Corea del Sur anuncia caza de ballenas minke con 'fines científicos'

Organizaciones de ambientalistas y funcionarios de países como Australia ya han descalificado la decisión del país asiático
sea sheperd caza ballenas  sea sheperd caza ballenas
Paula Hancock y Jethro Mullen
Autor: Paula Hancock y Jethro Mullen
SEÚL, Corea del Sur (Reuters) -

Corea del Sur considera la posibilidad de cazar ballenas en las aguas de sus costas, pero subraya que se debe a fines científicos, en un hecho que generó críticas por parte de grupos ambientalistas y otros países de la cuenca del Pacífico.

Tras hacer referencia a las llamadas de los pescadores, quienes solicitaban la reanudación de la caza limitada de ballenas, Kang Joon-suk, el jefe de la delegación de Corea del Sur, dijo este miércoles a la Comisión Ballenera Internacional que trabaja en una propuesta para cazar ballenas minke que migran fuera de la península de Corea.

Pescadores coreanos se quejan de que las ballenas perturban sus actividades de pesca y acaban con las poblaciones de peces, dijo Kang en la reunión anual de la comisión, celebrada en Panamá. Medidas no letales no son suficientes para evaluar los números de las ballenas y los hábitos de alimentación, dijo.

Pero las organizaciones ambientalistas se mostraron escépticas sobre la explicación de Corea del Sur.

"Creemos que esta medida es un intento apenas analizado por Corea para llevar a cabo caza comercial de ballenas bajo el disfraz de investigación científica, similar a la caza realizada por Japón en el Santuario Ballenero Austral", dijo Wendy Elliott, jefe de la delegación de WWF en la reunión en dicha reunión.

Japón caza ballenas cada año a pesar de una moratoria mundial en vigor desde la década de 1980, debido a la utilización de un vacío en la ley que permite matar a los mamíferos para la investigación científica.

Los activistas medioambientales, como la organización Sea Shepherd, han realizado un seguimiento de los cazadores japoneses, lo que ha provocado un drama en altamar con colisiones de barcos, detención de activistas y el lanzamiento de bombas de humo.

Corea del Sur tiene la intención de adoptar un enfoque similar al de Japón mediante la presentación de una propuesta al Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional.

Otros países de la región reaccionaron con consternación a los planes de Seúl.

"Estoy muy decepcionado por este anuncio de Corea del Sur", dijo este jueves la primer ministro de Australia, Julia Gillard. "Estamos absolutamente en contra de la caza de ballenas, no hay excusa para la caza científica de ballenas".

Gillard dijo que había dado instrucciones al embajador de Australia en Corea del Sur para tratar el asunto "en los más altos niveles del gobierno coreano."

Nueva Zelanda tiene la intención de tomar medidas similares sobre la situación, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Murray McCully, lo que sugiere que los planes de Corea del Sur podría socavar la posición de la Comisión Ballenera Internacional.

El anuncio "pondrá más presión sobre una organización que ya tiene gran dificultad para sostenerse como una institución internacional creíble", dijo.

Las ballenas minke, que podrían ser objeto de caza propuesta de Corea del Sur, se consideran en peligro de extinción por el Comité Científico de la Comisión Ballenera, dijo WWF en un comunicado.

Sin embargo, Seúl sugiere que el número de ballenas minke en el Pacífico norte se ha "recuperado considerablemente."

En su declaración ante la Comisión, Kang, de Corea del Sur, dijo que en su país "la historia de la caza de ballenas se remonta a tiempos prehistóricos y la carne de ballena es parte de una tradición culinaria de algunas de las áreas locales de Corea, como en Ulsan".

Antes de la moratoria internacional, que entró en vigor en 1986, los coreanos capturaban alrededor de 1,000 ballenas minke cada año alrededor de la península, dijo.

Sin embargo, su afirmación de que las ballenas le hacen la vida difícil a los pescadores, no logró impresionar a los grupos ecologistas.

"Echarle la culpa a las ballenas de la disminución de las poblaciones de peces es como culpar a los pájaros carpinteros de la deforestación", dijo Greenpeace en un comunicado. "Las ballenas no causan la disminución de las poblaciones de peces, es la pesca excesiva y la mala gestión de los humanos".

KJ Kwon contribuyó a este reporte.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×