OPINIÓN: El sexo después de una pérdida, enfermedad o infidelidad

Existen algunas situaciones que podrían lastimar severamente los momentos íntimos en pareja, pero sanar no es imposible
pareja sexo vida sexual  pareja
Autor: Iris Krasnow, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: El libro de Iris Kransow, Sex After... Women Share How Intimacy Changes as Life Changes(El sexo después... las mujeres comparten cómo cambia la intimidad a medida que la vida cambia) fue recientemente lanzado por Gotham Books. Es profesora en la Universidad Americana de Estados Unidos, donde enseña cursos de periodismo y estudios de mujeres.

(CNN) — En los últimos dos años, analicé las relaciones íntimas de 150 mujeres, de entre 20 y 90 años de edad, para mi nuevo libro, Sex After… Women Share How Intimacy Changes as Life Changes (El sexo después… las mujeres comparten cómo cambia la intimidad a medida que la vida cambia). A través del relato llevo a los lectores desde los deseos sexuales de luna de miel hasta el sexo tibio de la mediana edad y algo de sexo sorprendentemente estimulante en la vejez.

Muchas de mis participantes describen romances fáciles y sexys; otras trabajan para superar obstáculos emocionales y físicos. Aquí están las muestras de algunas de esas historias de amor severo.

Depresión posparto

Entre el 10 y el 15% de las mujeres desarrollan depresión posparto que afecta el deseo sexual y puede causar grietas serias en un matrimonio joven.

La lucha de la psicóloga de Texas en Estados Unidos, Christine Hall, contra la depresión después del parto la llevó a crear una práctica de especialidad en el tratamiento de clientas con trastornos posparto en el estado de ánimo. La propia depresión de Hall fue tan grave que por un instante consideró suicidarse.

Con la ayuda de un esposo que la apoyó, terapia y antidepresivos, se recuperó. Aquí está un fragmento de nuestra entrevista que aparece en el capítulo Sex After Baby (El sexo después del bebé):

"Veo en mi práctica que el sexo en realidad puede causar mucha distancia entre la pareja. El esposo piensa, 'está bien, el obstetra dijo que podríamos tener sexo después de seis semanas. Hagámoslo, cariño'. Y la nueva mamá me dice, 'oh por Dios, no puedo hacer esto todavía. Todavía tengo sobrepeso, estoy triste y no estoy lista para tener a alguien cerca de mí; ¡más que a mi bebé!'".

"Les cuento mi propia historia, hay esperanza; estoy en un lugar realmente bueno ahora. Pasas de no sentirte sexy en lo absoluto a intentar hacer entender a tu pareja, de decir 'oye estos no son tus senos ahora' a sentir 'oye estoy lista, hagámoslo'.

"Solo es una pierna"

El esposo de Richaela, Derek, fue enviado a Afganistán tres semanas después de su boda. Ella tenía 20 años, y él 22.

Seis meses después, Derek pisó un artefacto explosivo improvisado y perdió parte de la pierna derecha. Para sumarle a la algarabía de esta tragedia, Richaela dio a luz a su hija, Madeline, al principio del tratamiento de Derek en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed de Estados Unidos. Después de un trabajo duro, intenso, para tener intimidad de nuevo, emocional y físicamente, ahora disfrutan de "sexo intenso", me dijo Richaela, y un matrimonio muy resistente.

Aquí está un fragmento de su historia:

"Cuando esto le ocurrió por primera vez a Derek, simplemente me sentí impotente, como si nunca fuera a recuperar a mi esposo. Estaba tan deprimido y enojado, además sufría de trastorno de estrés postraumático. Sentía ganas de dejar mi matrimonio, y era difícil tener intimidad de nuevo. Quería tener sexo, pero con el dolor en su pierna, no podía soportar el peso".

"Una vez que finalmente averiguamos cómo hacerlo, cada vez que terminábamos con un orgasmo, su pierna se sacudía de dolor. Me hacía sentir realmente mal porque decía 'quiero tener sexo contigo', pero lo lastimaba después".

"Honestamente, ya no tenemos sexo en largas sesiones como solíamos hacerlo porque se cansa más rápidamente. Realmente no me importa. ¡Al menos tengo a mi esposo! Llegas a percatarte de que el amor en el matrimonio viene de tantas otras cosas que más allá de lo que nuestros cuerpos pueden hacer".

"Es solo una pierna; vi cosas mucho peores cuando estábamos en Walter Reed. Había muchos hombres sin dos o tres extremidades, además de lesiones en los genitales".

El sexo después del cáncer de mama

Hace cinco años, Sophia fue diagnosticada con cáncer de mama en etapa tres a los 37 años. Le quitaron y reconstruyeron el seno izquierdo, y posteriormente pasó meses de quimioterapia y radiación que la dejaron débil, sin cabello y asustada de que no viviría para ver a sus dos hijos entrar a preescolar.

