OPINIÓN: Emma Watson, una nueva voz para empoderar a las mujeres

Gayle Tzemach Lemmon considera que mujeres como Emma Watson y Beyoncé son celebridades que ayudan a 'iluminar' la causa
emma watson onu campaña he for she  emma watson onu campaña he for she
Gayle Tzemach Lemmon
Autor: Gayle Tzemach Lemmon | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Gayle Tzemach Lemmon es socia y subdirectora del Programa de Mujeres y Política Exterior del Consejo de Relaciones Exteriores. Escribió el libro The Dressmaker of Khair Khana, que narra la historia de una niña afgana que tenía un negocio que generó empleos y esperanzas durante la época del Talibán.

(CNN) - Emma Watson prestó su nombre y su perfil de luminaria a la causa del feminismo en la Organización de las Naciones Unidas, y en el proceso llegó a lugares que rara vez cubren esta palabra con "f" de ocho letras para prestar atención.

"¿Cómo podemos lograr un cambio en el mundo cuando sólo la mitad fue invitada o se siente bienvenida a participar en la conversación?", dijo Watson en un discurso sobre la igualdad de género que recibió una ovación de pie y se hizo viral. “Hombres, me gustaría aprovechar esta oportunidad para extender una invitación formal, la igualdad de género es su problema también", dijo.

Lee: El discurso de igualdad de género de Emma Watson provoca ¿una amenaza?

Rara vez E! Online y ONU Mujeres tuitean el mismo discurso. Pero este no era cualquier discurso. Se centró en el papel de los hombres y cuestionó la demonización del término "feminismo".

“¿Por qué la palabra se ha convertido en una incómoda? Creo que es justo que me paguen lo mismo que mis compañeros varones. Creo que es justo que yo tome decisiones acerca de mi propio cuerpo. Creo que es justo que las mujeres participen, en mi nombre, en las políticas y decisiones que afectan mi vida. Creo que es justo que socialmente, se me ofrezca el mismo respeto que a los hombres", dijo Watson.

"Mi vida es un privilegio enorme porque mis padres no me aman menos porque he nacido como una hija. Mi escuela no me limitó porque yo era una niña. Mis mentores no asumieron que iba a llegar menos lejos, porque podría dar a luz a un hijo algún día. Estas influencias son los embajadores de igualdad de género que me hicieron lo que soy hoy en día. Puede que no lo sepan, pero son las feministas inadvertidas necesarias en el mundo de hoy. Necesitamos más de eso".

Watson dio el discurso en el marco de la puesta en marcha de la campaña de la ONU HeForShe, cuyo objetivo es involucrar a los hombres para detener la violencia contra la mujer.

Vivimos en un mundo en el que a nivel mundial se espera que 100 millones de niñas se casen antes de los 18 años en los próximos 10 años, un mundo en el que incluso en los Estados Unidos una chica puede encontrarse a sí misma arrancada contra su voluntad de un aula de Nueva York y forzada por familiares a casarse contra su voluntad en un país que nunca ha conocido, un mundo en el que 31 millones de niñas en edad escolar primaria no van a la escuela, un mundo en el que dos tercios de los 774 millones de ciudadanos analfabetos del mundo son mujeres.

De hecho, la estrella de Watson es sólo la última en iluminar el cambio de marca del feminismo. Como Jessica Bennett escribió en Time.com, Beyoncé puso la palabra "feminista" en un resplandor de gloria con un escenario lleno en los MTV Video Music Awards, hizo de ese domingo el sexto día más alto para el volumen de la conversación sobre el feminismo desde que Twitter comenzó a registrar este año (los tres primeros fueron días #YesAllWomen).

Beyonce también escribió una pieza el año pasado argumentando que "los hombres tienen que exigir que sus esposas, hijas, madres y hermanas ganen más acorde con sus competencias y no por su género. La igualdad se logrará cuando se otorgue la misma remuneración y respeto a hombres y mujeres".

La pregunta ahora es cómo traducir todo el alto perfil de feminización en visibles y verdaderas ganancias en las vidas de las mujeres y los hombres comunes. La reconquista de la etiqueta "feminista" por luminarias culturales que prestan su plataforma al tema es loable, pero hasta la fecha hemos visto un montón de promesas y mucho menos progreso.

Un ejemplo: En los medios las mujeres están vergonzosamente ausentes de las páginas editoriales de contenido fotográfico para ofrecer a las voces de las mujeres una fracción del tiempo. Las mujeres "tienen menos probabilidades que los hombres a ser fuentes o aparecer en los papeles de autoridad en las noticias, se muestran con menos frecuencia que los varones y menos prominentes, por ejemplo, aparecen más abajo en las columnas, con un menor número de citas o sólo parafraseadas . "(Una reciente opinión del Washington Post de un libro sobre la Guerra Civil señaló que la prosa del autor parecía "haber sido tomada de las páginas de una revista femenina". Pocas veces vi una referencia así a GQ o Esquire).

En el entretenimiento, la investigación del Instituto Geena Davis sobre género en los medios de comunicación encontró en una encuesta que en las películas recientemente lanzadas hay "2.24 personajes masculinos por cada personaje femenino. Sólo el 30.9% de los personajes que hablan son mujeres". En el frente económico, "después de un aumento gradual en los años 1980 y 1990, la proporción de ingresos de las mujeres en comparación a los hombres alcanzó el 81% en 2005 y 2006".

Entonces, la plática sobre el acceso a las oportunidades para todos es excelente. Pero ahora viene la parte difícil: la acción para realizar el cambio y el proceso de crear un mundo más justo para todos. Uno que haga justicia a la ambición de las mujeres en todos y cada uno de los rincones del mundo, y para nuestras propias esperanzas para un futuro más estable, seguro y próspero.

Tomará tiempo. Impulsado por una gran cantidad de celebridades de renombre que ayuden a iluminar el camino.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Gayle Tzemach Lemmon.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×