OPINIÓN: ¿Año Nuevo?, no esperes, mejor empieza tu dieta en Nochebuena

Las fiestas decembrinas son una época en la que la gente suele subir de peso, pero también puede servir para lo contrario...
cena navidad  cena navidad
Autor: Raquel Pérez de León | Otra fuente: 1

Nota del editor. Raquel Pérez de León García es egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE. Maestra en Nutrición Deportiva por la Universidad del Valle de México y Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Síguela en Twitter: @raq_nutriologa

(CNNMéxico) — Si dentro de tus propósitos para el próximo año está el bajar de peso, la Navidad no tiene por qué limitarte.

Es cierto que la gente sube de peso en estas fiestas, sin embargo, si quieres comenzar con un plan de alimentación saludable, no hay fecha ni momento que pueda impedirlo. El punto está en saber equilibrar y combinar los alimentos, así como las porciones.

Realmente la comida navideña no tiene por qué ser engordadora. Entonces, ¿cuál es la causa del aumento de peso? La respuesta está en cuánto comemos y bebemos, y cómo lo hacemos. Si todo el año has llevado una dieta correcta y has aprendido a comer bien, no tendrás ningún problema. El esfuerzo que te ha llevado a alcanzar tus objetivos puede no valer nada si pierdes la motivación en diciembre.

Algunos tips para mantener la línea en temporada navideña:

Prepárate. Si sabes que tendrás una cena, asegúrate de que tanto el desayuno como la comida sean saludables. Consumir algún refrigerio antes de llegar a tu reunión impedirá que llegues con demasiada hambre, termines con toda la botana y comas de más.

No te saltes la verdura. Las frutas y verduras, por la cantidad de fibra que contienen, nos dan saciedad. Empieza siempre con la ensalada o verdura y te sentirás satisfecho más pronto.

Lo que más nos afecta son los carbohidratos. Pasta, papa, arroz, pan, refrescos y los postres, son alimentos que contienen altas cantidades de hidratos de carbono, mejor conocidos como carbohidratos, cuya función principal es aportar energía al organismo. Sin embargo, el cuerpo tiene una capacidad muy limitada de almacenamiento y más cuando no hacemos ejercicio; generalmente el exceso de lo que comemos se almacena en nuestro cuerpo en forma de grasa corporal, así que mejor modera tus porciones.

Prueba de todo, cuidando las cantidades. Recuerda que no es malo salirte un poco de la dieta en una comida, te afecta cuando comes en exceso en las tres comidas del día. Antes de todo, valora tus opciones, ¿cuál es la más saludable y cuál se te antoja más? Elige lo que vale la pena y lo que sabes que disfrutarás; puede ser que no sea el platillo más "light", así que modera tu porción.

Alcohol: no le añadas más calorías. En esta época nunca faltan los brindis. Toma en cuenta que para controlar tu peso, las bebidas que debes evitar son la cerveza, coñac, ron y brandy. Cuando tengas opción de elegir, prefiere alguna otra y que sea sin refresco, mejor con agua mineral, por ejemplo: tequila, whisky, vodka y vino. 

Aprovecha para hacer ejercicio. Si no haces ejercicio, esta es una buena temporada para adquirir el hábito y que empieces el año de una manera activa. Recuerda que además de ayudarnos a controlar el peso y compensar si nos excedimos en alguna comida, la actividad física nos da salud y ayuda a controlar el estrés. Si quieres bienestar físico, emocional y mental para el próximo 2014 es mejor que comiences ahora.

Prepara tu cena de Nochebuena de manera saludable

Bacalao. Contiene proteínas de alta cantidad, con muy bajo aporte de grasa. El jitomate aporta licopeno que brinda propiedades antioxidantes y preventivas. Las aceitunas, con su contenido de grasas saludables, vitamina A y E, le dan sabor a la comida. La papa tiene altas cantidades de hidratos de carbono, junto con el bolillo con que lo acompañamos. Puedes eliminar estos últimos y tendrás un platillo totalmente sano.

Romeritos. Aportan fibra en buena cantidad y, al igual que los nopales, te darán saciedad. En lugar de incluir las tortas de camarón capeadas, puedes intentar sustituirlas por simples camarones, si te gustan. Por el mole no hay que preocuparse.

Pierna o lomo navideños. Contienen proteínas animales de alta calidad. Existe cierto temor a la carne de cerdo, sin embargo, dependiendo del corte, puede ser igual de saludable que el pollo o el pescado. De hecho, el lomo es de las partes que menos cantidad de grasa tienen. Si los preparas al horno o adobados serán mucho más saludables que si los haces rellenos.

Pavo. El pavo es una carne muy baja en grasa, por lo que es muy buena opción. El relleno puede ser un poco calórico y además contiene frutas, lo cual hace más difícil la digestión de las proteínas. Consume una cantidad pequeña.

Ensalada noche buena. El betabel es una verdura que aporta hidratos de carbono, por lo que debes moderar la porción si quieres controlar tu peso. Prepárala sin azúcar para evitar calorías extra a tu cena.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No olvides que la Navidad es una fecha especial para compartir. Disfruta de tus alimentos, come despacio, tranquilo y solo lo suficiente, no comas por comer.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Raquel Pérez de León.

Ahora ve
La mascota de Emmanuel Macron lo sonroja en plena reunión oficial
No te pierdas
×