Galaxy S5, ¿carta ganadora de Samsung?

El nuevo móvil ha conquistado a los inversores pese a tener sólo ligeras mejoras, dice Andrew Nusca; el equipo puede impulsar a la firma en el sector de gama alta sin invertir en publicidad.
galaxy  (Foto: Getty)
Andrew Nusca

Los inversionistas se muestran alcistas con Samsung luego de que el gigante coreano diera a conocer su más reciente teléfono insignia, el Galaxy S5, en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil en Barcelona esta semana. Las acciones de la compañía subieron levemente tras haber caído 13% el año pasado, un hecho importante en virtud de que la capitalización bursátil de la compañía es de alrededor de 182,000 millones de dólares.

El smartphone, que estará disponible en abril, no es una gran innovación. Su cámara ha pasado de 13 a 16 megapixeles, y su batería promete durar un 20% más. Lleva un sensor de huellas dactilares como el modelo estrella de Apple, que salió a la venta en septiembre. Su pantalla Amoled (de matriz activa de diodo orgánico emisor de luz) de 5.1 pulgadas tiene capacidad de alta definición (1080p).

Noticia relacionada: Samsung presenta su quinta ‘galaxia’

Lleva integrado un monitor de ritmo cardiaco. La carcasa tiene una textura parecida a la piel. Y, quizás lo más notable, es resistente al polvo y al agua (30 minutos en agua poco profunda), una mejora bienvenida por todas las personas con dedos descuidados.

Salvo la resistencia al agua, casi todas estas actualizaciones eran esperadas. Tal es la naturaleza de la guerra librada en el mercado de smartphones de alta gama: las unidades ya no se venden gracias a una sola característica “excepcional”, sino más bien a una experiencia superior en todo el conjunto del dispositivo.

Por ejemplo, que el Galaxy S5 tenga un sensor de huellas supone una alternativa para los compradores que no prefieren el iPhone de Apple, pero la función por sí misma no tentará a cambiar de teléfono a quienes están contentos con su dispositivo.

Esta dinámica es una bendición y una maldición para Samsung. Por un lado, significa que el maduro mercado de teléfonos inteligentes en los países occidentales ha evolucionado hasta el punto en el que una sola característica no cambiará la suerte… Una buena noticia en un sector en el que las empresas que compiten comparten proveedores.

Nota relacionada: Los retos del Galaxy S5 de Samsung

Por otro lado significa que la compañía está condenada a aglutinar esos componentes (desde la carcasa de plástico a la pantalla, pasando por el software) de una manera que sea distintiva y preferida por los consumidores.

El precio, un impedimento

La dinámica en los mercados emergentes es muy diferente, sobre todo en China, donde Samsung es líder y Apple cree que puede encontrar crecimiento. Allí, los rivales de la surcoreana son, entre otros, Lenovo, Huawei, ZTE y Xiaomi.

La mayor presión es económica: los teléfonos de bajo costo han comenzado a inundar el mercado, compeliendo a los modelos de gama alta a sumarse a esa carrera cuesta abajo -en términos de precio-. Una perspectiva económica débil para el país complica las cosas, pues reduce el número de compradores dispuestos a cambiar su dispositivo por uno superior. De hecho, el crecimiento que Samsung ha registrado en China se debe mayoritariamente a los dispositivos de gama baja, pero el aura aspiracional alrededor de la marca Samsung también ha tenido parte en ese éxito.

Artículo relacionado: China reduce apetito por smartphones

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La firma tecnológica gastó considerables sumas de dinero en marketing y publicidad para promocionar su anterior smartphone insignia, el Galaxy S4. (De acuerdo con algunas estimaciones, gastó cuatro veces más que Apple y dos veces más que Microsoft en 2012). En ese momento la compañía fue criticada por darle excesivo bombo al teléfono.

Esta vez, con el Galaxy S5, quizá solo tenga que aprovechar ese empuje y mantener estable su cartera de gama alta mientras libra un combate mucho más despiadado en los modelos de categoría inferior.

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×