OPINIÓN: Por qué interesa a Peña Nieto ir al Vaticano, Bélgica o Japón

Peña Nieto parece haber tomado en serio las críticas respecto a la falta de presencia de México en varias partes del mundo
enrique Peña Nieto y el Rey Juan Carlos de España
enrique Peña Nieto y el Rey Juan Carlos de España  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Adolfo Laborde
Autor: Adolfo Laborde | Otra fuente: 1
NULL

Nota del editor: Adolfo Laborde es director de la licenciatura en Relaciones Internacionales del Tec de Monterrey campus Santa Fe. 

(CNNMéxico) — Parece que va en serio la apuesta de diversificar la presencia de México en el exterior.

Hace unos días, tuve la oportunidad de participar en el primer foro del Plan Nacional de Desarrollo que llevó el nombre de 'México Actor con Responsabilidad Global', organizado por la Cancillería y la presidencia de la República en el Panel sobre Europa, Asia y Medio Oriente.

Como es común en estos foros, se vertieron una infinidad de ideas sobre el papel que debería jugar México en sus relaciones internacionales y cuál tendría que ser la estrategia para lograrlo en cada una de las regiones en donde existen intereses nacionales.

Al final del evento pensé que el ejercicio de consulta quedaría en eso, sin embargo, al parecer las palabras del Presidente Enrique Peña Nieto de que México se convertiría en un "gigante" con una participación responsable en la Comunidad Internacional, me parece, comienzan a surtir efecto. Prueba de ello es la gira que realizará al Vaticano, Bélgica, China y Japón.

La pregunta natural es ¿Por qué escoger al Vaticano, Bélgica, China y Japón si nuestra relación está concentrada no precisamente en esas dos regiones del mundo?

Mi respuesta es que se está tomando en serio la premisa que ha estado presente en las críticas a nuestras relaciones exteriores con referencia a la falta de su diversificación.

Analizo brevemente cada caso.

El peso en la política internacional del Vaticano no está en tela de juicio, sobre todo cuando ese Estado se ha replanteado en su reforma una nueva estrategia evangelizadora en el mundo, especialmente con los países en vías de desarrollo, que es donde, de acuerdo a mi óptica, se puede comenzar a operar la recuperación de los devotos o creyentes que se han alejado de la "Fe".

El presidente Peña no ha dejado pasar esta magnífica oportunidad de hacerse presente en este tipo de eventos internacionales que, de alguna u otra forma, marcarán el rumbo de las relaciones que nuestro país tiene con el Vaticano.

En el caso de Bélgica, no me queda claro el objetivo de la vista dado que ese país, por lo menos en materia de comercio bilateral, no está dentro de los tres primeros lugares en la zona euro.

Según datos de la Secretaría de Economía de México, en 2012, nuestros socios comerciales más importantes de la Unión Europea en materia de exportaciones fueron: España (3,876.3 millones de dólares); Alemania (1,029.7 millones de dólares) y Reino Unido (632.2 millones de dólares).

Bélgica no aparece dentro de los primeros lugares (262.2 millones dólares). En el caso de las importaciones, encontramos que Alemania (3,257.9 millones de dólares); Italia (1,293.2 millones de dólares) y España (964 millones de dólares) ocupan los tres primeros lugares.

DATOS: Información estadística y arancelaría de México

En esta lista, tampoco Bélgica (262.2 millones de dólares) está dentro de los primeros lugares. De esta forma, es probable que la razón de la visita sea de carácter político.

En el caso de China, quien es nuestro principal socio económico en Asia y con el cual tenemos un déficit en nuestra balanza comercial de alrededor de -9,355.7 millones de dólares en el 2012, adelanto que la cancillería se ha percatado que antes de darle paso a una formalización de nuestra relación comercial mediante un Acuerdo o Tratado de Libre Comercio o Asociación Económica, se debe de tejer (o restablecer) una relación política de alto nivel que genere confianza y siente las bases sólidas para dar el siguiente paso, hacia la profundización de la relación que ya se hizo con Japón, con quien firmamos un Acuerdo de Asociación Económica en el 2004 y que entró en vigor a partir del 1 de abril del 2005, y el cual, considero, no ha sido aprovechado al cien por ciento.

LEER: lo que preveía el equipo de EPN en materia de relaciones exteriores

Tan solo en el año 2012 tuvimos un déficit comercial con ellos de alrededor de -3,661.9 millones de dólares, y las cuotas que amparan el Acuerdo no se llenan y la mayoría del empresariado prefiere enfocarse a los mercados tradicionales por la complejidad del mercado de ese país.

He aquí la oportunidad tanto en China como con Japón.

Ante este cambio en la estrategia geopolítica tanto para Asia como para Europa, me parece, se debe de reforzar mediante un proceso de acompañamiento, en donde se parta de la gran cantidad de diagnósticos realizados por los centros de investigación y en enseñanza, en combinación con la ejecución política-económica de los operadores adecuados (especialistas con experiencia probada en cada materia a negociar).

Sin duda, la experiencia y talento del Servicio Exterior de México será fundamental. Esto, aunado a una alineación de los intereses de las instancias gubernamentales y del sector privado, ayudaría a que el interés nacional, primero, se identifique, y posteriormente, se cumpla mediante una estrategia integral en la que los cómos de la operación/ejecución queden claros.

De lo contrario, los foros de consulta y los viajes al exterior quedarán solo en eso. 

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Adolfo Laborde.

Ahora ve