¿Desde cuándo no tiene una idea absurda?

El pensamiento exponencial es la diferencia entre quedarse inmóvil o innovar: Agustín Mier y Terán; quien no tenga la capacidad para migrar a este pensamiento se rezagará, dice el emprendedor.
emprendedor  (Foto: Getty)
Agustín Mier y Terán G. y Daniel Marcos*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Desde hace cuánto no se le ocurre una idea absurda, descabellada pero que dentro de sí, siente que tiene posibilidades?

El mundo de los negocios y todo lo que contiene se está moviendo a velocidades históricas y cada día vemos que suceden cosas que en otra época serían una locura. Por ejemplo para la comunidad “experta” en tecnología, la compra de Whatsapp por parte de Zuckerberg fue definida como una gran tontería, sobrevaluada, sobredimensionada y demás adjetivos. A principios de año, el fundador de Facebook explicó en el Mobile World Congress de Barcelona, que la compra de Whatsapp fue una ganga y que era un portal para planes muy agresivos de expansión… expansión… expansión.

¿Desde hace cuando no se modernizan las hieleras? Sí, esos bloques de plástico que todos hemos usado alguna vez para guardar una cerveza, refrescos, paletas, en fin, lo que se le ocurra. Todas son iguales: un bloque hueco y tapa que permiten que los hielos se conserven. Por cierto la mayoría son muy aburridos y sin chiste.

Pues para Ryen Greeper esa inmovilidad de un producto, de una industria, ha sido un motor que impulsa su pensamiento exponencial. Firme creyente de que su idea prototípica tenía un gran futuro, creó una hielera que incluye pila recargable, lo que le permite tener una licuadora conectada para hacer cocteles, bocina bluetooth resistente al agua, cargador de USB, luz led para ver el interior en la noche, sistema para jalarlo como maleta, divisiones para meter platos, cubiertos, llantas todo terreno y muchas más cosas para un día de campo. ¿Pero qué tiene de especial este invento? Pues que el emprendedor hizo uso de kickstarter.com y en sólo 12 días ha levantado cerca de 6.3 millones de dólares. La belleza del crowfounding.

Imaginemos sólo un momento cuánto costaría en trámites y explicaciones en un medio tradicional como la banca. ¿Cuánto tardaría el trámite? ¿Qué cara pondría el gerente del banco al ver la solicitud de un joven que tiene una idea y una empresa que seguramente aún no existe? Estamos frente al mundo del pensamiento exponencial. Ese pensamiento que hizo a Mark Zuckerberg tomar la “ganga” de Whatsapp por 19,000 millones de dólares.

En 1965 el creador de Intel, Gordon Moore, decía que cada dos años se duplicaría el número de transistores en un circuito integrado y su tamaño se reduciría considerablemente y dicha ley empírica se ha cumplido desde 1900. Para ejemplo, en 1958 un circuito integrado estaba compuesto por dos transistores, para 1971 el circuito Intel 4004 tenía 2,300 transistores, y en 2012, el circuito Nvidia´s GPU poseía 7.1 billones de transistores. Al día de hoy se dice que una computadora personal tiene la capacidad de procesamiento del cerebro de un ratón, de continuar la tendencia, para 2025 tendremos una computadora con la capacidad de procesamiento del cerebro humano, y de continuar entre 2045 y 2050, una máquina como quiera que se le llame tendrá la capacidad de procesamiento de todos los cerebros del planeta y a ese día se le ha llamado “el día de la singularidad”.

Imaginemos por un momento lo que serán los mercados, los negocios, las transacciones, la movilidad, la vida en si misma. No sabemos cómo será la medicina, la energía, la producción, la educación y la política. Pero el futuro es inminente.

En una entrevista publicada por el semanario de El País, el actual presidente de BBVA comenta su preocupación de que empresas como Amazon y Google empiezan a coquetear el sistema bancario desde el esquema digital, en un lenguaje en el que los bancos tradicionales están a luz de distancia y es un tema que les empieza a muchos a quitar el sueño.

Hoy día los empresarios en economías como la nuestra tienen estrategias ligadas al pensamiento lineal, cuando sus pares en otros países empiezan a entender las jugadas en el pensamiento exponencial. El caso de Zuckerberg es un gran ejemplo.

Un dato más. Simplemente hoy hay 2.2 billones de usuarios de Internet y se prevé que para 2020 podamos llegar a 5 billones, basta con que en África, India y China puedan acceder a smartphones por menos de 25 dólares.

Ante esto, ¿cómo nos estamos preparando en nuestros negocios, políticas, apoyos gubernamentales, escuelas y hasta el hogar? Se avecina una revolución o ya empezó. Quien no tenga la capacidad de ir migrando al pensamiento exponencial, se irá rezagando considerablemente. Se crea así una nueva brecha y la riqueza y el desarrollo muy diferente a como la conocemos. ¿Qué decisiones debemos empezar a tomar y cómo debemos ir involucrando a nuestros equipos? ¿O esperaremos a que el futuro llegue y simplemente seamos inertes testigos de la ola como ya nos sucedió en la ola de las empresas punto.com?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Agustín Mier y Terán es partner & strategy coach, creador de estrategias como Emprende México y El Club de los Imposibles. Puede seguirlo en @AgustinMYT . Daniel Marcos es director general de Inflection Gazelles y de Gazelles Growth Institute.

 

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×