OPINIÓN: La situación de la amenaza terrorista 16 años después del 11-S

Aunque desde 2001 la amenaza de terrorismo por parte de extranjeros es bastante baja en EU, ha habido cinco ataques dirigidos por ISIS en Europa en los últimos tres años, apunta Peter Bergen.
Terrorismo  Todavía faltan muchos años para que se sofoque la larga guerra que comenzó el 11 de septiembre, tras el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York hace más de década y media.  (Foto: AFP)
Peter Bergen

Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN y vicepresidente de New America. Escribió el libro United States of Jihad: Investigating America's Homegrown Terrorists. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Dieciséis años después de los ataques terroristas del 11-S, hay muchas buenas noticias sobre la situación de la batalla contra los terroristas yihadistas: Estados Unidos no ha sido blanco de ningún ataque exitoso de parte de una organización terrorista extranjera desde el horripilante ataque que al Qaeda perpetró contra el Centro Mundial de Comercio y el Pentágono.

La célula principal de al Qaeda, que tiene su base en Afganistán y Pakistán, no ha emprendido un ataque exitoso en Occidente desde los atentados suicidas en el sistema de transporte de Londres de 2005, hace más de una década. En esos atentados murieron 52 personas.

ISIS fue el grupo terrorista que surgió luego de que al Qaeda sufriera tantos reveses y ahora está derrotado en gran medida: ya perdió la ciudad de Mosul —su centro de operaciones en Iraq— y gran parte de la ciudad de Al Raqa, su centro de operaciones en Siria.

Se estima que la coalición que dirige Estados Unidos también ha matado a entre 60,000 y 70,000 combatientes de ISIS, de acuerdo con el general Raymond Tony Thomas, comandante de Operaciones Especiales de Estados Unidos, quien habló en el Foro de Seguridad de Aspen, en julio pasado.

“EU no puede ser intimidado”, advierte Trump en el 16 aniversario del 9/11

Un mes más tarde, Brett McGurk, enviado estadounidense a la coalición anti-ISIS, dijo que ISIS había perdido el control de más de tres cuartas partes del territorio que alguna vez controló en Iraq y más de la mitad de lo que controlaba en Siria.

La amenaza que representan los "combatientes estadounidenses en el extranjero" que regresan a Estados Unidos, que recibieron entrenamiento de parte de ISIS o de otros grupos yihadistas en Iraq y en Siria, es bastante baja en comparación con los países europeos. Según los archivos públicos, solo siete militantes estadounidenses han vuelto de los campos de batalla sirios e iraquíes y ninguno ha perpetrado un acto terrorista.

Lee: Esto es lo que motiva a los militantes de ISIS a luchar

Esas son las buenas noticias, pero hay otras tendencias preocupantes. Desde 2014 ha habido seis ataques terroristas yihadistas letales en Estados Unidos que han cobrado la vida de 74 personas, según investigaciones de New America. Los perpetradores fueron ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes, no terroristas extranjeros, como en el caso del 11-S. Estos terroristas estadounidenses se inspiraron en la propaganda de ISIS en internet, pero no tuvieron contacto directo con la organización.

Actualmente, los terroristas yihadistas de Estados Unidos se radicalizan en gran medida en internet. De los 129 militantes estadounidenses que se incorporaron a grupos terroristas yihadistas en Iraq y Siria (o que intentaron hacerlo, o que ayudaron a otros a hacerlo), 101 descargaron y compartieron propaganda yihadista en internet y algunos entablaron pláticas cifradas en línea con militantes de ISIS en Medio Oriente, según investigaciones de New America.

Gabriel Weimann, experto israelí en contraterrorismo, señala que el "lobo solitario" es ahora parte de una jauría virtual. Parece que de los 129 militantes que se fueron al conflicto en Siria, a ninguno lo reclutaron en persona.

La prohibición temporal a la inmigración de personas de seis países mayoritariamente musulmanes que implementó el gobierno de Trump no sirve para abordar esta amenaza militante interna que se alimenta de la propaganda yihadista en internet. Las prohibiciones inmigratorias, desde luego, no tienen impacto en internet.

Aunque desde el 11-S no ha habido en Estados Unidos ataques letales cuyos perpetradores se hayan entrenado y hayan recibido instrucciones de organizaciones terroristas extranjeras, ha habido cinco ataques dirigidos por ISIS en Europa desde 2014 en los que murieron 188 personas, casi el doble de los muertos de todos los ataques yihadistas letales en Estados Unidos desde el 11-S. Por otro lado, el talibán afgano está en su mejor momento desde que las fuerzas estadounidenses los derrotaron poco después del 11-S.

Otras formas de violencia política en Estados Unidos

En Estados Unidos, el terrorismo no solo emana de los yihadistas, que han matado a 95 personas en el país desde el 11-S.

Las personas motivadas por ideologías de extrema derecha han matado a 68 personas en Estados Unidos en ese mismo lapso, mientras que individuos motivados por ideologías nacionalistas negras han cobrado la vida de ocho personas, según investigaciones de New America.

OPINIÓN: Las impactantes similitudes entre el KKK y los yihadistas islamistas

Los motores del terrorismo

Aunque ISIS está prácticamente derrotado, persisten las condiciones que hicieron surgir al grupo, tales como la guerra civil regional entre sunitas y chiitas que ha consumido a Iraq, Siria y Yemen; el colapso del liderazgo árabe en la región; el colapso de la economía en los Estados musulmanes asolados por la guerra, y el aumento de la población en Medio Oriente y el norte de África.

Esto ha provocado una oleada de inmigración musulmana en Europa. Estos inmigrantes llegan a países en los que los musulmanes suelen estar marginados y esta oleada inmigratoria ha provocado al auge reciente de los partidos ultranacionalistas europeos. Esta es una mezcla explosiva que podría orillar a algunos musulmanes europeos a adoptar los principios del yihadismo militante. Estos motores del yihadismo indican que es muy probable que se forme un hijo de ISIS en los próximos años.

Aunque ISIS sufra reveses constantes, la filial de al Qaeda en Siria se ha mostrado sorprendentemente adaptable y es posible que lo que quede del ISIS derrotado se alíe con al Qaeda en Siria. Ambos grupos se separaron en 2014.

También parece que el grupo central de al Qaeda está preparando a Hamza bin Laden, uno de los hijos de Osama bin Laden, para ser el líder de la siguiente generación. Hamza bin Laden tiene veintitantos años y ha figurado en varias de las producciones mediáticas de al Qaeda de años recientes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La adaptabilidad continua de al Qaeda en Siria y el hecho de que los motores del yihadismo mundial no desaparecerán pronto indican que todavía faltan muchos años para que se sofoque la larga guerra que comenzó el 11 de septiembre, hace más de década y media.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×