La red de autos públicos del DF adopta los vehículos eléctricos

El sistema de autos compartidos Carrot incorporó a su flotilla vehículos Nissan Leaf, hasta ahora restringidos a la red de taxis ecológicos
Los autos compartidos, alternativa contra el tráfico
| Otra fuente: CNNMéxico

La alternativa de movilidad de los autos compartidos en la Ciudad de México ha sido complementada con vehículos eléctricos.

El sistema Carrot, único que permite la renta automatizada de autos en el país, incluyó unidades eléctricas en su flotilla con el objetivo de ofrecer un servicio libre de emisiones contaminantes.

El auto eléctrico elegido por el sistema es el Nissan Leaf, un modelo 100% eléctrico que se ha popularizado en Estados Unidos y Europa.

El Leaf ya había sido introducido en la Ciudad de México en mayo pasado bajo un programa de taxis ecológicos del gobierno local, pero su adaptación al sistema Carrot permitirá por primera vez que sea conducido directamente por los usuarios.

El auto aún no es distribuido comercialmente en México.

Los directivos de Carrot esperan una ampliación en la red de estaciones de carga eléctrica (llamadas comúnmente electrolineras) para incluir más vehículos eléctricos en su servicio, ya que con su anuncio solo fueron presentadas tres unidades.

“Falta infraestructura en la ciudad para poder hacer de esto una red viable, por las recargas eléctricas”, dijo a CNNMéxico la directora comercial de Carrot, Jimena Pardo.

Las primeras estaciones fueron instaladas en el centro histórico de la capital para abastecer a los 100 taxis eléctricos de la capital.

Los primeros vehículos Leaf estarán disponibles en el sistema Carrot a fines de octubre o principios de noviembre, añadió Pardo. “Estamos terminando de probar el servicio”, dijo.

En alianza con Nissan, los responsables de Carrot buscan que estos autos conformen el 5% de la flotilla para fines de 2012.

El sistema, que inició sus operaciones el junio pasado, busca alcanzar 100 unidades (entre autos compactos, eléctricos y camionetas) en igual número de estaciones en la capital mexicana para finales de año, previó Pardo.

A diferencia de los sistemas de renta tradicionales, los usuarios de Carrot pueden pagar los vehículos por hora o día, en tarifas que ya tienen incluidos los costos de la gasolina y los seguros.

Este modelo, conocido como car sharing en otras partes del mundo, se ha desarrollado con versiones locales en Europa y Estados Unidos como una forma de movilidad que permita alternar el uso de un vehículo con otros sistemas de transporte.

Autos, al alcance de un clic

En la presentación de los autos, realizada conjuntamente por directivos de Carrot, representantes de Nissan y la secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, fue anunciada también una aplicación que permitirá acceder al servicio desde dispositivos móviles.

Con esta plataforma, los usuarios podrán ubicar la estación más cercana y el tipo de carro disponible para hacer, cancelar o ampliar reservaciones.

“Da flexibilidad”, dijo Pardo sobre la aplicación, que por el momento solo está disponible en la página de Carrot. “Con un sistema mucho más tecnológico y una mejor experiencia con el usuario, ya ni siquiera tiene que tener interacción (con los administradores)”.

Anteriormente el teléfono y el sitio de internet eran las únicas vías para reservar un carro, un paso necesario para disponer de uno.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×