OPINIÓN: ¡Ya basta de lucrar con la tragedia de Ayotzinapa!

Tomando la bandera de la dolorosa tragedia de los estudiantes desaparecidos, varios grupos han encontrado cómo sacar ventaja del caso
El caso Ayotzinapa, paso a paso
Autor: Édgar Guillaumin | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Édgar Guillaumin tiene estudios de Licenciatura y Maestría en Derecho Corporativo, cursa un Doctorado en Planeación Estratégica y Políticas de Desarrollo en la Universidad Anáhuac. Cuenta con más de 10 años de experiencia en relaciones gubernamentales e institucionales. Síguelo en su cuenta de Twitter: @guillaumin

(CNN)— La Procuraduría General de Justicia confirmó este martes el terrible desenlace que tuvo el secuestro y cobarde asesinato de los estudiantes de Ayotzinapa. El video presentado a la opinión pública en el que se describe lo sucedido la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, se asemeja más a una novela de terror en el que el autor echa a volar su imaginación con personajes y escenas surrealistas.

Difícil no imaginar la capacidad perversa y monstruosa de las personas que ejecutaron tal barbarie, ¿cómo puede llegar un ser humano a tener esa frialdad?, ¿cuál fue el entorno en el que creció?, ¿qué le llevó a comenter estos crímenes?

En un país en donde existen zonas con altos niveles de marginación, donde las oportunidades son escasas o nulas, en que el crimen organizado ha penetrado a círculos políticos y económicos, donde la ausencia de autoridad en ciertas regiones ha dado paso a la creación de cacicazgos y terratenientes, donde la palabra de los caciques es la ley, y donde por años la polarización de las clases sociales se agudiza, ¿cuál es el camino que se debe tomar para cambiar el rumbo?, ¿qué hacer para que México no vuelva a tener un episodio tan triste y desgarrador en su historia?

Pareciera obvio o al menos lo conducente que la búsqueda de respuestas a esta preguntas sería lo que nos debería ocupar; sin embargo, vemos como desafortunadamente la tragedia de estos jóvenes ha sido tomada como estandarte político de ciertas organizaciones que han lucrado con el dolor de una sociedad lastimada, organizaciones que descaradamente y sin escrúpulos buscan obtener dividendos políticos.

A lo largo de 4 meses hemos sido testigos de manifestaciones que expresan el repudio total a estos hechos y que legítimamente exigen justicia. Hemos visto a millones de mexicanos que genuinamente han salido a las calles para pedir se acabe con la violencia. Desafortunadamente, también hemos presenciado como agrupaciones políticas buscan tomar ventaja del dolor y repudio de la sociedad civil para "llevar agua a su molino".

¿Qué tiene que hacer la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) como voceros de los padres de los estudiantes asesinados?

La CETEG, a nombre de los 43 normalistas, ha saqueado camiones de carga y repartidores, ha bloqueado las casetas de la Autopista del Sol cobrando peaje —actividad que les ha sido muy lucrativa—, ha increpado a las autoridades castrenses con la finalidad de detonar otro episodio de violencia que genere mayor tensión a la ya de por sí crítica situación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Quiénes tienen menos escrúpulos, los que ejecutaron a los estudiantes o los que lucran con su muerte y dolor de los familiares? ¡Ya basta!

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Édgar Guillaumin.

Ahora ve
Los Dodgers de Los Ángeles vuelven a la Serie Mundial de Beisbol
No te pierdas
×