Los jabones, un artículo de belleza que 'amenaza' los océanos

Las partículas plásticas que tienen algunos productos se acumulan en el mar y el tejido de los animales provocándoles daños
La 'reina' de la basura en Guatemala
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

Si usas jabones exfoliantes tal vez desconoces que esos pequeños granos podrían estar hechos de plástico, o podrías no pensar en lo que pasa con ellos una vez que llegan al drenaje.

Sin embargo, los investigadores de la vida marina lo tienen muy presente, al igual que una importante empresa.

Unilever, la empresa que fabrica los jabones Dove, Vaseline, la crema corporal Pond's y otros productos de cuidado personal, anunció recientemente que eliminará gradualmente los “gránulos de plástico como material exfoliante” en sus productos.

Para el 2015, sus productos estarán libres de granos, según Unilever. La empresa indicó que “el problema de las partículas de plástico en los océanos es un asunto importante”.

Los microplásticos son piezas de plástico con un tamaño aproximado de cinco milímetros de largo y son un parte importante de los desechos marinos. Se utilizan como exfoliantes en limpiadores para manos y otros productos de limpieza de uso doméstico e industrial, según un estudio realizado en 2009 por Richard Thompson, profesor de Ciencias Marinas de la Universidad de Plymouth, en Gran Bretaña.

También llegan al ambiente a través de los residuos y polvos que se esparcen durante el proceso de fabricación de los productos de plástico y del deterioro de fragmentos más grandes.

Thompson dijo que las investigaciones relativas a los microplásticos indican que las partículas muy pequeñas, de hasta décimas de micras de diámetro, se pueden almacenar en los tejidos de los invertebrados marinos. En otra investigación de 2008, se descubrió que las partículas de los microplásticos permanecen en los mejillones por 48 días.

“Aún no sabemos si tienen efectos nocivos”, dijo.

Un problema más inmediato es la capacidad que tienen las partículas de absorber las sustancias químicas contaminantes presentes en el agua, dijo.

Las partículas de plástico tienen una superficie grande en comparación con su volumen, lo que ofrece una gran oportunidad para que los químicos se adhieran a ellas. La vida marina puede estar en riesgo al ingerir las perlas que hayan absorbido sustancias químicas, dijo Thompson.

Otro experimento simuló la transferencia de fenantreno, una sustancia contaminante, al sistema digestivo del gusano arenícola a través de la ingesta de microplásticos. El gusano, que los pescadores usan como carnada, se encuentra en la base de la cadena alimenticia, por lo que muchas otras especies lo consumen, lo que crea la posibilidad de propagar las sustancias químicas a especies de mayor tamaño.

Cuando un organismo vive en un ambiente sedimentario, rico en carbono natural, como la arena de la playa, las partículas de plástico podrían incrementar el transporte de químicos hacia el gusano arenícola. Sin embargo, en condiciones fangosas, en las que el medio contiene menos carbono, hay una menor transferencia de sustancias químicas.

Debido a que la evaluación se llevó a cabo en un laboratorio, dijo Thompson. “Aún no sabemos con certeza qué cantidades pueden estar ingiriendo los organismos”. Agregó que no hay indicios de que tengan efectos nocivos para los humanos, aunque no ha habido muchas investigaciones al respecto.

Thompson aplaudió que Unilever decidiera abordar el asunto. Señaló que los plásticos no se degradarán naturalmente con el tiempo, así que cada año se acumularán más.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Creo que los efectos dañinos potenciales –para una gama más amplia de organismos y posiblemente también para los humanos—se agravarán si no hacemos nada al respecto”, dijo.

La siguiente pregunta es: ¿Cuál será la alternativa a las microperlas de plástico? Unilever no respondió de inmediato a la solicitud de respuesta que hizo CNN.

Ahora ve
EU se dice decepcionado por la resistencia al cambio de Canadá y México
No te pierdas
×