Y el sustituto de Ben Bernanke será...

La elección de Larry Summers o Janet Yellen se reduce a un recuento de apoyos, dice Stephen Gandel; la decisión se puede predecir al ver el perfil de quiénes se han pronunciado por alguno de ellos.
fed5  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

¿Quién será el próximo jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) : ¿Larry Summers o Janet Yellen? Yo tengo la respuesta. En serio.

¿Cómo lo sé? Porque, como ustedes saben, predecir quién será el próximo presidente de la Fed es fácil.

En noviembre de 2004, Associated Press dijo que había tres economistas que estaban en condiciones de sustituir al entonces jefe de la Fed, Alan Greenspan, ninguno de los cuales era Ben Bernanke. El artículo llamaba a Bernanke un "caballo negro". En diciembre, el New York Times dijo que Glenn Hubbard, un economista de la Universidad de Columbia y exasesor de George W. Bush era el candidato obvio.

En enero, en The New York Times, Paul Krugman colocó a Bernanke como una posibilidad, pero solo porque el economista de Harvard, Martin Feldstein era duramente atacado por los republicanos, por haber criticado una vez a Ronald Reagan. Pero Feldstein estaba de nuevo al frente en mayo, según Businessweek.

El propio Justin Fox, de Fortune, escribió en octubre, poco antes de que Bernanke fuera finalmente elegido, que realmente no importaba quién reemplazaría a Greenspan. La llamada gran moderación -existía esta idea de que las recesiones profundas eran cosa del pasado- y los avances en la teoría económica prácticamente habían colocado a las políticas de la Fed en piloto automático. Fox escribió: "Ser presidente de la Fed ya no es tan difícil". ¿Qué te parece eso de estar por encima de la contienda?

No voy a cometer el mismo error, por lo cual he puesto mucho esfuerzo en predeterminar sin duda alguna quién obtendrá el máximo cargo en la Fed.

De acuerdo con un análisis superficial de la labor de otros periodistas, parece que Yellen hizo un buen trabajo al advertir sobre la burbuja inmobiliaria. Summers hizo un buen trabajo al responder a ella cuando estalló, aunque algunas personas dicen que su presión por desregular los mercados financieros cuando era secretario del Tesoro, en la década de 1990, causó los problemas. Así que, ventaja para Yellen, supongo.

Yellen es una de los creadoras de la flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) -el programa de estímulo de compra de bonos insignia de la Fed- que ha bajado las tasas de interés y ha impulsado a las plazas bursátiles. El mercado de la vivienda y el préstamo a negocios también han subido. Y no ha causado una hiperinflación como algunos temían que sucediera.

Summers, por su parte, ha vapuleado repetidamente al QE, alternando entre decir que no hace nada y exponer los desastres que podría causar. Sin embargo, sus partidarios dicen que él estaría completamente a favor de seguir la QE si llegara a ser nombrado presidente del Banco Central. Así que, punto para Summers por su flexibilidad.

Yellen es un creadora de consensos. Summers está dispuesto a herir susceptibilidades e ir en contra de la corriente. Punto. Punto.

Pero, por supuesto, nada de eso importa. Lo que realmente importa es quién los respalda. Así que, lo que realmente necesitas saber para estar en condiciones de determinar, como yo lo he hecho, quién será el próximo jefe de la Fed es el recuento de los economistas, exfuncionarios de Gobierno, políticos y simples chismosos ordinarios que hasta ahora se han declarado a favor o en contra de Summers o Yellen.

Los economistas están abrumadoramente a favor de Yellen, especialmente las de sexo femenino. Pero lo que hemos aprendido de la crisis financiera, y algo que es dogma en Washington, es que los economistas a menudo no saben de lo que están hablando, sobre todo cuando se trata de economía.

Lo que realmente importa es quién se ha declarado a favor de Summers frente a Yellen, no cuántos. Aquí es donde mi análisis científico, cuantitativo y regresivo entra en juego: tomé a todos los seguidores de Summers y Yellen, y les di una puntuación de influencia. Las puntuaciones van del 1 al 0.

Le di el presidente Obama, por ejemplo, la mayor puntuación de influencia de 1 -él toma la decisión, después de todo- y por lo menos por ahora, parece estar en la esquina de Summers. Los exfuncionarios de Obama consiguieron puntajes relativamente altos. Los economistas recibieron menores puntuaciones de influencia cuanto más lejos estuvieran geográficamente de Washington, porque eso tiene sentido.

Los periodistas, como siempre, estuvieron cerca del fondo. Ron Paul, si hubiera respondido a mi llamada, habría obtenido una puntuación de influencia de 0, porque asumo que su respuesta para la pregnta "¿Quién debería ser el sucesor de Bernanke?" hubiera sido nadie.

Entonces introduje todos esos números en Excel, que sabemos que es infalible, y esto es lo que obtuve: el próximo jefe de la Fed será Larry Summers, quien obtuvo una puntuación de 4.9. Pero fue por un margen cerrado. La cifra final de Yellen fue de 4.7. Felicidades, Larry. Llámame.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

Screen Shot 2013-08-07 at 11.27.03 AM

   

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×