Mujeres emprendedoras rompen paradigmas

El papel de la mujer en la sociedad como empresaria y ama de casa es vital, dice Karla Rojas Campos; ellas son capaces de encontrar las soluciones de manera más creativa, innovadora y eficiente, dice.
mama  (Foto: Jupiter Images)
Karla Rojas Campos*

Este articulo, mas allá de hablar sobre el papel que actualmente tenemos las mujeres en el ámbito laboral, es también un homenaje a todas aquellas microempresarias, directivas, amas de casa, hijas, madres, abuelas...  Para todas y cada una de nosotras, que conformamos el género femenino y que día a día luchamos por dar lo mejor.  ¿Por qué hablar en esta columna sobre las mujeres? Pues bien, hablemos un poco de historia, ya que desde 1909 surge en Estados Unidos la idea de celebrar el Día Internacional de la Mujer. Posteriormente, para 1910 en Copenhague, se declara oficial la celebración de este día como un homenaje a la equidad de género, así como igualdad de derechos y búsqueda del sufragio femenino universal. 

Para 1913, las mujeres en Europa se reunían pacíficamente como protesta por la guerra y como un gesto de solidarización e identificación con el género.

Finalmente, fue en 1917 cuando mujeres rusas protestan y se unen en un sólo pensamiento  "Pan y Paz"[i], por aquellos soldados caídos en batalla, situación que obligó al Zar a abdicar y a conceder a las mujeres el derecho de voto.

Desde entonces las mujeres hemos luchado por la equidad de género, y con esta lucha no me refiero a que uno sea mejor que otro, simplemente que tengamos ambos un trato, justo así como igualdad de oportunidades.

Este pequeño recorrido histórico lo doy como introducción, puesto que la mujer siempre ha tenido un papel fundamental dentro de la sociedad, misma en la que hoy en día no solamente se desempeña como la encargada de la educación de los hijos, sino que inclusive a veces es padre y madre a la vez, así como el sustento económico del hogar.

Éste último punto es el que quiero abordar más a fondo. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hoy en día en México somos 108,292,131.00 habitantes en el país, de los cuales el 47%  está integrado por la Población Económicamente Activa (PEA).

Dentro de la PEA hay un dato que me resulta muy interesante puesto que la PEA está integrada en un 38% por mujeres y el 62% restante por hombres. ¿Qué nos dice esto?, las mexicanas estamos cada día más inmersas en el ámbito laboral, tenemos más oportunidades y asimismo buscamos tener mejores puestos, para lo que también nos preparamos más con Diplomados, Especialidades, Maestrías y Doctorados. 

Estamos desempeñado un papel crítico en la sociedad, ya que además de ser amas de casa, educar a los hijos, entre otras, somos tomadoras de decisiones importantes que repercuten en la operación de la empresa pública o privada en la que trabajamos, y no solo eso, también en el progreso y desarrollo socioeconómico del país.

En este sentido me gustaría hacerles una pregunta; ¿Creen que una ama de casa podría ser un buen director en una empresa? Pues les tengo una respuesta que quizás pocos habíamos visto con esta visión.

Un director general posee muchas cualidades, como la puntualidad, liderazgo y manejo por objetivos; conoce las áreas de la empresa, se ajusta al presupuesto, vive y transmite los valores de la empresa, y cuando debe arremangarse la camisa para resolver problemas más operativos, lo hace.

De esta misma forma, las amas de casa deben ver por  los valores que transmitirán a sus hijos, generar un ambiente motivacional en el hogar y estar pendiente de que no falle ninguna área para poder cumplir con los objetivos de día a día en tiempo y forma; llamemos objetivos desde tener que estar en clase de natación a las 16:00 horas, hasta ajustar el presupuesto para que alcance el super, colegiaturas, vacaciones, ahorro, entre otras, e incluso una de las mayores misiones que tenemos es forjar a los hijos en y para el trabajo, puesto que ellos serán los futuros trabajadores y así los estaremos preparando para la vida. 

Me parece una tarea titánica, ya que nuevamente repito con este artículo pretendo reconocerles, dado que se dice fácil dirigir o guiar, pero esto implica el saber, crear, innovar, motivar, y empujar a otros a hacer; y más aún porque son ellas las que también están en la empresa y conservan la armonía, equilibrio y una adecuada jerarquía de valores que la llevan a ser una mujer integral.

Actualmente, la mujer directiva debe tener mucho diálogo ('Mujer y Trabajo: La mujer Humanizadora del mundo Laboral') no solo consigo misma, sino con su familia y sociedad para tener un mejor entendimiento de las problemáticas, y encontrar así las soluciones de manera más creativa, innovadora, eficiente y eficaz. Tenemos como mujeres una gran responsabilidad, puesto que una de nuestras principales funciones es lograr "dar vida", y vida se refiere a las virtudes, valores que se habrán de vivir en las empresas y familias.

En México cada día hay más mujeres tanto empresarias como emprendedoras exitosas.  Es importante considerar que el emprender no solamente en este país sino a nivel mundial, requiere de un reto enorme, puesto que es poner en práctica nuestras ideas, sumando todos los elementos contingentes que podamos tener, desde restricciones en el mercado, procesos con el gobierno, mala administración, entre otras.

Las mujeres emprendedoras mexicanas están cada vez más ávidas por romper paradigmas e incorporarse al mundo de los negocios, dominado aun por el género masculino. Actualmente ya contamos con varios Institutos y asociaciones en donde podemos encontrar asesorías para poner nuestra empresa a funcionar, o para tener alguna mejora en nuestra estructura del modelo de negocio, entre otras. 

Por otra parte, cuando hablo de mujeres mexicanas emprendedoras, me refiero no sólo a las mujeres que están en el ámbito empresarial, sino también a todas aquellas visionarias que, de alguna u otra manera, también buscan un mejor país.  Esto ha existido desde hace muchos años, y como ejemplo podría hablar desde Doña Josefa Ortiz de Domínguez,  Alondra de la Parra, Lorena Ochoa, hasta algunas otras menos famosas que desempeñan labores igualmente importantes, como apoyos a la comunidad indígena, servicio social, entre otras. Por lo que el emprendimiento no solamente consiste en crear un negocio, sino el atender a nuestros llamados sociales, comunicatorios... que implican el llevar a cabo mis ideas y luchar por que esos se vuelvan palpables y den como resultados mejoras a mi país y comunidad.

Finalmente, dado que hablamos de mujeres emprendedoras, me gustaría hacer una mención especial a la Universidad Panamericana, que como parte de su compromiso y servicio social, hoy en día tiene un proyecto llamado 'Emprendedoras Campesinas', cuyo objetivo es brindar asesoría integral a mujeres campesinas que han emprendido o están en proceso de emprender un negocio para que éste sea exitoso. 

*Coordinadora de los posgrados de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.



Ahora ve
Japón presenta su primer avión comercial en 55 años y podría cambiar el futuro
No te pierdas
ç
×