Yuan chino, cada vez más global

El renminbi ha tomado fuerza global gracias a que China es el líder comercial, dice Spencer Lake; conforme se eliminen las barreras para el flujo de capital, el yuan estará a la altura del dólar.
yuan  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A paso lento pero seguro, el yuan (renminbi) se vuelve global. Para que esta divisa sea verdaderamente internacional es necesario extender la red de centros y vinculaciones en el extranjero por todo el mundo.

China ha tratado de fortalecer el papel internacional del yuan como parte de un plan más amplio, cuya meta es lograr una mayor integración financiera con la economía global. El objetivo de establecer al renminbi como una divisa internacional para pagos comerciales –la primera etapa del programa de internacionalización– va por muy buen camino, gracias al impulso que le da la posición de China como la nación con mayor actividad comercial internacional.

En 2013, el 18% del comercio global total de China se pagó en yuan, a comparación del 2% en 2010. El yuan superó al franco suizo al convertirse en la séptima divisa más utilizada para pagos, según la Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (SWIFT).

Consideramos que el yuan bien podría representar el 30% del comercio internacional total de China para finales de 2015, y lograr convertibilidad  total en un plazo de dos a tres años.

En el mercado internacional, el yuan opera con autorización de las autoridades chinas, pero fuera de los controles sobre tipo de cambio, tasa de interés y sobre el capital que las autoridades imponen en el mercado nacional. Estos controles menores ofrecen una mayor flexibilidad de producto y transparencia en los precios, y conforme aumentan las opciones de liquidez disponible, mayores son los incentivos y el alcance para que las empresas e instituciones financieras extranjeras hagan negocios y realicen transacciones financieras en esta moneda.

Entérate: Yuan chino, al top 10 de las divisas

Hong Kong ha sido el área de prueba para la política de internacionalización y todavía es el mayor centro renminbi en el extranjero. Después de una década de desarrollo, Hong Kong representa el 70% de los 1.68 billones de RMB en bonos, certificados de depósito y depósitos bancarios que constituyen la disponibilidad global de renminbi en el extranjero. Esperamos que los depósitos en renminbi representen cerca del 40% del total de depósitos de Hong Kong para 2024, porcentaje que es el 12% en la actualidad.  

China avanza con base en su éxito en Hong Kong y extiende el proyecto. Se establecieron centros de compensación nuevos en Taiwán y Singapur, se concretaron acuerdos para ampliar la red a Londres y Frankfurt, y muchos esperan que en el futuro próximo se agreguen Sydney y Toronto a estas opciones.

Esta expansión es estratégica. El objetivo de Singapur es dar servicio a los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), cuyos depósitos alcanzaron 200,000 millones de RMB (32,300 millones de dólares estadounidenses) a finales del año pasado. Taiwán maneja las transacciones financieras y el comercio entre ambos lados del estrecho, y sus depósitos en yuanes aumentaron a 240,000 millones (38,700 millones de dólares estadounidenses). Pero ambos se encuentran muy lejos de los 890,000 millones de RMB (143,400 millones de dólares) de Hong Kong.

El caso londinense

Con la incorporación de Londres y Frankfurt se amplía el potencial de comercio en tiempo real del yuan. Londres es el mayor centro de cambio de divisas del mundo, y el año pasado se identificó como futuro centro renminbi cuando ICBC, el mayor banco de China, emitió sus primeros valores offshore en la ciudad. Más del 60% de los pagos en yuanes que se efectúan fuera de China (incluido Hong Kong) ya se realizan en Londres.

Consideramos que la función de los centros en el extranjero es complementaria, más que competitiva. La participación de otros mercados del extranjero, en especial los que mantienen vínculos comerciales significativos con China, es de gran importancia. El mercado del Eurodólar, por ejemplo, que se originó en Londres, está formado por varios centros distintos que se conectan mediante vínculos extensos.

Londres se mantiene como un centro importante, mientras que otros centros dan servicio a otras zonas horarias y redes. En conjunto, forman un sistema integrado a través del libre flujo de fondos. Lo mismo puede ocurrir con el yuan.

Artículo relacionado: FMI presionará a Europa por deflación

Conforme aumenta el patrimonio de China y las autoridades toman medidas para liberalizar la moneda y los mercados de capital, los centros financieros de Europa ponen la mira en los inversionistas chinos. Londres es un socio natural de Hong Kong para cubrir las crecientes necesidades de los inversionistas de China que buscan una mayor variedad de mercados e instrumentos. Y es probable que el flujo vaya en ambos sentidos: Londres y Hong Kong podrían compartir sinergias naturales para obtener los fondos para realizar inversiones en China.

El mercado del yuan en el extranjero tiene mucho espacio para crecer. Cerca de un cuarto de los depósitos efectuados en dólares estadounidenses se mantienen en el extranjero: el total de la base de activos en yuanes en el extranjero –bonos, certificados de depósito y depósitos– representa en la actualidad menos del 1% de los depósitos nacionales en yuanes.  

Creemos que la liquidez de la moneda china en el extranjero seguirá en aumento, tanto dentro de cada centro renminbi en el extranjero como en los nuevos que se establezcan en los siguientes años. Los centros nuevos deberían considerarse ampliaciones del mercado extranjero en vez de competencia para Hong Kong, y es probable que la experiencia obtenida gracias a Hong Kong acelere el crecimiento de tales centros renminbi nuevos.

Para que China tenga una moneda verdaderamente global– como corresponde a la segunda mayor economía del mundo, que representa cerca del 12% del producto interno bruto global y el 12% del comercio internacional– el yuan debe ser totalmente convertible.

Aún existen limitaciones para el flujo de fondos entre los mercados extranjero y nacional del yuan. Para fines prácticos, el yuan es totalmente convertible en la cuenta corriente, pero algunos rubros de la cuenta de capital como la inversión directa solo pueden realizarse conforme a cuotas específicas. Zonas experimentales como la Zona Libre de comercio de Shanghái ayudarán a conectar los mercados extranjero y nacional al crear un mayor flujo de inversiones.

El Gobierno chino asumió el compromiso de eliminar regulaciones que distorsionen el mercado, pero el proceso tomará tiempo, puesto que no debe ni puede darse de la noche a la mañana.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Consideramos que, conforme se eliminen las barreras para el flujo de capital, se liberará el tipo de cambio y se permitirá que floten las tasas de interés. Los mercados nacional y extranjero convergirán y el yuan tendrá tanta presencia como el dólar.

*El autor es Director Global de Financiamiento de Capital en HSBC.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×