¿El petróleo rebotará a 62 dólares?

La volatilidad mandaría al WTI a 25 dólares a 2016 pero tendría un repunte, escribe Roberto Ruarte; el experto dice que las coberturas petroleras contratadas por Hacienda es una acción prudente.
Petroleo  (Foto: iStock)
Roberto A. Ruarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En una nota de CNNExpansión publicada el 19 de agosto se informó que la Secretaría de Hacienda adquirió coberturas petroleras para 2016, que cubren un precio de 49 dólares por barril.

La noticia aclara que el costo de las coberturas ascendió a 1,090 millones de dólares y se cubrieron, a través de 44 operaciones en mercados internacionales, 212 millones de barriles que “representan la exposición prevista de los ingresos petroleros del Gobierno Federal a reducciones en el precio de crudo durante 2016”, precisó la dependencia en un comunicado enviado este miércoles.

“Las opciones de venta funcionan como un seguro, por el cual se paga una prima al momento de su adquisición y en caso de que el precio promedio de la mezcla mexicana observado durante el año se ubique por debajo del precio pactado, otorgarían un pago al Gobierno de la República que compensaría la disminución en los ingresos presupuestarios”, agregó.

En mercados tan volátiles y con una persistente caída en el valor de los commodities, liderado por el otrora denominado oro negro, parece una decisión prudente, en el sentido de dar certidumbre al presupuesto mexicano en lo que respecta a los ingresos provenientes de la exportación del crudo mexicano.

La tarea de un administrador o tesorero, ya sea de una compañía exportadora o importadora de commodities en particular, es tratar de dar certidumbre a dos componentes.

El primero de ellos es el valor de su producto cuando éste es un commodity y es fijado en los mercados internacionales.

El segundo de ellos es el tipo de cambio, que también fluctuó con base en oferta y demanda, y es por ello que desde el área financiera de las compañías, y en este caso en particular de un gobierno, los seguros de cambio funcionan para otorgar credibilidad a sus números y proyecciones porque, independientemente del precio, sabemos que el peor escenario para el 2016 es recibir un precio de 49 dólares.

De hecho si el precio es mayor se perderá la prima pagada, pero tendremos un mejor precio; y si el precio es menor, el seguro garantiza que el precio recibido será de 49 dólares el barril.

Con la volatilidad existente, lo más probable -de acuerdo a nuestro análisis- es que esta decisión termine siendo acertada. Para el año 2016 nuestra previsión para el WTI se encuentra por debajo de los valores mínimos que alcanzó el petróleo en el mes de octubre del 2008 en 32 dólares, con un objetivo de 25 dólares el barril.

Sin embargo existirán momentos en donde los observadores pensarán que el timing ha sido incorrecto, en efecto.

En el corto plazo, el petróleo puede haber encontrado un piso importante en los 37.75 o idealmente aún faltarle una próxima caída hacia 35-32 dólares. Pero es exactamente allí donde se producirá le recuperación de precios más importante, que puede durar varios meses y llevar al WTI de regreso a los 62-65 dólares por barril.

Si esto ocurre, muchos criticarán haber bloqueado en precios tan bajos. De todos modos, de la misma forma que creemos fervientemente en un gran rebote del petróleo de regreso a 62-65, pensamos que luego de ese rebote -que podría durar algunos meses en el 2016 y fundamentalmente después del primer trimestre- el crudo puede volver a colapsar para llevar los precios a niveles de 25 dólares, que sigue siendo nuestro objetivo favorecido para la segunda mitad del 2016 y que justificará la cobertura tomada.

En el corto plazo, el petróleo tiene una gran resistencia en los niveles de 49.33 dólares. La superación de este nivel nos llevará a pensar que el piso de 37.75 dólares por barril ha sido importante y que ya estamos en un movimiento de regreso a la zona de 62-65.

Hacia abajo, el petróleo tiene buen soporte en los 40-42.50 dólares. Por debajo de esta zona, si perforamos, iremos a 35-32 dólares para recién desde allí producirse el gran rebote y recuperación a 62-65 dólares.

En cualquier caso, el próximo gran evento luego de una caída limitada de cuatro a 10 dólares en el precio consiste en un alza de 20-25 dólares en el barril.

Luego de que esta subida limpiará la gran negativa que hay acerca del oro negro, como siempre ocurre, el ciclo bajista que comenzó en 2008 y fue retomado en 2014, volverá a dominar para producir la caída proyectada por debajo de los 32 dólares a la zona de 25 dólares por barril, en donde en la segunda mitad de 2016 puede haber un gran piso intermedio entre la cotización del barril y una recuperación más sólida y duradera que la que vemos ahora a los 65 dólares.

Conclusión:

Sostenemos que los 49 dólares contratados quedarán en medio de un movimiento de recuperación a 62 para los próximos meses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En efecto, esto dejará un sabor amargo, pero luego se verá su utilidad cuando el petróleo reanude su tendencia de fondo bajista para los 25 dólares del 2016.

De hecho, darle certidumbre a los presupuestos de ingresos a través de seguros de cambio es una política que consideramos acertada para alejar los ingresos esperados de la volatilidad exagerada por la que atraviesan los mercados en este 2015 y persistirán, con mayor razón, en el año 2016.

Ahora ve
Guajardo, Freeland y Lighthizer estarán ausentes en la quinta ronda del TLCAN
No te pierdas
×