‘Minas de oro’ ocultas en tu empresa

Saber administrar las cadenas de suministro hace más rentable a tu empresa, según Octavio Carranza; difícilmente puede una empresa lograr eficiencia operativa sin emplear el ‘benchmarking’ operativo.
almacen cajas  (Foto: Photos to Go)
Octavio Carranza*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las oportunidades de mejora no detectadas en su empresa por no emplear una metodología integral de análisis de la cadena de suministro son ‘minas de oro escondidas', pues pasan desapercibidas en la operación cotidiana y es un valor que se deja de generar diariamente. Esas oportunidades - que representan un negocio no explotado- son las que deben detectarse y potenciarse cual tesoro.

La Administración de Cadenas de Suministro (Supply Chain Management) lleva dos décadas de existencia en el mundo como una disciplina formal que ha resuelto problemas tan variados como decidir cuánto y cómo transportar, dónde tener productos en espera de ser consumidos, o con qué velocidad se debe surtir el anaquel de un supermercado. Supply Chain Management responde a la pregunta central de cualquier negocio: ¿Cuánto producto es suficiente y en qué momento contar con éste para satisfacer la demanda? ¿Cómo lograr el equilibrio entre la oferta y la demanda?

Haciendo una analogía, podríamos decir que si consulta a un asesor externo, su empresa pudiera ser vista como un paciente que va al médico con el que se hace un chequeo general, diversos análisis y controles rutinarios. Del mismo modo, hay indicadores operativos, como el tiempo que le lleva surtir un producto hasta cuántas veces rota su inventario, la capacidad para reaccionar a cambios súbitos en la demanda, o la velocidad con que transforma su inversión en un retorno. Todo esto le da un panorama general de la "salud" operativa de su compañía. No hay recetas para la salud y cada paciente es un caso particular, aunque ciertamente hay aproximaciones a esa salud operativa, hay principios que se cumplen inevitablemente.

Las premisas sobre las que se diseña un sistema de operaciones varían por industria. Pudiera uno intuir, entre tantas cosas, que el aumento del ciclo de tiempo de pagos a proveedores debería ser mejor para una empresa genérica. Esto no es siempre así y está lejos de ser una regla. Las empresas que tienen a sus proveedores como socios suelen tener tiempos de ciclo de pagos más altos e incluso costos de ventas mayores que otras comparables. Y sin embargo, superan en resultados financieros a sus contrapartes.

La Administración de Cadenas de Suministro ha ido incorporando paulatinamente las perspectivas más profundas y aceitadas de los expertos en finanzas. La rotación de activos, los días de inventario totales y el valor relativo del costo de ventas sobre las ventas son variables que hoy indican cuán lejos o cerca está su empresa de tener una operación de excelencia.

¿Es rentable tener hoy una operación de excelencia en la gestión de cadenas? Pareciera que sí. Estudios realizados por universidades prestigiosas muestran cómo las empresas llamadas "excelentes" o superiores operativamente pueden ser un ejemplo:  

- 50% de márgenes netos mayores

- 20% menos de gastos operativos generales (SG/A)

- 12% menos de inventario promedio (días de venta)

- 30% menos de capital de trabajo (gastos ventas)

- Doble de rentabilidad sobre activos

- Doble de rentabilidad sobre acciones

- 44% más de valor económico agregado

- Doble de retornos en valor de acciones

Fuente: Swink, Golecha y Richardson, Supply Chain Management Review, marzo-abril 2010.

El benchmarking operativo

El benchmarking operativo es un mecanismo de comparación con las empresas de la industria, dentro o fuera del propio país. Se puede aplicar para un mismo proceso entre diferentes industrias y permite fijar objetivos de mejora, o incluso detectar anomalías operativas. Difícilmente una empresa puede emprender procesos de mejora sin emplear esta herramienta. Hoy en día existen modos muy directos y simples que no requieren de técnicas sofisticadas para conocer cuán lejos o cerca está su empresa de otras, y de esa potencialidad "plena".

México no ha sido ajeno a este movimiento. Existen empresas que van desde el sector automotriz al retail, pasando por productos de consumo masivo, que han alcanzado niveles importantes de eficiencia operativa, pero queda mucho por hacer: las cadenas son sistemas compuestos de empresas, y la "nube" de proveedores puede ser amplia. Las mejores prácticas logísticas son un activo social-empresarial, pues existen numerosas organizaciones que difunden este tipo de prácticas: hay modos mejores de llevar adelante determinados procesos, que gradualmente van evolucionando en el tiempo. Lo importante es que su compañía esté actualizada en la adopción de esas prácticas y tenga herramientas para evolucionar. Medir para validar y mejorar es la clave en este sentido. 

El mundo de la Administración de Cadenas de Suministro es una oportunidad de negocios que difícilmente su empresa puede obviar si quiere alcanzar niveles importantes de rentabilidad. Apalancarse en sistemas operativos que midan objetivos, que estén protocolizados para aprender de ellos, y que sean comparables con los mejores de la industria, parece un requerimiento inevitable. La "salud" de su empresa se refleja en sus estados financieros, y cada acción que su empresa tome se verá reflejada en resultados económicos y operativos. Recuerde que un proyecto de reingeniería logística siempre impactará en la cuenta de resultados. 

* El autor es gerente senior de Asesoría en Administración de Cadena de Suministro de KPMG en México.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×