EU, atado por sus políticas fiscales

Si no hay un alza en endeudamiento, debe priorizarse entre los acreedores, dice Rudolph Penner; sin embargo, expertos recomiendan ordenar los pagos en función de su vencimiento.
DOLARES RESERVAS  (Foto: Getty)
Rudolph Penner*

Durante un tiempo trabajé ofreciendo asesoría técnica a los gobiernos sobre sus presupuestos. Imagínate: un estadounidense dando consejos a otros países en materia presupuestaria. No es de extrañar que no me hicieran mucho caso.

Muchos países pobres encaran también un límite o tope de endeudamiento. Y no porque tienen una estúpida ley como la nuestra que no les permite pagar el gasto que ellos mismos autorizaron. Están limitados porque, en algún punto, los mercados internacionales de capitales se negarán a prestarles a unas tasas de interés razonables, toda vez que los posibles inversores no están seguros de que se les pague el préstamo.

A menudo, los países que enfrentan dichos límites no quieren admitirlo. Preparan un presupuesto utilizando presunciones económicas altamente optimistas que implican un presupuesto equilibrado. De esta manera pueden posponer la necesidad de limitar el gasto o aumentar los impuestos.

Sin embargo, si los ingresos prometidos no aparecen, están en serios problemas.

Hace veinte años, Ucrania se enfrentó a una situación tan extrema que el Gobierno sólo podía gastar en un día lo que ingresaba en el mismo día. Así que cada mañana, el ministro de finanzas de Ucrania se reunía con sus colegas y decidía cuáles facturas pagar y cuáles no. No es un panorama bonito ¿cierto?

Egipto, bajo Hosni Mubarak, no encaró una situación tan extrema. No obstante, el país con frecuencia se veía incapacitado para pagar todas sus cuentas.

No es inusual que los países pobres tengan obligaciones sin pagar. Cuando ocurre, los funcionarios se ven tentados a pagar lo que adeudan a sus amigos políticos y olvidan las facturas pendientes de sus enemigos políticos.

Estados Unidos no es Ucrania ni Egipto. Pero si el Congreso no aumenta el límite de la deuda, nos meteremos en un lío fiscal que nosotros mismos hemos buscado.

A detalle: Congreso de EU, con el tiempo en contra

Para evitar un incumplimiento o default formal, probablemente seguiremos pagando los intereses de la deuda antigua. Y sin la capacidad de endeudarse más, el Departamento del Tesoro podría pagar cuentas y realizar otras erogaciones sólo cuando recaudara suficientes ingresos de los contribuyentes y de otras fuentes.

La Cámara de Representantes aprobó una propuesta de ley para establecer prioridades entre los acreedores del Gobierno, tales como garantizar que los beneficiarios del Seguro Social reciban su pago a tiempo.

Pero el Bipartisan Policy Center (BPC) ha cuestionado esta estrategia. Esta organización cree que se necesitaría mucho tiempo para reprogramar las computadoras del Gobierno a fin de ejecutar los pagos según establezcan las prioridades específicas.

El BPC considera que es más práctico ordenar las facturas y otros pagos requeridos según su vencimiento, y luego pagarlas cuando los fondos necesarios estén disponibles.

Por desgracia, los retrasos en los pagos se alargarían rápidamente. Pero el proceso se mantendría libre de favoritismo político y corrupción.

Pero ahora que Estados Unidos se acerca a las prácticas presupuestarias del tercer mundo, ¿alguien sabe qué sucederá después?

*Rudolph G. Penner es miembro del Urban Institute y ex director de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×