OPINIÓN: Cómo salvar 12.6 millones de vidas al año

Si viramos hacia fuentes de energía más limpias, simultáneamente combatiremos el cambio climático y prevendremos enfermedades y muertes relacionadas con la contaminación.
Por: JOHN D. SUTTER

Nota del editor: John D. Sutter es columnista de CNN Opinion centrado en el cambio climático y la justicia social. Síguelo en Snapchat y Facebook. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – Independientemente de lo que pienses acerca de la base científica del cambio climático o de la elección de Donald Trump, estos algunos datos sobre el medio ambiente que deberían preocuparte:

Lee: Trump, un revés para el combate al cambio climático

  • La contaminación del aire mata a 6.5 millones de personas al año en todo el mundo.
  • En total, 12.6 millones de personas mueren cada año a causa de "factores de riesgo ambientales evitables". (Eso significa que "aproximadamente una cuarta parte de todas las muertes podrían evitarse si gestionáramos mejor el medio ambiente", señaló el Dr. Diarmid Campbell-Lendrum, quien supervisa la salud y el cambio climático en la Organización Mundial de la Salud.)
  • Muchas de estas muertes, especialmente las provocadas por la contaminación del aire, están vinculadas a la industria de los combustibles fósiles, sobre todo el carbón.
  • Sin embargo, los gobiernos dan subsidios directos a los precios de los combustibles fósiles a razón de 500,000 millones de dólares por año. Si le añadimos los costos sanitarios asociados con la industria, el verdadero costo del subsidio asciende más o menos a 5.3 billones de dólares por año, según Campbell-Lendrum.

Estas estadísticas, que fueron discutidas el lunes en una conferencia de prensa en el marco de un nuevo proyecto de salud y cambio climático lanzado por la prestigiosa publicación médica The Lancet, son especialmente importantes tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Trump es un escéptico del cambio climático, y se rumora que está considerando colocar a otros escépticos climáticos y a ejecutivos de compañías energéticas en posiciones ambientales clave de su gabinete, incluida la Agencia de Protección Ambiental.

Lee: Urge mayor financiamiento contra el cambio climático, señala la ONU

La ciencia sobre el cambio climático es palmaria: estamos calentando la atmósfera al quemar combustibles fósiles y se prevé que las consecuencias serán desastrosas y durarán miles de años. Pero incluso si queremos ignorar eso, todavía hay un argumento moral para abandonar rápidamente los combustibles fósiles: un ambiente más limpio salvaría millones de vidas al año.

Si viramos hacia fuentes de energía más limpias, simultáneamente combatiremos el cambio climático (que, por sí mismo, se espera que cause 250,000 muertes por año a mediados de siglo, debido a un aumento de los golpes de calor, la malaria y la desnutrición infantil y otras fuentes, Según la Organización Mundial de la Salud) y prevendremos enfermedades y muertes relacionadas con la contaminación.

"Tenemos la oportunidad de evitar una proporción muy grande de las muertes del mundo si somos capaces de actuar contra la contaminación del aire y el cambio climático", dijo Campbell-Lendrum en la rueda de prensa del lunes, que se celebró como parte de las negociaciones de la COP22 en Marrakech, Marruecos.

Lee: Un sombrío retrato de la Tierra por el clima

"Hay un imperativo absoluto de salud pública para actuar sobre el cambio climático y sobre las causas del cambio climático. También vemos que no actuar sobre estas cuestiones y no tener en cuenta las consecuencias para la salud de nuestras decisiones climáticas y energéticas es también muy perjudicial para el desarrollo y la economía", agregó Campbell-Lendrum.

Existen amplias razones para preocuparse por las consecuencias de quemar combustibles fósiles y calentar el planeta, a saber, que estamos matando a los corales, elevando el nivel del mar, empeorando las sequías, las tormentas, las inundaciones, etc.

Pero también recordemos que las políticas de perforación indiscriminada son un desastre para la salud pública - ahora y en el futuro. Por favor, procuremos no olvidar esto cuando leamos sobre las medidas de Trump y su rechazo a la supuesta "guerra contra el carbón" de Obama.

Lee: 24.2 billones de activos financieros amenzados por el cambio climático

Sí, el gobierno debería hacer más para trabajar con los mineros del carbón desempleados, proporcionándoles capacitación laboral y paquetes de estímulo económico. Pero re-entraremos a la era del carbón bajo nuestro propio riesgo. El mundo necesita moverse prontamente hacia la energía eólica, solar y otras alternativas.

Esto es algo que ya saben muchos conservadores e incluso muchos escépticos climáticos. El año pasado pasé una temporada en el condado de Woodward, Oklahoma, hogar de un número excepcionalmente elevado de escépticos del cambio climático, de acuerdo con modelos de opinión de Yale. Conocí a personas que dudaban del cambio climático y, no obstante, estaban instalando paneles solares y querían aire limpio.

A medida que Estados Unidos se polariza, tenemos que seguir buscando justo ese terreno común. Y necesitamos apoyar la ciencia.

Lee: El cambio climático aumentará hasta 122 millones el número de pobre: FAO

The Lancet espera estar pendiente de esta cuestión con una iniciativa de seguimiento de 15 años denominada "The Lancet Countdown: Tracking Progress on Health and Climate Change". Su director ejecutivo, Nick Watts, dijo a la prensa que piensa en el cambio climático y la salud como si fuera cualquier paciente de pie frente a un médico. El médico recoge pruebas, sopesa los pros y los contras y luego presenta una recomendación razonable para mejorar la salud.

En este caso el paciente es el planeta, dijo.

Está claro que una energía más limpia es una parte importante de la cura.

Y 12.6 millones de vidas por año están en juego.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión