OPINIÓN: El PRI impulsará acuerdos que transformen al país

Está por iniciar un nuevo ciclo, habrá que enriquecer la vida nacional para devolver su esplendor y liderazgo a México
Autor: Emilio Gamboa Patrón | Otra fuente: 1

Nota del editor: Emilio Gamboa Patrón es senador y coordina el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República. Puedes seguirlo en su cuenta de twitter: @Emilio_Gamboa_

(CNNMéxico) — Con la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente de México iniciará una nueva etapa de transición en el país.

En estos momentos, en el Senado, abordamos la agenda de los temas fundamentales para México, y que corresponden a la exigencia de una democracia de calidad y de resultados, factores que me parece, la ciudadanía tomó en cuenta al votar por Enrique Peña Nieto en la elección del 1 de julio.

Estructuramos temas fundamentales en la agenda política, como punto de inicio hacia una democracia, con iniciativas y propuestas muy importantes, como el fortalecimiento del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y la Comisión Nacional Anticorrupción.

Los asuntos, algunos complejos y variados, son muestra de que los senadores y senadoras del PRI actuamos con responsabilidad y compromiso para cumplir nuestras propuestas y ofertas políticas. Vienen otros temas, acuerdos y compromisos, y procederemos con actitud democrática. Tomaremos las mejores decisiones y las fortaleceremos y enriqueceremos con las opiniones y pluralidad de los distintos actores y organizaciones que desempeñan papeles diversos en el país.

En materia económica esperamos concretar una reforma fiscal, además de la energética. En materia social se plantea una reforma educativa y de seguridad social.

Tratamos de dar sentido al trabajo legislativo, al diálogo y a la construcción de acuerdos en un Congreso plural y dinámico, dispuesto, como lo hemos manifestado, a aportar las soluciones que el país necesita. Nuestros principales aliados son los ciudadanos que nos eligieron.

Está por iniciar un nuevo ciclo, habrá que enriquecer la vida nacional, devolver su esplendor y liderazgo a México. Los ciudadanos viviremos la segunda alternancia.

Desde mi punto de vista, el nuevo gobierno encabezado por el PRI será diferente a los dos gobiernos anteriores —emanados del Partido Acción Nacional (PAN)—; la diferencia se encuentra en la aptitud de dirigir y coordinar al país. El presidente Enrique Peña Nieto resolverá problemas con resultados estratégicos para México.

Destacarán la seguridad y la justicia, sin olvidar la pobreza. Los problemas relacionados con estos tres grandes temas dañan a la sociedad en sus sentimientos y valores más profundos, los marcan de por vida, por eso hay que revertir la situación. Aportar, rápidamente, soluciones con estrategias en las que podamos medir constantemente resultados.

Ante la magnitud de los retos, pienso que Enrique Peña Nieto asumió, desde su campaña electoral, el compromiso de implementar una estrategia integral, multidimensional y con visión de largo plazo.

Una política de Estado compartida por todos los sectores, niveles y organizaciones. Todos los que trabajamos en este gobierno debemos aportar algo a este planteamiento, para resolver el paradigma heredado.

Sí, hay obstáculos, pero todos pueden ser librados con voluntad, imaginación, diálogo político y resultados.

El PRI debe imponer la diferencia, mostrar sus capacidades y habilidades, para lo cual será fundamental construir acuerdos mayoritarios en los asuntos que son cruciales para la conducción del país. Para poder gobernar necesitamos demostrar nuestra capacidad para decidir y actuar. Pero no lo conseguiremos sin la voluntad y la madurez política de todos los actores involucrados.

México necesita que todos hagamos lo que nos corresponde, para lo que nos eligieron, para lo que nos postulamos. Nos escogieron para gobernar, hacer leyes, políticas públicas, acuerdos que beneficien al país. Pero cumplir no es una opción, es una obligación y un compromiso con los jóvenes, con los pobres y con los que esperan justicia y paz social.

Demostraremos que pertenecemos a una clase política que marca diferencia. Que respeta las leyes, la pluralidad, las diferencias de opinión. Somos una clase política que crea instituciones, que da confianza para el progreso. Somos una clase política que fue elegida de entre las demás para representar sus intereses.

En mi opinión, Enrique Peña Nieto ha hecho que muchos mexicanos esperen un mejor país. Hacer lo que nos corresponde, marcará la diferencia. México empezará a ser otro país a partir del 1 de diciembre.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Emilio Gamboa Patrón.

Ahora ve
No te pierdas