Los herederos de Google Reader

La desaparición del popular lector de RSS servirá a otras herramientas similares para despuntar; compartir noticias no es la razón del éxito de este servicio, sino la útil gestión del tiempo.
rss  (Foto: Getty)
Heather Muse
FORTUNE -

En cierto modo, parece que la muerte de Google Reader tuvo un efecto hidra: destruye un lector RSS y varios más nacerán en su lugar: Feedly, AOL Reader y Digg Reader, entre otros.

Como señala mi colega Ryan Bradley, el aspecto social de Google Reader era uno de sus rasgos más atractivos. Cuando Google canceló las funciones para compartir de Reader y se las llevó a Google+ aniquiló su rasgo comunitario, que atraía a muchos de sus usuarios principales. Y aunque todavía echo de menos la funcionalidad para compartir y el aspecto social de Google Reader, sé que Twitter, Facebook, Tumblr y las plataformas denominadas dark social (donde el contenido se comparte fuera de las redes sociales como el correo electrónico y el chat) pueden atenuar ese picor comunicativo. La verdadera razón por la que la hidra RSS está brotando es debido al time shifting, la funcionalidad del tiempo diferido.

Para los adictos a la información, los lectores RSS tienen un valor incalculable. Twitter funciona como un flujo puro: si te ausentas una hora, vas a perderte de mucho, y tratar de peinar los archivos es un ejercicio inútil. Pero el formato RSS te permite alejarte, volver y navegar. Claro, hay veces en que los usuarios tienen que declarar una "quiebra RSS" y marcar como leídos los más de 1000 temas no leídos sin revisarlos, pero la mayoría de las veces uno puede ponerse al día con las noticias diarias, ojear los titulares y leer a un ritmo más pausado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, está la ventaja de que RSS "jamás olvida" un post. Si alguien publicó o posteó algo en un blog y luego lo elimina, a menudo el contenido borrado permanece en RSS, otro recordatorio de que una vez que algo llega a Internet, se queda ahí para siempre. Por eso celebro que estas compañías recojan la estafeta que dejó Google Reader. Mi elección para sustituirlo es Feedly. La razón es porque, si soy honesto, la vista "Titles Only" de Feedly imita perfectamente la de Google Reader. Fue fácil importar mis feeds, y las versiones móviles son estupendas.

Ahora puedo seguir con lo mío: ojear toneladas de información de forma rápida y eficiente mientras maldigo cuando un sitio únicamente publica un video sin texto descriptivo debajo, ¡cómo detesto cuando eso pasa!

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×