OPINIÓN: El control de armas, dos ideas fáciles por donde empezar

Anil Dash dice que sencillos pasos antes de comprar armas y un mayor control en su venta puede prevenir la muerte de miles
armas, politica, legal, muerte
armas, politica, legal, muerte  armas, politica, legal, muerte
Anil Dash
Autor: Anil Dash | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del Editor: Anil Dash es empresario y escritor en Nueva York. Escribe en dashes.com

(CNN) – Ahora escribo sobre algunos cambios que necesitamos hacer al despertar de los terribles tiroteos en Sandy Hook.

Ahora detente y toma aire.  

Detente. No corras al final de la pantalla para dejar un comentario repitiendo lo mismo que haz dicho después de cada tiroteo de tu vida. 

Cada vez tenemos la misma conversación. Decimos cosas que nos aíslan de nuestros amigos en Facebook o estamos de acuerdo con los comentarios de nuestros familiares y nada cambia.

Aquí está la buena noticia: Hay lineamientos políticos específicos y llenos de significado que podemos adoptar como país con los que casi todos están de acuerdo dentro del espectro político. Nunca eliminaremos la violencia inesperada, pero cambios pequeños podrían salvar miles de vidas.

He compartido dos ideas clave con más de medio millón de personas a lo largo de varias redes sociales en línea en días recientes, y hasta este fin de semana increíblemente estresante con sentimientos tan apasionados detrás de las palabras de todos, he escuchado un consenso casi universal acerca de implementar estos dos cambios.

1.- Exámenes de salud mental antes de la compra de armas:

Ya que todos en Estados Unidos tendrán cobertura médica al próximo año, podemos pedir una simple y directa ley de salud mental antes de que una persona pueda portar un arma.

Así como le pedimos a los conductores que se realicen un examen de la vista antes de tomar carretera, deberíamos hacer lo mismo cuando alguien quiera comprar un arma.

Los que practican el tiro al blanco, los cazadores, y los que lo hacen por defensa personal y hasta el más apasionado que conozco estarán de acuerdo en que: Muchas veces hay señales de advertencia en los niños y jóvenes que realizan este tipo de violencia masiva y la implementación de pruebas podría reducir el número de ellos que tienen acceso a armas, sin afectar a ninguno de los cientos de millones de propietarios de armas responsables en Estados Unidos.

Mientras que la policía dice que las armas usadas en Newtown habían sido compradas legalmente por la madre de Adam Lanza, existen instancias donde los tiradores masivos las han obtenido ilegalmente. Estamos hablando de áreas para un acuerdo más amplio. Un punto de partida. Lo que nos lleva a la siguiente idea clave.

2.- Mayor responsabilidad en la distribución y venta a minoristas:

Desde los primeros días de nuestro país, las armas han estado relativamente disponibles y no hay necesidad de poner en riesgo eso para mejorar la seguridad en la distribución de armas. En cambio, podemos ver los puntos débiles de la distribución cuando las armas pasan de manufactureros legales al uso ilegal.

Vigilar los eventos de armas donde solo se necesita dar un perfil en persona y ningún tipo de entrenamiento de tiro para calificar y comprar un permiso, o que se limite una compra en masa de armas sin importar el cuidado y la dedicación con la que muchos propietarios de armas se educan a sí mismos y a sus hijos. De nuevo, son cambios simples que requerirían una prueba de verdadera seguridad, como clases de tiro antes de comprar un arma, solo son cuestión de sentido común, no solo para prevenir la distribución irresponsable, sino para asegurar que generaciones futuras de propietarios de armas obedezcan las tradiciones de los cientos de millones de propietarios de armas conscientes e inteligentes.

Otra vez detente

Si eres como la mayoría de los estadounidenses, ya tienes lista una respuesta. Quieres hablar de alguna falla o de cómo las armas no matan a la gente, si no la gente. O quieres platicar de lo bárbaros y tontos que son los propietarios de armas y cómo la Segunda Enmienda se escribió en un período totalmente diferente de nuestra historia.

Inhala, dos veces.

Ya hemos escuchado esto antes. Cuando regresas a esos gastados clichés, nos regresas al ciclo donde no hay progreso. Nos regresas al ciclo donde los propietarios de armas responsables que no les importarían algunos cambios pequeños para seguir con la tradición estadounidense del tiro seguro se queden atorados a la defensiva en contra de la condescendencia de la gente que no ha disparado nunca un arma.

Nos regresas al ciclo donde cientos de millones de oponentes de la proliferación de armas letales en las manos de personas inestables son forzados a quedar incrédulos mientras que la gente les dice que este tipo de tragedias son típicas de Estados Unidos de alguna manera y que por eso no pueden ser prevenidas.

Cuando compartí estas dos simples ideas con casi medio millón de personas a través de varias redes sociales, al principio la gente respondió por hábito, los extremistas discutiendo fantasías de insurrección armada contra el gobierno o de cientos de millones de armas derritiéndose.

Pero una vez que leyeron lo que realmente estábamos diciendo, cientos de personas, de todo el espectro político, se juntaron y estuvieron de acuerdo en esos principios, de que unas ideas simples pueden hacer un gran cambio. He visto a algunos votantes de Obama, que tienen armas, en la industria del hip-hop que concuerdan con simpatizantes prominentes de Romney en la industria financiera que nunca han llevado un arma a sus casas, y todos estuvieron a favor de hacer unos cuantos lineamientos de sentido común.

Sabemos que podemos arreglar las cosas porque ya hemos avanzado muchísimo. Estados Unidos es un país mucho menos violento de lo que era. El crimen violento es, en general, más bajo que en otras décadas. La realidad es, la mayoría de los niños estadounidenses está a salvo.  Pero cada semana le disparan a docenas de nuestros hijos , por lo que podemos hacerlo mejor. Y así como hemos progresado mucho en problemas intratables, también podemos corregir esto.

Aléjate de las típicas respuestas ensayadas. Deja de satanizar a los compatriotas, a tus vecinos que aman a sus hijos tanto como tú amas a los tuyos.

En cambio empieza. Empieza con dos simples ideas.

Y empieza hablando con alguien que no esté de acuerdo contigo en general de todos los problemas acerca de las armas y la violencia en nuestra sociedad, y ve si no puedes estar de acuerdo en esos dos puntos. No vamos a solucionar todo el problema, pero a la larga haremos un pequeño, pero significativo progreso, y tendremos una política en la que se puedan unir nuestros representantes de todo el espectro político.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Anil Dash.

Ahora ve
No te pierdas