Sólo Dios sabe dónde está Judas: ¿en el cielo o en el infierno?

Un sacerdote cristiano se pregunta acerca del destino del apóstol que traicionó a Jesús y la gravedad de su pecado
semana santa religion
beso de judas cristo biblia religion  semana santa religion  (Foto: )
Autor: Craig Gross | Otra fuente: 1

Nota del editor: Craig Gross tiene 35 años. Es el sacerdote y fundador de XXXchurch.com. Ha escrito siete libros y discursos en Estados Unidos sobre una variedad de temas.

(CNN)— Escuché un video que promocionaba mi más reciente discurso en una iglesia y mencionaba que yo trato con algunos de los “mayores pecadores de todos los tiempos”.

Me dije a mí mismo: “¿Lo hago? ¿Las personas que están atrapadas en la pornografía y en adicciones sexuales pecaminosas se consideran a ellos mismos algunos de los mayores pecadores de todos los tiempos? Probablemente no.

Sin duda, Judas, el discípulo bíblíco de Jesús, es considerado el mayor pecador de todos los tiempos debido a lo que hizo a Jesús.

Aquí está el pasaje de Lucas 22:21-22.

Más he aquí la mano del que me entrega está conmigo en la mesa. Porque en verdad, el Hijo del Hombre va según se ha determinado.

No hay sorpresas allí. Pero para aquél que lo entrega, que resulta ser traidor al Hijo del Hombre, es el Día del juicio final.

Déjenme decir un poco acerca de lo que la Biblia dice acerca de Judas:

  • fue personalmente elegido para ser un apóstol de Jesús
  • pasó 3 años y medio viajando con Jesús
  • vio todos los milagros de Cristo en persona
  • observó a Cristo curar a los enfermos, levantar a los muertos y expulsar demonios.

En términos de experiencia con Jesús, lo que puedas afirmar acerca de Pedro, Santiago y Juan, lo puedes decir acerca de Judas.

Además de todo esto, él manejaba el dinero, lo que significa que era una persona en la que confiaba el grupo. Nadie sospechó que Judas podría traicionar a Jesús, lo cual me dice que era un creyente.

Su vida fue cambiada.

Él conoció a Jesús personalmente.

En un oscuro momento de su vida cometió un error. Uno muy grande. Vendió a Jesús por 30 monedas de plata. Cuando supo lo que había hecho sintió remordimiento, y se suicidó.

No estoy aquí para debatir acerca de teología. Los hechos son los hechos. No creo que Judas fuera el personaje de reality show que está allí para sabotear el juego desde el principio. Creo que él cometió un error y ahora sólo es visto como el que cometió el mayor pecado de todos los tiempos.

Judas escuchó cada mensaje, vio cada milagro, y aún así lo echó a perder todo.

Recientemente, pregunté en mi página de Facebook: "¿Está Judas en el cielo en el infierno?".

La primera respuesta fue:

"Judas sigue en el infierno hoy. Ha estado allí durante 2,000 años y seguirá ahí para siempre".

Existe un botón en Facebook que he comenzado a amar. Se llama 'Eliminar amigo'. No dejaré de ser tu amigo sólo porque creas distinto que yo; simplemente no necesito más teólogos como amigos en Facebook que hablan con tanta confianza en lo que se refiere al lugar de alguien en la eternidad.

Un debate continúa en mi muro de Facebook. Adoro cómo todo mundo está convencido de saber si Judas está en el cielo o en el infierno.

Yo no sé quién entra ahí, realmente. ¿Creo en el cielo y en el infierno? Sí, creo que uno es oscuro y el otro es luz, y que ambos duran para siempre.

Lo que me interesa es que en el cuarto superior en donde Jesús y sus discípulos compartieron su última cena juntos, los 12 discípulos hablaron acerca de lo geniales que eran. Pedro abandonó el cuarto y negó a Jesús tres veces. Judas abandonó el cuarto y vendió a Jesús por 30 monedas.

Uno cometió suicidio y otro llego a construir la Iglesia como la conocemos hoy en día. Pedro y Judas cometieron el mismo pecado. Ambos negaron a Jesús. Pero, ¿por qué la mayoría de las personas piensa que uno va al cielo y otro al infierno?

Éste no es el debate en el que los cristianos necesitan engancharse. No sabemos. En lugar de perder nuestro tiempo en este tipo de discusiones dentro de nuestro pequeño mundo cristiano, tal vez deberíamos mirar dentro de nosotros esta temporada de Pascua.

Es más fácil debatir estos asuntos y hacer especulaciones acerca de otros que realmente mirarnos a nosotros mismos en el espejo. Siempre es más fácil pensar que alguien más es peor de lo que somos nosotros.

Quizás a medida que nos aproximamos a la Pascua, podemos recordar que para los cristianos, la cruz y la tumba deberían silenciar estos debates. Todos nos quedamos cortos, pero por lo que Jesús hizo en la cruz hace 2,000 años, somos capaces de tener vida. Y creo que sólo Dios sabe el lugar donde acabarás.

Ahora ve
No te pierdas