OPINIÓN: ¿Perfeccionista?, la complicación de ser obsesivo compulsivo

Hay actividades que realizamos a diario que podrían parecer poco importantes, pero el problema es cuando quieres que sea impecable
salud obsesivo compulsivo  limpieza
Autor: Feggy Ostrosky | Otra fuente: 1

Nota del editor: Feggy Ostrosky es licenciada en Psicología y doctora en Biomedicina por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue fundadora de la Sociedad Mexicana de Neuropsicología y es miembro de la Junta de gobierno de la Sociedad Internacional de Neuropsicología. Es columnista de la revista QUO que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc.

(QUO)  Todos tenemos manías, preocupaciones o pensamientos incesantes.

Revisamos varias veces si cerramos la puerta de la casa, si apagamos el gas, si cerramos la llave del agua. O mantenemos un perfecto orden para determinadas cosas. Todas esas actividades no representan un problema a menos que ya no las podamos controlar y nos hagan actuar de manera compulsiva y repetitiva.

Pero si a pesar de estar conscientes de lo absurdo e irracional de estos pensamientos y conductas, seguimos llevando a cabo esas mismas acciones para sentirnos "seguros y tranquilos", entonces podríamos decir que se trata de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Para mucha gente ese tipo de pensamientos constituye un verdadero problema, ya que generan ansiedad, además de que dificultan o incapacitan para tener una vida normal; incluso, pueden desencadenar una depresión.

Las personas que padecen TOC son perfeccionistas hasta la exageración, se preocupan por los detalles y no son capaces de tomar decisiones. Intentan mantener una sensación de control, sin embargo, su excesiva atención a las reglas, los detalles o los protocolos los llevan a tener conductas estereotipadas y gravemente marcadas para la sociedad. Entre las obsesiones y compulsiones más comunes se encuentran el orden, ya que para calmar la ansiedad se sienten obligadas a tener todo organizado y a colocar los objetos de acuerdo a un determinado patrón, ya sea por colores, tamaños, formas o guardando cierta simetría.

La limpieza podría ser una de estas manías. Hay quienes se sienten atormentados por la idea de contraer enfermedades al tocar cualquier cosa; por ello, tienden a lavarse con frecuencia las manos, bañarse, lavar la ropa, etcétera.

¿Que pasa en el cerebro? Se ha postulado que en la cabeza de los pacientes con TOC se dispara un circuito de actividad neuronal que incluye al núcleo caudado, la corteza orbitofrontal y el cíngulo anterior. La activación de esta red neuronal produce una "urgencia para hacer algo", un sentimiento de que "algo malo va suceder" y fijación en "el sentimiento de intranquilidad" por no llevar a cabo la acción.

Una vez que el TOC es diagnosticado es necesario un tratamiento con fármacos y terapia psicológica que permita exponer el pensamiento, objeto o situación a la que le teme ya sea de manera real o imaginaria sin la necesidad de realizar las conductas rituales que los tranquilizan.

Así comienza a disminuir la ansiedad, los fármacos mantienen un estado de normalidad en la función cerebral y se consigue eliminar el origen de la ansiedad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Feggy Ostrosky.

Este artículo fue publicado en la edición de noviembre de 2013 de la revista QUO, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×