Aprende a reducir costos de tu empresa

Un cuento te enseña a dejar de gastar en lo innecesario y elevar tu productividad: Araceli Sánchez; Venancio y su burro te ayudan a identificar los factores que generan más gastos en tu compañía.
dinero empresario  (Foto: Photos to Go)
Araceli Sánchez*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

José Humberto Plata es un pequeño empresario. Su negocio de compra venta de productos alimenticios se ha mantenido los últimos tres años; sin embargo, últimamente ha visto que sus utilidades han bajado mientras que sus costos y gastos parecen aumentar.

Él ha pensado ya varios esquemas para bajar sus costos,  pero su hijo que estudia en la universidad,  le  sugirió acudir con un asesor para que le diera algunas opciones y así lo hizo.

El consultor escucha atentamente los planes del  Sr. Plata  y le dice que su situación puede entenderse con una historia:

"Érase una vez un agricultor llamado Venancio, quien tenía como principal activo de su negocio un burro que se llamaba "Che" - el campesino sentía que su dinero no rendía lo mismo que antes debido a los cambios climáticos, a que los hijos crecen y a que en esa región todo parece ser más caro cada día, y las cuentas por pagar se amontonaban en la caja de los pendientes.

El martes, día de mercado, Venancio observa como su vecino Filemón acababa de cambiar su camioneta por una nueva y remodeló su puesto del mercado. Más verde que una lechuga se acercó el agricultor y le preguntó:

- ¡Oye Filemón!, ¿cómo hiciste para mejorar tanto estando los tiempos tan duros?.

El vecino con media sonrisa le dijo: implementé un estudio de reducción de costos. Venancio de plano no entiende e intenta sacar más información.  

-Compadre y eso de la reducción ¿en qué consiste? Filemón sonríe y le dice: "pues es cuestión de dejar de gastar en lo que no se debe.

De regreso a su rancho, Venancio va meditando y al otro día decide empezar un plan de acción. Cada día escribe en el pizarrón los acontecimientos que van sucediendo:

Día 1.- Al burro Che se le da para comer dos costales de alfalfa y bebe dos tinajas de agua. El rendimiento del animal sigue igual. Horario de trabajo 12 horas

Día 2.- Al burro Che se le da de comer un costal de alfalfa y bebe dos tinajas de agua. El rendimiento del animal sigue casi igual muestra un ligero cansancio. Horario de trabajo 12 horas

Día 5.- Al burro Che se le da de comer medio costal de alfalfa y bebe una tinaja de agua. El rendimiento del animal es casi igual pero le cuesta levantarse y pararse. (Nota: recordar llevar un palo para que no pierda el tiempo echado. Horario de trabajo 12 horas).

Día 8.- Al burro Che se le da a tomar dos tinajas de agua de nuevo. El rendimiento del animal es deficiente. (En ocasiones el palo no funciona). Horario de trabajo 12 horas.

Día 10.- Al burro Che se le da a tomar dos tinajas de agua. El rendimiento del animal es nulo. Es necesario forzarlo a cada rato. Horario de trabajo 12 horas.

Día 14.- El ingrato del burro Che amaneció muerto. Nota: conseguir un animal que trabaje sin comer y que beba poca agua.

Al final de la historia el asesor le da las siguientes recomendaciones sobre Venancio y su burro.

1.      No siempre los factores más costosos son los que se deben reducir. Lo que debe hacerse primero es revisar cuidadosamente todos los procesos de la empresa para medir su grado de funcionamiento y ya con los resultados del análisis, empezar a elaborar el plan de trabajo.

2.      La nómina siempre representa una importante erogación para las empresas pero es  una decisión que no debe tomarse a la ligera en cuestión de costos, debido a que es cara en muchos sentidos que están más allá del pago de la nómina semanal, ya que el personal recibe capacitación, adquiere experiencia y conoce el funcionamiento de la empresa y en ocasiones, al dejar  un puesto en manos de dos personas no genera la misma productividad.

3.      Los factores que generan valor en las empresas (máquinas, personas, equipos) deben de cuidarse y no forzarse hasta que se desgasten o se descompongan.

4.      Hay que tomar decisiones de costos con "calma": para que la reducción funcione debe elaborarse un cuidadoso plan de acción donde todas las personas que tienen responsabilidades en la empresa participen.

PREGUNTAS:

1.      ¿Los activos, una vez depreciados, se pueden vender? (En otras palabras, "¿se puede vender el burro después de muerto?").

2.      ¿Cómo priorizar los factores que hay que reducir?  (O siguiendo la historia, ¿qué se le debió de haber dado de comer al burro?)

3.      ¿Cómo se motiva al burro para trabajar?

4.      Finalmente,  en una empresa cualquiera, ¿quién podría ser Venancio y quién el burro?

Ahora ve
Durante el sismo, cirujanos mexicanos operaron a corazón abierto a una niña
No te pierdas
×