Que los animales estén en cautiverio: ¿es un mal necesario?

Lamentablemente, esta podría ser la única forma de conservar especies que de otra forma desaparecerían rápidamente junto con su hábitat
tigre ataca a domador
tigre campo  tigre ataca a domador
Jenni Watts
Autor: Jenni Watts
(Reuters) -

Mantener en cautiverio a los tigres de Sumatra, orangutanes y elefantes no es lo ideal.

Estos animales deberían estar libres. El problema es que su hábitat se ha reducido en gran medida y a menudo es más seguro que vivan en cautiverio. El hábitat de los tigres de Sumatra —especie gravemente amenazada— se ha reducido mucho y la caza furtiva es una gran amenaza, por lo que hay más tigres de Sumatra en cautiverio que en estado salvaje. Conforme se reduce la cantidad de tigres, el tener especímenes en cautiverio es la única esperanza de supervivencia de la especie.

Hay animales en cautiverio a los que no se puede liberar de nuevo. Estos animales están enfermos o tienen defectos, como en el caso de los tigres a los que se rescató de las trampas de los cazadores furtivos. A muchos de estos tigres les faltan patas y parte de sus piernas. En estado salvaje tendrían dificultades para encontrar alimento y para escapar del peligro. En este caso, se ubica a los tigres en zoológicos o santuarios como Taman Safari, en Indonesia.

Los animales que viven en santuarios como este pueden cumplir con un propósito importante: son embajadores de su especie, una especie de educadores que enseñan a la gente sobre ellos. Entre más personas sepan acerca de estos animales y se enteren de los problemas que estos animales enfrentan en estado salvaje, es menos probable que quieran matarlos o destruir su hábitat.

Los animales también sirven de inspiración para recaudar fondos para financiar la importante labor que los grupos conservacionistas llevan a cabo para preservar a estas especies.

Los animales en cautiverio también juegan otro papel importante: en estado salvaje, conforme su población se reduce, los animales empiezan a aparearse con especímenes emparentados, lo que crea problemas relacionados con la endogamia. Cuando los animales se aparean en los zoológicos y los santuarios, el personal se asegura de tener presente la diversidad de la especie. Es un enfoque preventivo que puede evitar que la especie se extinga.

La triste verdad es que los humanos causamos y soportamos el problema de la pérdida de poblaciones de animales. Algunos transforman el bosque lluvioso en plantaciones gigantescas de palma de aceite y otros nos esforzamos por salvar ese bosque. Algunos matan a los tigres para vender su piel y algunos cuidamos de los cachorros discapacitados en cautiverio para asegurarnos de que la especie no se extinga. Los humanos estamos en guerra con nosotros mismos y en esta guerra, la fauna amenazada de Sumatra está perdiendo lentamente.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Si no se toma alguna clase de medida para detener la caza furtiva y la pérdida del hábitat, los elefantes, orangutanes y tigres gravemente amenazados de Sumatra desaparecerán lenta y silenciosamente. Solo podremos ver a estas especies majestuosas detrás de una barrera en el zoológico.

Tarde o temprano, la especie se extinguirá. Por eso, los conservacionistas de los santuarios y zoológicos, así como los grupos no lucrativos como WWF presionan para evitarlo. Informar por medio de los embajadores animales en cautiverio es una forma de revertir la tendencia y con suerte, salvar a la especie.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×