocios funcionan en "silos" y algunas acciones y objetivos no se vinculan como procesos para agregar valor. En este sentido, el GC se ha ubicado como parte de una estructura organizacional con una interrelación operativa estrecha, dirigida hacia y en los primeros niveles de la organización, sin trascender lo necesario e influir en la organización y sin control de algunos riesgos, sobre todo de aquellos que son desconocidos, ocultos o de aquellos que sumados pueden generar un riesgo mayor.

Lo anterior, no permite que parte de la información crítica llegue de manera adecuada para que la gestión del negocio sea más efectiva y eficiente, o bien, que cuente con los mecanismos  para detectar si las estrategias y objetivos están ocurriendo de acuerdo a lo establecido.

La administración de riesgos iniciada hace más de una década, no ha logrado permear en varias organizaciones o bien requiere de tiempo para formar parte de la cultura misma del negocio y de sus integrantes, debido también a las dificultades para implementarla (tres años dependiendo de la madurez y tamaño del negocio), por falta, en algunos casos de metodologías, alineación de enfoques y apoyo tecnológico, por mencionar algunos factores, "consintiendo" la existencia de riesgos ocultos o desconocidos[vii]

El cumplimiento debe ser referido más a la falta de respuesta en la responsabilidad que existe con los terceros interesados, incluyendo aspectos de ética, pero también con debe vincularse al cumplimiento de leyes, normas y obligaciones en general que, como en el caso de SOx,  se refiere al proceso de generación de información financiera o de otras leyes o iniciativas similares, pero no integrados a la estrategia y objetivos del negocio, sino al cumplimiento regulatorio.

Todo lo anterior hace necesario el integrar a etres elementos en un esquema denominado GRC (Gobierno, Riesgos y Cumplimiento), lo que permitiría además de evitar "silos" y riesgos ocultos, contar con un verdadero seguimiento de los riesgos y de los aspectos de cumplimiento de manera integral, con una participación e información continua desde y hacia el consejo y comités como a continuación se explica:

Más que un desarrollo tecnológico, de acuerdo a los promotores de esta iniciativa, en su visión más amplia, es una solución integrada para administrar una biblioteca central que permita administrar los elementos mencionados de GC; fusionar diversas actividades, integrando consejo y comités con la operación, reforzar la cultura sobre logro de objetivos, incrementar la cooperación, mejorar la gestión, sin crecimiento organizacional, facilitando la administración por procesos, unificando criterios sobre el tratamiento y en general sobre el manejo y administración de riesgos; identificando aquellos que pueden estar ocultos o que se "asume" que están administrados, los controles respectivos, el tratamiento adecuado de riesgos (TRAP: Transferir, Resolver, Aceptar ó Pasar) y del avance en el logro de objetivos y de la estrategia, así como de los factores y aspectos relacionados con el cumplimiento.

Es necesario que exista  un coordinador del GRC que reporte al consejo, a los comités y que interactúe con el resto de la organización con apoyo tecnológico.

No obstante, existen detractores sobre esta propuesta, debido a que con una visión corta puede darse mayor énfasis al desarrollo tecnológico que al concepto general y sus beneficios.

Esperemos que esta iniciativa sea parte de las soluciones a varios de los problemas que se pueden presentar en un ambiente donde se debe aprender a administra los negocios con un importante grado de incertidumbre.

[i] Página de Wharton Dic. 16, 2008, extractos del artículo  ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008")

[ii] Guillén F Mauro. , profesor de Finanzas de Wharton. Panel "Responsability and the Financial Crisis of 2008" ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008").

[iii] Zicklin Larry., profesor de Ética Empresarial de la Escuela Stern de la Universidad de Nueva York y miembro sénior de Wharton. panel "Responsability and the Financial Crisis of 2008" ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008").

[iv] Zaring David.,  profesor de Derecho y Ética Empresarial de Wharton. Panel "Responsability and the Financial Crisis of 2008" ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008").

[v] Henisz Witold Associate Professor of Management. Panel "Responsability and the Financial Crisis of 2008" ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008").

[vi] Guillén F. Mauro profesor de Gestión de Wharton. Panel "Responsability and the Financial Crisis of 2008" ("Responsabilidad y la crisis financiera de 2008").

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

[vii] Scott C Kenneth., The role of corporate governance in coping with risks and unknowns / Granger Clive "Financial Risk Management: The Known, The Unknown and The Unknowable."

 

Ahora ve
Peña Nieto niega relación de su gobierno con espionaje
No te pierdas
ç
×