OPINIÓN: ¿Qué está dando a entender Melania Trump con su manotazo?

Muchas personas están especulando que Melania y Donald están enzarzados en una guerra de señales y símbolos por lo que se ve en los videos virales de su gira por el extranjero.
Melania  Los desplantes que Melania le hace a Trump parecen indicar que no está contenta.  (Foto: AFP)
Michael D'Antonio

Nota del editor: Michael D'Antonio es autor del libro Never Enough: Donald Trump and the Pursuit of Success (editorial St. Martin's Press). Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Se trata del manotazo y del toque de trasero que le han dado la vuelta al mundo.

A su llegada a Roma para visitar nada menos que al Santo Padre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba de pie en la puerta del avión presidencial y quiso tomarle la mano a la primera dama, Melania Trump. Ella evitó el contacto y alzó la mano para quitarse el cabello del rostro. Luego, parece que él le pone la mano —a que no imaginan en dónde—… en el trasero.

El internet estalló con comentarios sobre lo que Trump había hecho, que si no fue lo que pareció, se acercó peligrosamente a un burdo despliegue de dominio masculino. Tal vez habría pasado desapercibido, o hubiera sido menos notorio, si los Trump no hubieran pasado por algo similar dos días antes, en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion, en Israel.

Mientras la pareja se alejaba del avión presidencial, el presidente caminaba por delante de su esposa (despliegue de desconexión marital con el que estamos ya tan familiarizados que podríamos usarlo como pista para un juego de tragos). Pero el domingo 21 de mayo, parece que Trump pensó que no era buena idea y, al igual que su anfitrión, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quiso tomar la mano de su esposa. Melania lo rechazó sacudiendo la mano y no dejó de caminar.

Decir que los medios han reaccionado a estos incidentes sería decir poco. La prensa (y las redes sociales) han enloquecido un poco. Esto se debe en parte a que la gente quiere ver a la primera dama, quien se ha mantenido alejada de los reflectores desde hace meses y que ahora está haciendo una gira de alto perfil con su esposo… pero tal vez lo más importante es que están fascinados por la forma en la que este matrimonio funciona (o no).

Con este gesto, Melania Trump muestra que no quiso tomar la mano de su marido

OPINIÓN: La cruda verdad detrás del amor de los saudíes por Melania Trump

¿Qué sentirá de estar casada con Donald Trump?

El diario británico The Independent invitó a una experta en lenguaje corporal para que diera su opinión. “Melania rechaza la mano de Trump con un manotazo para dar a entender que no permitirá que la traten como niña”, es el encabezado del sitio web del periódico, con lo que te dicen todo lo que tienes que saber sobre lo que siguió. Vanity Fair lo describió como un gesto "en su punto para interpretación". Ni siquiera Peter Souza, el fotógrafo oficial de la Casa Blanca durante la presidencia de Obama, pudo resistirse a la tentación de trolear un poco y publicó una foto de Obama con Michelle tomados cómodamente de la mano en un evento en Selma.

Es predecible que aunque gran parte del mundo reconoció que el manotazo tiene cierto poder de rechazo, el sitio ultrapartidista Gatewaypundit.com creativamente lo llamó una muestra discreta de apoyo (si ustedes lo dicen).

Pero yo no me lo creo. El manotazo fue una muestra de rechazo precedida por innumerables actos de crueldad presidencial y conyugal; el que le haya puesto la mano en el trasero indica que el presidente y la primera dama de Estados Unidos están enzarzados en una guerra de señales y símbolos.

De parte de Trump, el objetivo es siempre proyectar poder y dominio. A Trump nunca le ha interesado la clase de sutileza de demostrar su fuerza como hombre atreviéndose a mostrar un lado tierno, así que no se siente cómodo dando muestras de afecto y todos hemos oído sus comentarios de menosprecio a las mujeres.

