OPINIÓN: ¿Qué pasaría si tu empresa se llamara ISIS?

Muchos empresarios decidieron cambiar el nombre de su empresa o su marca por la referencia al grupo terrorista islámico
Archer, serie, cambio de nombre, ISIS  Archer
Autor: Dean Obeidallah | Otra fuente: 1

Nota del editor: Dean Obeidallah es columnista de The Daily Beast y editor del blog de política The Dean's Report. Así como codirector del documental 'The Muslims Are Coming!' Lo puedes seguir en su cuenta de Twitter: @TheDeansreport. 

(CNN)— Gracias al esfuerzo, al trabajo duro y al sacrificio llevaste a tu empresa al éxito. Las cosas se ven bien. Pero de repente, surge un horrible grupo terrorista que lleva el mismo nombre que tu empresa.

¿Qué haces? a) Cambias el nombre de tu empresa; b) demandas al grupo terrorista por violación de marca registrada, o c) conservas tu nombre con la esperanza de que los clientes no se asusten.

Empresas de todo Estados Unidos se enfrentan a este dilema porque la palabra ISIS es parte de su razón social o marca.

Según la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos más de 270 productos o empresas que tienen marcas activas en los registros federales contienen la palabra ISIS. Son empresas farmacéuticas, fabricantes de pelucas y aplicaciones para teléfonos.

Bien, como nadie ha elegido la opción B, la reacción más común entre los empresarios es la opción A: deshacerse de la referencia a ISIS. El ejemplo más reciente y más notorio es el de Archer, la serie animada de la exitosa cadena estadounidense FX.

El creador del programa, Adam Reed, anunció que la serie ya no usaría el acrónimo ISIS para referirse a la agencia de espías International Secret Intelligence Service (servicio internacional de inteligencia secreta), en la que trabajan los principales personajes de la serie. Reed, quien planea idear una historia para justificar el cambio de nombre en la temporada siguiente, comentó que ISIS es "la cosa más horrible y no queremos tener nada que ver con ella".

FX incluso decidió dejar de vender gorras y camisetas de ISIS. Claro que aún puedes conseguirlas en eBay.

Hace unos meses, el servicio de pagos móviles conocido como Isis Wallet (una operación conjunta de las telefónicas estadounidenses AT&T, T-Mobile y Verizon), cambió su nombre a Softcard para "evitar confusiones y relación con un grupo rebelde islámico violento".

Las pequeñas empresas también se han visto afectadas. En Queens, Nueva York, el propietario del restaurante ISIS Hookah Café dijo al diario Daily News que quiere cambiar el nombre pero no puede pagar por el letrero nuevo, los documentos y todo lo demás.

Este no es solo un problema en Estados Unidos. La semana pasada, los propietarios del Café ISIS en Reino Unido se sintieron obligados a cambiar el nombre de su restaurante.

Pero hagamos una pausa, tanto empresarios como consumidores.

¿Hay alguien que en verdad vea ISIS en el nombre de un negocio y piense: "¡Vaya, ese grupo terrorista de Medio Oriente abrió una cafetería en el vecindario!" o que crea que esa nueva aplicación que te ayuda a pagar tus cuentas es parte del malévolo plan de un grupo terrorista?

Y sí, sabemos que ISIS es una organización despreciable, así que es de entenderse que la palabra ISIS cause una reacción visceral. Pero necesitamos que el temor ceda ante el intelecto para no castigar a los empresarios estadounidenses.

Lee: ISIS justifica la esclavitud sexual de las mujeres

Piensen en Isis, la diosa egipcia… o en la canción del álbum Desire, de Bob Dylan. La palabra Isis debería evocar a la mitología, no al caos.

Tal vez una solución simple sería que todos los medios empezaran a usar el nombre ISIL en vez de ISIS (me disculpo con los propietarios de cualquier "ISIL Café" que haya por allí). Eso sería correcto porque ISIL significa Estado Islámico de Iraq y Levante. Además, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, así como muchos medios de comunicación como Reuters y la Associated Press, usan ISIL.

Lee: ¿Cuál es la diferencia entre ISIS y al Nusra?

Pero lo que realmente espero es que más empresarios sigan el ejemplo de la empresa californiana, ISIS Pharmaceuticals, que conservó el nombre. Un vocero de la farmacéutica dijo al diario The Daily Mail: "Hemos existido desde hace tiempo". La gente "puede distinguirnos fácilmente de un grupo terrorista de Medio Oriente".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así que mi consejo es que si su empresa o producto se llama ISIS, conserven el nombre. ¿Por qué permitir que un grupo terrorista te diga qué nombre poner a tu negocio?

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Dean Obeidallah

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×