OPINIÓN: El Metro, clave para el transporte del DF, pero no lo es todo...

El metro de la Ciudad de México debería ser visto por las autoridades como parte de un Sistema Integrado de transporte
metro df ciudad de méxico  metro
Autor: Roberto Remes Tello de Meneses | Otra fuente: 1

Nota del editor: Roberto Remes Tello de Meneses es especialista en políticas públicas de ciudad. Ha sido director de transporte público delInstitute for Transportation and Development Policy (ITDP) en México, consultor y coordinador general de Movilidad de la Delegación Miguel Hidalgo. Actualmente se desempeña como Director de la firma Remes, Farill, Ciudad. Síguelo en su cuenta de Twitter: @GoberRemes

(CNNMéxico) — El metro de la Ciudad de México no es, como quizá muchos piensen, la columna vertebral del transporte de la ciudad.

Dicha referencia me resulta una frase que poco coincide con la realidad: el metro de la Ciudad de México representa solo el 13.6% de los 30.6 millones de viajes que se realizan cada día en la Zona Metropolitana, de acuerdo con un reporte del gobierno del DF y el Estado de México de 2007

La columna vertebral del transporte de la Ciudad de México son en realidad los servicios llamados "colectivos", que representan el 46.2% de ese total. Sin embargo, en términos de presupuesto, la realidad es muy distinta: el Sistema de Transporte Colectivo Metro sí es la columna vertebral de los egresos del Gobierno del Distrito Federal: 12,748 millones de pesos, el 8.8% del total de 144 mil millones. No todo ese gasto es subsidio, entran a las arcas del metro unos 4,300 millones de pesos por venta de boletos cada año, más los llamados "otros ingresos", entre los cuales se encuentran la renta de locales y de espacios publicitarios.

El metro recibe cada año unos 1,430 millones de pasajeros con boleto pagado y su costo de operación es de unos 18,100 millones de pesos al año, considerando factores como la depreciación de los activos. Es decir, el costo es de 12.65 pesos por usuario con boleto pagado y un tanto superior, considerando el resto de los usuarios (en 2012 las exenciones de pago representaron el 9.4%, con lo que la cifra total sería de 13.96 pesos por viaje). El metro estima su costo de operación, con cifras del 2012, en 10.50 pesos.En cualquiera de los casos, queda claro que la tarifa está muy lejos de cubrir las necesidades del organismo y es el más barato del mundo.

El metro afirma que "el subsidio que se les brindó a los pasajeros representó un monto no ingresado por 10,927.5 millones de pesos, y es aquí donde debemos hacer el alto y preguntarnos ¿Dónde están mejor puestos esos casi 11 mil millones de pesos?

Ante la posibilidad de concretar un aumento a la tarifa del metro, el Sistema de Transporte Colectivo Metro ha ofrecido llevar a cabo importantes inversiones para mejorar la calidad del servicio.

La propuesta es generosa: adquisición de trenes para las líneas 1 y 12, mantenimiento mayor a trenes de la línea 2, contratación de 1,200 policías para evitar el ambulantaje, sustitución de escaleras eléctricas, modernización de la línea 1 del metro, recuperación de trenes abandonados, mejoras al sistema de frenado, renivelación de vías, mejoras a la ventilación de trenes, modernización de torniquetes, entre otras acciones.

De estas acciones propuestas por el gobierno local destacan, a mi juicio, tres:

1. Supresión del pago por transbordo hacia la línea A en Pantitlán.

2. "Si decides que sí, éste será el único aumento en el sexenio".

3. La omisión total a hacer accesible a personas con discapacidad el servicio del metro.

Reflexiono sobre estas tres porque me parece que si el metro quiere incrementar ingresos, resulta curioso su aceptación a perder 200 mil pagos diarios en el único transbordo que se cobra hoy día, es decir, un millón de pesos diarios con el aumento, más de 300 millones al año.

En el Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018 se hace referencia al objetivo de crear el Sistema Integrado de Transporte Público. Este sistema consiste en que todos los modos de transporte son vistos como parte de un sistema, es decir, articulan sus acciones y políticas en forma cooperativa. El incremento en el metro no parece estar hablando con el resto de los servicios de transporte.

La generosa oferta a cambio del incremento tarifario deja claro que se seguirá manteniendo un subsidio muy alto a la operación del metro. Vuelvo entonces a reflexionar ¿Dónde están mejor puestos los 11 mil millones de pesos del subsidio? y miro hacia el dato: la mayoría de los usuarios se transporta en colectivos, un transporte irregular, con elevada siniestralidad y que no recibe un subsidio a la operación.

Independientemente de que los proyectos que ejecutará el metro para mejorar su servicio son fundamentales, en el fondo lo que tenemos es la asignación de un gran subsidio a una minoría de usuarios y una mayoría que queda excluida del subsidio por no utilizar el metro. En teoría el subsidio busca beneficiar a la población vulnerable, pero en el caso de las personas con discapacidad quedan fuera de toda estrategia del propio organismo.

La oferta de no volver a aumentar el metro en 5 años en realidad funciona como un rechazo del propio metro a vincularse con los demás modos de transporte. Al crearse un Sistema Integrado, un aumento para integrar los transbordos a otros modos debería ser bienvenido por una buena parte de los usuarios. Sin embargo, el metro solo piensa en sus transbordos internos, al eliminar el pago por transbordo en Pantitlán.

Simpatizo con el aumento y simpatizo con las acciones consecuencia de dicho aumento, me parece que son necesarias y que hace bien el Gobierno del Distrito Federal en seguir manteniendo el subsidio al metro. Sin embargo, el incremento me sigue confirmando la ausencia de una política de precios en el transporte público de la Ciudad de México con miras a que el subsidio llegue esencialmente a quienes lo necesitan, lo cual tendría que incluir a usuarios del transporte concesionado (los que la Encuesta Origen Destino refiere como "colectivos").

Por último, valdría la pena mencionar que el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, debería instruir al metro para que sus acciones converjan con el Sistema Integrado de Transporte que su programa de gobierno enarbola. No debería renunciar a la posibilidad de otro aumento, si a cambio se ofrece al usuario, por ejemplo, transbordos gratuitos a los autobuses de la empresa gubernamental Red de Transporte de Pasajeros (RTP) o al servicio de trolebús, algo que contribuirá a conformar ese prometido Sistema Integrado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Roberto Remes Tello de Meneses. 

Ahora ve
A un mes del sismo del 19 de septiembre, la herida sigue abierta
No te pierdas
×