OPINIÓN: Los partidos apuestan porque su candidato sea el menos corrupto

Semanas de campañas en México han mostrado que la estrategia partidista es cual puede mostrar más corrupción de los adversarios
La crítica a la publicidad política en México
Autor: Édgar Guillaumin | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Édgar Guillaumin tiene estudios de Licenciatura y Maestría en Derecho Corporativo, cursa un Doctorado en Planeación Estratégica y Políticas de Desarrollo en la Universidad Anáhuac. Cuenta con más de 10 años de experiencia en relaciones gubernamentales e institucionales. Síguelo en su cuenta de Twitter: @guillaumin

(CNNMéxico) —A una guerra de acusaciones entre partidos políticos y candidatos se ha limitado la actividad proselitista de estas elecciones. Se han pasado semanas acusando unos a otros, presentando grabaciones, videos, y fotografías señalando los "posibles" actos de corrupción de distintos candidatos de todos los partidos.

Tal pareciera que todas las estrategias de los partidos políticos le apuestan a que se elija al menos corrupto, al menos transa, al menos mentiroso, al menos lejano de la ciudadanía, al menos déspota, en pocas palabras, al menos peor.

Debates públicos que se caracterizaron por centrase en descalificaciones por aquí y por allá, respuestas poco claras, defensas débiles y argumentos ambiguos. A esto se resume en términos generales lo que los ciudadanos hemos visto en este viacrucis electoral.

Tal pareciera que los estrategas políticos de los partidos sufren de una aguda esquizofrenia (pérdida de contacto con la realidad), para muestra un botón:

¿Cómo es posible que el PRD esté hablando de que el PRI en Michoacán no debe de participar en las elecciones por sus recientes escándalos de vínculos con el crimen organizado? Se les olvida que Guerrero está en llamas por sus gobernantes de extracción perredista vinculados al narcotráfico.

El PAN hablando de castigar a los corruptos, cuando nadie ha dado una respuesta contundente que aclare la llamada entre los candidatos a las gubernaturas de Querétaro y Baja California Sur, en el que se habla de fuertes aportaciones económicas para sus campañas a cambio de un pago "chingón".

O el PRI, en unos de los más recientes y mayores escándalos políticos de México, en el que la red de prostitución que tenía el exdirigente del PRI en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez, quien presuntamente financiaba con recursos públicos a sexoservidoras. Para sorpresa de muchos la mamá del priista está en la lista de diputados plurinominales del PRI, buen premio le dio su partido a Cuauhtémoc.

Lejos de acusaciones y descalificaciones, los ciudadanos quieren propuestas, quieren ver nuevas ideas, quieren sentirse identificado con algún candidato, quieren tener una opción por la cual votar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los partidos y candidatos deben generar mayor afinidad con la ciudadanía, se ven lejanos a los problemas, se perciben indiferentes a las demandas, se observan insensibles ante la difícil realidad que enfrentan millones de mexicanos día a día.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Édgar Guillaumin.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×