OPINIÓN: Justin Bieber, ¿no es tiempo de guardar un poco de silencio?

El intérprete está a tiempo de tomar la decisión correcta y enderezar su camino hacia el estrellato, ya como un adulto
Justin Bieber
Autor: Dean Obeidallah, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado, es comediante político y comentarista frecuente en varias cadenas de televisión, entre ellas CNN. Edita el blog de política The Dean’s Report y es uno de los conductores del nuevo podcast de CNN: "The Big Three", en el que analiza las tres historias más importantes de la semana. Síguelo en Twitter: @deanofcomedy

(CNN) — Justo cuando piensas que Justin Bieber, la superestrella adolescente, no puede hacer algo más tonto, dice o hace algo que te deja pasmado. Bieber está logrando lo imposible: está haciendo que Lindsey Lohan se vea bien.

¿Qué hizo Bieber ahora? Bueno, el fin de semana pasado visitó la casa de Ana Frank, en Ámsterdam. Este museo está dedicado a la memoria de Ana Frank, cuya crónica de los esfuerzos de su familia para esconderse de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial se transformaría en el Diario de Ana Frank.

Bieber terminó su visita y escribió en el libro de visitantes del memorial del Holocausto: "Venir fue muy inspirador. Ana era una chica grandiosa. Desearía que hubiera sido una belieber".

Para quienes se preguntan de qué estaba hablando, "belieber" es una palabra que se usa para describir a una de las devotas fans de Bieber. Al parecer, la visita de Bieber a este memorial del Holocausto le inspiró el deseo de que Ana Frank hubiera sido fan de su música. Tal vez haya redefinido la palabra "narcisista".

Pero detrás de todo esto hay esperanza. Algunos de sus jóvenes fans tuitearon que nunca habían oído hablar de Ana Frank. En consecuencia, la controversia que rodeó sus comentarios, aparentemente generó consciencia acerca de los horrores del Holocausto entre los jóvenes que no sabían nada acerca de ello. La Casa de Ana Frank alabó la visita de Bieber. Estaban siendo amables.

Sin embargo, Bieber necesita dejar de hablar por un tiempo. No quiero decir eso como si fuera alguien que siente cierto nivel de desagrado por el cantante adolescente. De hecho, en mayo escribí un artículo para CNN en el que defendí y me identifiqué con Bieber cuando tuvo un altercado con los paparazzi.

Pero eso fue hace casi un año. Desde entonces, Bieber se ha vuelto insoportable.

Tan solo en el último mes, hemos visto a Bieber en un video en el que sus guardaespaldas lo sujetan mientras realiza obscenidades y amenaza a los paparazzi con atacarlos físicamente. Supuestamente, también escupió en el rostro de uno de sus vecinos y lo amenazó luego de que este se quejara de que Bieber estaba conduciendo su Ferrari a 160 kilómetros por hora dentro de su residencial.

En marzo, vimos a Bieber salir a toda prisa de su fiesta de cumpleaños, diciendo que era "el peor cumpleaños", como si fuera un niño malcriado. Luego, se presentó casi una hora tarde en su concierto en Londres. En enero, surgieron fotos de Bieber fumando lo que según el sitio web TMZ era mariguana con su amigo, el rapero Lil Twist.

Entiendo. Bieber quiere que el mundo sepa que ya no es un niño. Así que decidió seguir el camino del "tipo rudo".

Sin embargo, Bieber nunca será el tipo duro que quiere ser. ¿Por qué? Para empezar, es canadiense. Cuando piensas en Canadá, piensas en personas amables y sumamente educadas, no en matones.

En segundo lugar, Bieber mide 1.68 metros y pesa 59 kilos. Esas medidas dicen "jinete de carreras" y no tipo temible. (Claro, el actor Joe Pesci mide sólo 1.55 metros y es conocido como un tipo rudo, pero Pesci es siciliano y nació en Newark, Nueva Jersey, no en London, Ontario).

Bieber claramente va siguiendo el camino de muchas estrellas infantiles desesperadas por hacer la transición a estrella adulta. Pero sus actos no lo están llevando hacia allá, sino que lo está volviéndose objeto de burlas.

Tiene algunas opciones. Podría simplemente retirarse y disfrutar de su riqueza. Se calcula que tiene una fortuna de 100 millones de dólares. No está mal para un chico de 19 años… de Canadá. Pero no es probable que Bieber siga ese camino. La otra opción es evitar el destino de otras estrellas adolescentes que han terminado tras las rejas o peor en su travesía hacia la adultez.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En vez de eso, podría seguir el ejemplo de otro Justin: Justin Timberlake. Él también fue una estrella joven, primero en el Club de Mickey Mouse y luego en la famosa banda de chicos, 'N Sync. Timberlake no trató de ser algo que no es. Siguió haciendo música y luego hizo una transición exitosa hacia la actuación. Este es el momento decisivo para Justin Bieber. Puede ser un Timberlake o una historia de advertencia que los padres contarán a sus hijos cuando quieran ser parte del mundo del espectáculo. ¿Qué va a decidir?

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Dean Obeidallah.

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×