Cazadores furtivos matan a 11 elefantes en una reserva natural de Kenia

Los cadáveres de los animales presentan heridas de bala; las autoridades ya buscan a la decena de cazadores que participaron en la matanza
  • A+A-
(AFP) -

Cazadores furtivos mataron a 11 elefantes y les han arrancado los colmillos en el suroriental parque natural keniano de Tsavo Este.

El Servicio de Flora y Fauna de Kenia (KWS, por sus siglas en inglés) informó, en un comunicado publicado este lunes en su página web, que sus guardabosques ya han iniciado una redada para dar con el grupo de cazadores que cometió la masacre.

"Toda una familia de 11 elefantes fueron cazados y sus colmillos cortados. Los cadáveres presentaban heridas de bala", señaló el KWS, que precisó que el incidente ocurrió el pasado 5 de enero en la zona de Bisadi, en el Parque Nacional de Tsavo Este.

Los guardabosques del KWS estiman en una decena el número de cazadores responsables de la matanza, que tuvo lugar en la reserva natural más grande del país, donde residen unos 13,000 elefantes, según el censo de 2011.

La persecución de los responsables se lleva a cabo tanto por tierra, con la ayuda de perros, así como con unidades aéreas.

La caza furtiva de elefantes y rinocerontes es habitual en países con gran número de estos animales, como Sudáfrica, Kenia o Camerún, para arrancar sus cuernos y colmillos de marfil.

Algunos de estos animales están en peligro de extinción debido a la caza a la que los furtivos les someten para obtener su marfil, al que algunos atribuyen propiedades medicinales y afrodisíacas, en especial en Asia, destino de muchos de estos cargamentos ilegales.

Ahora ve