Este es el hombre que ha dicho que las mujeres son una parte del cuerpo que responde mejor a los maltratos. Ha bromeado sobre el atractivo sexual de su hija y ha reflexionado públicamente sobre que pudo haber tenido relaciones sexuales con la princesa Diana. De igual forma, generalmente está dispuesto a sacrificar a quienes le rodean, incluso a su esposa. Como ejemplo podemos tomar su presentación en la cena política de Al Smith, cuando hizo chistes a costa de Melania. (Háganle caso a este esposo: ningún hombre debería hacerle esto a su esposa).

OPINIÓN: El feminismo plástico de Melania e Ivanka encubre la misoginia de Trump

Se dice que Trump le pidió a Melania que le prometiera que recuperaría su figura antes de que accediera a tener un hijo con ella. También fue muy sonado que se hubiera alejado de ella el día de la toma de posesión, cuando subió corriendo las escaleras de la Casa Blanca mientras ella no terminaba de bajarse del auto.

El estilo poco caballeroso de Trump ha servido de inspiración a muchas publicaciones de "Liberen a Melania" en internet, ya que mucha gente siente la necesidad de apoyarla porque sufre humillaciones y faltas de respeto a la vista de todo el mundo. Muchos asumen que es la parte perdedora de un acuerdo que no esperaba que la sacara de su vida glamorosa en Nueva York y la catapultara a la vista de todos. Todavía se debate mucho si ella es víctima o facilitadora del mal portado Trump.

La realidad es que todas las primeras damas están sujetas a gran escrutinio y a mucha "protección", ya que el pueblo estadounidense trata de entender quién es realmente. En el caso de Melania (quien sigue muy callada y generalmente está fuera de escena) tenemos menos de lo que usualmente tenemos para trabajar. Mientras que Michelle Obama era extrovertida y comprometida, siempre lista para bailar con Ellen DeGeneres o para cantar karaoke en el auto con James Corden, Melania siempre suele dar la impresión de estar incómoda con la atención que recibe.

Naturalmente, la gente se pregunta si ella reacciona a Trump como ellos lo harían. ¿Le indigna su conducta? ¿El que anunciara que le interesaba el bullying como causa fue un pellizco intencional a Trump? ¿Después de todas las faltas de respeto en público, a ella ya no le importa lo que él haga? ¿Eso es lo que hay detrás del manotazo? Cada gesto y cada mirada de la pareja se vuelven pistas… una prueba de Rorschach tanto para la derecha como para la izquierda.

Entender a Trump es mucho más fácil. El que le haya puesto la mano en el trasero en el aeropuerto de Roma pareció cuestión de ganarle a su esposa. Ella le dio un manotazo, así que él tenía que tocarle el trasero para demostrar que, como siempre, irá más lejos que su oponente para ganar cualquier concurso.

Aunque la conducta de Trump sea vergonzosa, no todos están del lado de Melania. Nadie que se case con Donald Trump puede ser ingenuo, particularmente si eliges volverte su tercera esposa. Pero es seguro que lo que esta primera dama ha vivido va más allá de lo que podría considerarse justo.

Entre las palabras horribles de su esposo, captadas en esa infame cinta de Access Hollywood ("puedes hacer cualquier cosa") y su caótica actuación como presidente hasta ahora, ella debe de sentirse enojada y decepcionada. A diferencia de la mayoría de las mujeres que se encuentran atrapadas con un zafio, ella tiene que cargar con la responsabilidad de un empleo sin paga que la une aún más a su esposo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Melania está atrapada entre la espada y la pared y debe sonreír y aguantarse por respeto al pueblo estadounidense. Pero tiene formas de resistir. Es muy difícil creer que no está enviando señales cuando se queda en Nueva York, cuando pasa desapercibida cuando está en la misma casa que él y cuando lo rechaza cuando intenta tomarle la mano. Tal vez no esté lista para unirse al club de las divorciadas… pero es evidente que no está contenta.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Las claves para entender la postura de Trump ante el TLCAN
No te pierdas
×