Los beneficios de ser un empresario ético

Los directivos que respetan las reglas en México son más rentables, de acuerdo con Sergio Hernández; los empresarios que son éticos incentivan a sus empleados a actuar de la misma forma.
empresairo etico  (Foto: iStock by Getty Images.)
Sergio Hernández González*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Es indispensable que un empresario demuestre que es ético. La Ética es el conjunto de normas morales que rigen la conducta humana y se adquiere del ejemplo que se vive en la familia.

¿La ética está en crisis? Sí, y esto es visible a diario. ¿Hay crisis de valores? Sí, y por ello debemos ser consistentes al tomar decisiones y reflexionar sobre las consecuencias de nuestro actuar.

Si la cabeza de una empresa exige lealtad y comportamiento ético a sus subordinados debe ser ejemplo para ellos y por tal razón es indispensable COMPROBAR que se es ético.

En México, constantemente se ventilan violaciones que rematan en la impunidad. La falta de ética está presente en todos los niveles de la sociedad y no todo lo técnicamente factible es éticamente aceptable, además de que el decidir actuar fuera de la ética, lleva consigo una responsabilidad compartida entre los actores involucrados y con preocupación, nos damos cuenta que no todo lo lícito es ético.

Existe la percepción de que en la aplicación de toda normatividad hay “manga ancha”, discrecional y protección por parte de quien debe castigar, y las investigaciones son deliberadamente superficiales o se archivan en las gavetas de la complicidad. De esta forma, se determina que la causa más importante de la falta de ética es la impunidad.

Diariamente, en todos los medios, se habla de corrupción en los sectores público, social y particular; sin embargo, existe el verbo “deslindar”, o el arte de determinar que el presunto responsable de un acto de corrupción se encuentra libre de responsabilidad y que un ilícito cometido o no existe o es culpa de otra persona.

El principio básico debe ser que quién viola las normas debe enfrentar las consecuencias, ser castigado y reparar el daño causado.

Otro factor a tomar en cuenta es que a mayor jerarquía y autoridad corresponde mayor responsabilidad de óptimo comportamiento. Si la ética no se derrama desde la cúspide no podrá descender a la base.

Bajo este contexto, ¿qué hacer?, en primer lugar, confiar que en nuestro país la aplicación estricta de las normas terminará con la impunidad. Hay que demostrar que se es ético en la familia, escuela, vida profesional, trabajo y vida personal.

Estas líneas están principalmente dirigidas al sector empresarial. Desafortunadamente, quienes prestamos servicio a diversas compañías notamos las deficiencias éticas en las mismas y esto no ayuda a que nuestro país lleve a cabo un desarrollo sano en los negocios, por ello el exhorto a recobrar los valores y predicar con el ejemplo.

Existen empresas de interés público, como las del Gobierno, que están sujetas a regulaciones específicas promulgadas por autoridades determinadas, cuando sus valores cotizan en mercados financieros nacionales y/o internacionales. La ética requiere que esas empresas cumplan cabalmente con sus obligaciones en la materia y lo demuestren.

El Consejo Coordinador Empresarial emitió el Código de Mejores Prácticas Corporativas (CMPC) que dicta cómo debe gobernarse una empresa y establece disposiciones relativas a sus operaciones, información financiera, auditoría, respeto a leyes y estatutos, protección a accionistas minoritarios, Consejo de Administración, plan de sucesión, etcétera. Este código es de aplicación voluntaria y recomendada para todos, pero obligatoria para las reguladas.

Expuesto lo anterior, es conveniente que exista un Código específico de conducta en cada organización, el cual debe difundirse y en caso de que se viole, esto debe ser conocido y penalizado.

El Consejo de administración, el director general y todos los funcionarios o directivos deben predicar con el ejemplo mediante un comportamiento ético.

La solución a la impunidad no está en las manos de la sociedad, pero sí se puede contribuir con actitudes de profundo civismo.

El buen gobierno corporativo es un gran negocio que rinde valor económico. Ser ético es mucho más rentable que no serlo, por ello es necesario difundir las normas, leyes, reglamentos y toda clase de disposiciones que nos enseñan a ser éticos.

El núcleo y corazón de la sociedad es la familia, porlo que ésta es la mejor escuela de ética y si hoy México vive una etapa de crisis en la materia, ésta también se refleja en los negocios, por ello, la necesidad de fortalecer los principios de un actuar óptimo y comprobado.

* Sergio Hernández González es contador público, profesión que ejerció durante 45 años. Actualmente es  miembro del Comité Técnico Nacional (CTN) de Ética y Responsabilidad Social del IMEF, así como del CTN de Estudios Fiscales y de Infraestructura. 

También es miembro de la Comisión de Ética Profesional y del Comité del Sector Financiero del Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se ha desempeñado como presidente y miembro del CTN de Gobierno Corporativo y Jurídico Financiero. Fundó la organización Internacional BDO en México.

Su correo electrónico es sergiohernandezcpc@gmail.com

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×