OPINIÓN: Haz de las compras del regreso a clases un momento de ahorro

Comparar precios y calidad es importante para que el regreso a clases no te deje sin dinero y tus hijos tengan los materiales necesarios
compra utiles escolares
compra utiles escolares  compra utiles escolares
Juan Carlos Rivera López
Autor: Juan Carlos Rivera López | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: El maestro Juan Carlos Rivera López es director del departamento de Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, campus San Fe.

(CNNMéxico) - Estamos cerca del tradicional y muy interesante (desde el punto de vista comercial, social, económico y hasta académico) proceso de reinicio de clases.

Se terminan las vacaciones, viene el ánimo por retomar las clases y reencontrarse con los amigos y para los padres de familia, el éxodo imprescindible de la compra de útiles, uniformes, dispositivos y demás adquisiciones necesarias para que los jóvenes alumnos retornen a las aulas bien provistos y con las herramientas que permitan su óptimo aprovechamiento del tiempo en las escuelas.

Es un momento también donde surgen dudas: de dónde, cómo y cuándo poder realizar las mejores compras de lo necesario para el retorno a clases.

¿Dónde es mejor comprar? ¿Cuánto comprar? ¿A crédito o en efectivo? ¿De qué calidad son los útiles? ¿Realmente se necesita tal o cual marca? Estas y otras dudas abarcan buena cantidad del pensamiento de los papás de nuestros alumnos, y los cuales en muchas ocasiones, tienen que realizar amplios esfuerzos económicos con tal de asegurar que el regreso a las aulas de sus hijos, será de lo más provechoso y que generará en última instancia, un mejor nivel de vida y el acceso a oportunidades profesionales, sociales y laborales.

A continuación me permito sugerir algunas acciones que, confío, podrán servir para todos quienes buscan ahorrar y más que "gastar" en útiles, prefieren "invertir" en la educación de sus hijos:

1.- Generar conciencia en los hijos: coloco esto en primer lugar, pues en ocasiones los jóvenes simplemente dan por hecho que sus padres tienen "obligación" de atender sus necesidades escolares. Si bien los papás completan el círculo de responsabilidad escolar, los estudiantes deben estar conscientes del sacrificio e inversión que se realiza en su educación, por lo tanto el cuidado de todos y cada uno de los implementos académicos debe ser explicado y comprendido. 

2.- Comprar lo que es necesario por sobre lo de está de moda: muchas ocasiones, los ambientes escolares generan presiones sobre los alumnos y se llega al punto de “tener” que usar libretas, plumas o accesorios de tal o cual marca o presentación, a costa del precio. Recuerden, el mejor alumno no es el que lleva las cosas más caras, sino el que saca el mayor provecho de lo que lleva. 

3.- Comprar por internet: desde comparar precios hasta realizar adquisiciones, todo el ciclo transaccional puede realizarse en minutos gracias a los dispositivos de comunicación (teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras, etc.) que hoy prácticamente todos empleamos. Hay que perder el “miedo” a este proceso virtual, pues se ahorra mucho tiempo y dinero al contar la mayoría de los proveedores con servicios a domicilio o entregas consolidadas, lo cual evita el gasto en gasolina, transporte público, estacionamiento, alimentos e incluso gastos adicionales por visitas físicas a centros comerciales o espacios de venta.

4.-  Realizar adquisiciones mayoristas: no me refiero a cientos o miles de productos, simplemente a una organización básica entre padres de familia de un mismo grupo o grado académico, con el fin de obtener mejores precios con los proveedores. Igualmente, los padres de familia pueden sugerir a las escuelas que procedan en este sentido y hacer más atractivo y por ende, más barato, el monto total a comprar.

5.- Asegurarse de tener una lista oficial de útiles: las instituciones educativas deben de tener una lista de implementos escolares con suficiente antelación. Hay que asegurarse que esta se publique a tiempo o de otro modo, exigirla a la escuela; el mes de agosto suele ser el momento en que se ofrecen la mayoría de las listas.

6.- Reutilizar: en muchas ocasiones y por toda nuestra casa, encontramos una cantidad de útiles que parecieran inservibles pero que tienen una vida útil más que adecuada. Hojas, plumas, lápices, colores, borradores, calculadoras, etc. siempre están deambulando por los cajones y repisas de nuestros domicilios. El regreso a clases es siempre buen momento para que dejen de jugar al escondite y salgan a trabajar.

7.-  Verificar la calidad: tianguis o establecimientos informales ofrecen productos similares a los que necesitamos, pero a un precio considerablemente menor. Hay que tener mucho cuidado pues la calidad de estos útiles en muchas ocasiones no permite su uso más allá de un par de días (literalmente). Los productos de origen chino son muy comunes en esta época del año, por lo que el refrán mexicano de "lo barato puede salir muy caro”, toma particular importancia.

8.- Cuidar el crédito: todo se ofrece con atractivos plazos y se promete empezar a cobrar las deudas dentro de varios meses. Es preciso recordar, que el crédito es una herramienta de pago, pero no es el contar con una mayor cantidad de dinero para gastar. Hay que tener consciente la capacidad de pago y saber bien que interés o gastos ocultos pueden existir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Confío que estos consejos sean de ayuda para ustedes y sobre todo, que los jóvenes aprovechen al máximo la oportunidad y el apoyo que sus padres les otorgan. Nuestro futuro es la educación, y debe de ser una educación bien equipada.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Juan Carlos Rivera López.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×