OPINIÓN: Bieber, no discutas con los abogados

El video de la deposición del cantante se ha hecho viral y ha divertido a todos, particularmente a los juristas
Justin Bieber carcel detenido  Justin Bieber carcel detenido
Autor: Danny Cevallos | Otra fuente: 1

Nota del editor: Danny Cevallos es analista legal de CNN, abogado defensor en materia penal y socio del bufete Cevallos & Wong, que ejerce en Pennsylvania y en las Islas Vírgenes estadounidenses.

(CNN) — Esta semana surgió en internet una deposición en video de Justin Bieber que se hizo viral. A la mayoría nos pareció divertido, especialmente a los abogados (puedes ver una parte aquí). Mientras responde a las preguntas sobre un caso de agresión en el que están involucrados sus guardaespaldas y un fotógrafo, Bieber se muestra elocuente y trata de sortear las preguntas del abogado que lo interroga. Si pudiéramos ver lo que ocurre fuera de cámara, tal vez veríamos al abogado de Bieber negar sutilmente con la cabeza en señal de frustración. El abogado sabe lo que Justin tal vez se niegue a creer: si durante una deposición hablas de cosas triviales con el abogado que te interroga, no haces más que perjudicarte.

Para quienes tienen la suerte de no estar familiarizados con las deposiciones, tal vez pareció que Bieber era una celebridad desafiante durante una entrevista. Pero una deposición no es una entrevista y comportarse como si lo fuera es una invitación a la catástrofe. Bieber cometió varios errores típicos de los principiantes. Esto es lo que debería haber sabido:

¿Qué es una deposición? Rendir declaración en una deposición se parece a declarar en un juicio. Hay abogados, un estenógrafo, preguntas y respuestas. Pero una deposición no es un juicio. En un juicio puedes contar tu historia y convencer al jurado. Por otro lado, una deposición es la única oportunidad que la contraparte tiene de descubrir qué piensas, asentar tu historia por escrito y tenerla lista para golpearte con ella en la cabeza si rindes una declaración contradictoria en un juicio. En general, entre más logren hacerte hablar durante una deposición, más información tendrá la contraparte para usarla en tu contra en un juicio. Un testigo al que le gusta discutir, como Bieber, es el sueño hecho realidad de su oponente.

Sonríe, estás en cámara: La mayoría de las deposiciones no se graban en video. Es costoso y los beneficios no siempre justifican el costo.  Pero los oponentes de Bieber lo quieren en video y que de preferencia trate de lucir bien y que esté listo para discutir. Observen, por ejemplo, cuando responde: "¿Adivina qué? ¿Adivina qué? No recuerdo". Si la deposición solo se hubiera registrado en una transcripción, esa respuesta en papel luciría bastante inocente. Pero si miras la hostilidad que emana en el video y su dramática frase: "No recuerdo", el jurado podría entender: "Convenientemente estoy olvidando las pruebas negativas". Su oponente ganó puntos al hacer que depusiera ante las cámaras.

No puedes contestar si no sabes cuál es la pregunta: Se puede ver que Bieber interrumpe las preguntas para contestar. Un testigo siempre debe esperar a que se haya formulado completamente la pregunta. Primero porque alguien está tecleando las preguntas y respuestas en la transcripción y las interrupciones solo provocan que el texto quede incomprensible. Un testigo solo debería responder a la pregunta que le hicieron para no dar voluntariamente información que ayude a la otra parte. Además, si no se ha terminado de formular la pregunta, un testigo no tiene forma de responder en función de la pregunta que le hicieron… ¡todavía no sabe cuál es la pregunta! ¿Qué es lo mejor que puedes hacer? Esperar a que terminen de hacer la pregunta, hacer una pausa y preguntarte si entendiste la pregunta y si es así, preguntarte si sabes la respuesta. Si la sabes, solo responde a la pregunta que te hicieron.

Las deposiciones no son una plataforma de publicidad: En una deposición nunca pondrás en evidencia a los abogados de la contraparte. No estás allí para demostrar que están equivocados y ganártelos. No van a decirles a sus colegas: "¿Saben qué? Después de escuchar esta historia, creo que estamos del lado equivocado de la justicia en este asunto. Deberíamos recoger nuestras cosas e irnos a casa. Gracias por su tiempo, señor Bieber".

Objetar a la objeción: Se puede escuchar que Bieber advierte al abogado que no haga preguntas sobre temas delicados, como su posible relación con otras celebridades. En otro punto del video interpone su propia objeción (es graciosísimo). Durante una deposición, los abogados hacen las preguntas, no los testigos.

El testigo no decide lo que es relevante: En una deposición, un asunto "relevante" es cualquier cuestión "de la que se crea razonablemente que lleve al descubrimiento de pruebas admisibles". No tiene que ser una prueba admisible, solo una posibilidad de la que se calcule que puede llevar a obtener pruebas admisibles.

Por lo tanto, se puede argumentar que prácticamente cualquier pregunta es apropiada. A Bieber pueden no gustarle las preguntas, pero se arriesgará con el juez si se niega a responder.

Argumentar requiere palabras adicionales: No discutas con el abogado, Justin. Las reglas de la prueba están siempre a favor del abogado y en contra del testigo. Los testigos a menudo son más listos que el abogado, pero las reglas simplemente le dan al abogado una ventaja abrumadora. Es más, la argumentación requiere más palabras que solo responder "sí" o "no".

El oponente de Bieber se beneficia de cada palabra adicional que Bieber pronuncie porque será parte de otra frase respecto de la cual el cantante tendrá que declarar coherentemente en un juicio. Todos sabemos que es casi imposible contar dos veces la misma historia, aunque un buen interrogador hará que las discrepancias menores respecto a una deposición previa hagan parecer que un recuerdo es defectuoso o peor aún, que el testigo es mentiroso.

En un texto, un comentario sarcástico no se entiende como tal: Para que haya sarcasmo se requiere usar palabras que indiquen (sarcásticamente) lo opuesto a lo que quieres decir en realidad. El sarcasmo realmente se nota en la forma en la que dices algo.

Pregunta: ¿Le disparaste al alguacil?

Respuesta: Ah, sí, claro. Le disparé al alguacil.

¿Lo ves? Sin tener el beneficio de la voz y los elementos visuales del sarcasmo, una persona reconoció por escrito haberle disparado al alguacil cuando solo quería ser sarcástico. Devastador.

En gran medida estás solo. El abogado de Bieber interpuso varias objeciones para proteger a su cliente; no obstante, el deponente a menudo siente que sus abogados no se están involucrando lo suficiente. En general, no pueden.

Las reglas del desahogo de pruebas limitan el alcance de las objeciones del abogado de Bieber. Puede interponer una objeción "para que se asiente en el expediente", lo que significa que el juez puede decidir después si la respuesta será admisible en juicio. Claro que ciertas cuestiones están tan fuera del ámbito de la relevancia o de la cortesía que el abogado debe intervenir. Las preguntas sobre las relaciones personales de Bieber podrían entrar en esta categoría porque al parecer exceden los límites.

No fue tan terrible. Para ser justos con Bieber, hizo algunas cosas bien. Fue claro cuando no entendió alguna pregunta. Eso es vital porque si responde a una pregunta que no entiende del todo, el tribunal asumirá que la entendió cuando la respondió. En el video, parece que Bieber realmente piensa en el significado de las preguntas y sus respuestas. Si pudiera eliminar el resto de su comportamiento en algunos aspectos, no sería un mal deponente.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Danny Cevallos.

Ahora ve
Vecinos y voluntarios buscan documentos y recuerdos entre escombros en CDMX
No te pierdas
×