Bronceada con un vestido corto, hoy Sophia superó el cáncer, y ofrece un mensaje de esperanza a una de cada ocho mujeres estadounidenses que serán afectadas por el cáncer de mama en sus vidas. Aquí está una muestra de nuestra conversación:

"Mi esposo estaba sorprendentemente excitado por mi nuevo aspecto. Era como si pudiera dormir con otra mujer. Aunque no estoy emocionada con cómo se ve mi pecho. Prefiero tener sexo con mi camisa puesta ahora, porque me hace pensar menos en cómo solían ser mis senos".

"Al recuperarse del cáncer, mientras la intimidad física era buena, a menudo sentía como si necesitara más apoyo emocional de él. Y debí pedirlo; esta es una lección que puedo transmitirle a otras mujeres en mi situación. Realmente yo causé el problema, porque en mis esfuerzos para ser fuerte enfrente de los niños y seguir adelante, dejé que mi esposo asumiera que era invencible. Y estaba tan excitado por cuán dura era, esta Mujer Guerrera, no me dejaba ser débil con él".

"En retrospectiva, debí decirle la verdad, que a menudo estaba cansada. Que tenía miedo de que el cáncer regresara. Que era vulnerable y solo necesitaba que me abrazara".

El deseo de la mediana edad

La marca de 15 años en un matrimonio es un momento popular para el divorcio y la infidelidad. Los amoríos que son revelados pueden destruir un matrimonio o abrir líneas de comunicación, ya que el remordimiento lleva al perdón y potencialmente a una unión más honesta. Sin embargo, cada vez más, encuentro que muchas personas que tienen amantes lo hacen en secreto para no causar problemas.

Pamela es una mujer casada, de 53 años y con cinco hijos, que el año pasado se reconectó con el "alma gemela que se le escapó". Ahora son amantes, y está determinada a mantener a ambos hombres en su vida. Esta es parte de su historia en el capítulo Sex After Infidelity (El sexo después de la infidelidad):

"Este antiguo novio fue mi primer amor y mi mayor amante. Y todavía lo es. Sin embargo, no quiero dejar a mi esposo y lastimarlo. Mi matrimonio es bueno".

"Amo a ambos hombres, y escogí quedarme con ambos. Una vida secreta puede ser muy positiva sexualmente si permanece como secreto. Si fuera con el terapeuta, me diría 'escoge'. No puedo escoger. Tengo lo mejor de ambos mundos: tengo la estabilidad y seguridad de mi esposo, una familia intacta para mis hijos, y tengo la pasión que quiero y necesito en mi vida".

El sexo después de enviudar

Mientras investigaba para mi libro, busqué a mujeres mayores cuyos esposos murieron recientemente y fueron sus únicos amantes. Esas viudas que cuidaron a sus esposos a través de largas enfermedades claramente estaban entristecidas, sin embargo, admitieron un poco de alivio. Patricia estuvo casada durante 55 años en lo que describió un "amorío maravilloso". Su esposo tuvo una condición crónica en el corazón durante la mayoría de estos años y finalmente sucumbió a la leucemia.

A los 80 años, encontró consuelo en un viejo amigo de su edad que también perdió a su esposa. Amo la historia de Patricia, aquí expongo una parte de su relato, y las historias esperanzadoras como la suya en el capítulo Giddy Golden Girls (Chicas frívolas de la época dorada) que rompen con los mitos de la pequeña mujer mayor que es frágil y callada.

"Nunca pensé que iba a querer involucrarme con otro hombre. Nuestro amigo Steven me invitaba a salir y decía, 'no estoy lista'. Sin embargo, era muy romántico y persistente. Me enviaba rosas blancas de tallo largo cada dos semanas. Finalmente salí en una cita con él en la víspera de Año Nuevo. Pero todavía tenía miedo de tocar a otro hombre. Se aproximaba la media noche, no me acercaba a él".

"Posteriormente, aproximadamente un año después de que mi esposo murió, Steven me invitó a ir a París con él. Dije, 'está bien, creo que es momento de intentarlo'".

"Mi esposo fue el único hombre con el que dormí, así que tener intimidad con otro hombre era muy aterrador. Sin darte detalles, déjame decirte que las cosas van bien, me siento maravillosa, como una adolescente. El amor, hacer el amor; es tan romántico que es casi electrizante".

"Después de cuidar a alguien tan enfermo durante tantos años, esto es fantástico. Encontrar el amor a mis ochenta y tantos años es como abrir otro mundo que no sabía que podía existir. No solo tengo una pareja de golf y una pareja de vida, sino que la parte del sexo es muy, muy buena. No es 50 sombras de Grey, pero definitivamente es erótico, cálido y hermoso".

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Iris Krasnow.

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×