Las desventajas de trabajar desde casa

Un estudio muestra que el trabajo en casa no es ideal para la productividad, explica Mónica Cati; Sólo 34% de los empleados recibe dinero de las empresas para equipar sus espacios de trabajo en casa
trabajo en casa  (Foto: Thinkstock)
Mónica Cati Cerda*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para muchas empresas, el trabajo remoto se ha vuelto un hábito, ya que los empleados y la generación millennial demandan mayor libertad y flexibilidad para elegir su propio lugar de trabajo.[1]

Sin embargo, frecuentemente el trabajo a distancia es sinónimo del trabajo en casa, donde no siempre existe un espacio profesional y equipado para hacer frente a labores básicas laborales, incluso con comodidad.

Una reciente investigación llevada a cabo por Regus en 2012, reveló que improvisar una oficina en tu casa, a menudo no provee a los trabajadores de un entorno laborable (21%).

Además, los empleados se obligan a trabajar en posiciones incomodas por largos periodos de tiempo (20%) con el riesgo de causar lesiones severas, y por supuesto un continuo malestar.[2]

La última investigación realizada por Regus también muestra que demasiadas empresas dejan a los trabajadores crear su propio espacio, mantenerlo, así como que tomen sus propias medidas de seguridad poniendo en riesgo su salud e integridad.

De hecho, mientras que el 61% de los trabajadores en todo el mundo dice que tienen una oficina en casa, sólo la mitad (51%) informó que es un espacio profesional, totalmente funcional y bien equipado. Esto confirma que el trabajo en casa no es ideal para la concentración y la productividad.

De los que tienen la suerte de reportar que su oficina en casa es totalmente profesional, sólo un tercio (34%) dice que su empleador realiza la inversión para equipar dicho espacio.

Este es un ahorro significativo para los empleadores, ya que una quinta parte de los trabajadores informan que la creación de un espacio profesional cuesta aproximadamente el equivalente a un salario mensual. Asimismo, el funcionamiento y el mantenimiento de este espacio según los informes, representa un gasto de $3400 dólares al equivalente de un año.

No es de extrañar, que 49% de los trabajadores crea que las empresas que alentan a sus trabajadores a hacerlo desde casa, sólo están tratando de trasladar gastos de la empresa a los empleados.

Pero lo que muchas empresas no se dan cuenta es que estas oficinas improvisadas podrían convertirse en una responsabilidad civil, la legislación de muchos países indica que la seguridad de los empleados es la responsabilidad del empleador cuando se están llevando a cabo las tareas de trabajo independientemente de su ubicación.

En Reino Unido, por ejemplo, el gobierno establece que la empresa es responsable de cualquier accidente causado por el equipo que la empresa ha suministrado y sugiere cómo llevar a cabo una evaluación de riesgos para los trabajadores a domicilio.

De los encuestados, el 79% confirma que la mayoría de las empresas que alientan a sus empleados trabajar desde casa no cubren todos los costos de la creación y mantenimiento de ese espacio de trabajo, y el 77% dice que la cobertura de seguro en cuanto al trabajo en casa no es la adecuada.

Para las empresas, el gasto representado al no regular los espacios de trabajo en casa es enorme; la mejor inversión es proporcionar a los trabajadores acceso a espacios de trabajo totalmente equipados cerca del hogar.

Trabajar cerca del hogar, ayudará a los empleados a minimizar gastos y tiempos de traslados, en un entorno laboral que les ofrecerá toda el profesionalismo y la comodidad que merecen.

No lo olviden, acercar la oficina al hogar, es la clave para ayudar a mejorar la productividad, al tiempo que ofrece a los trabajadores la flexibilidad que exigen.

 *Directora de Regus en México

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

[1] oDesk, 10 Ways Millennials Are Creating The Future Of Work, 16th December 2013

[2] Regus, The hidden perils of home working, November 2012

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×