Joven mexicana investigará en el Ártico la especie más longeva del mundo

Un grupo de científicos, entre ellos una joven jalisciense, realizarán una expedición en el mar de Groenlandia durante casi dos años
Priscila de Alba_expedición al Polo  Priscila de Alba_expedición al Polo
| Otra fuente: CNNMéxico
GUADALAJARA (CNNMéxico) -

Priscila de Alba, una tapatía de 23 años, se sumergirá durante los próximos 22 meses en el Ártico en busca del tiburón de Groenlandia, la especie más longeva del mundo, y tomará muestras de las capas de hielo de la isla, como parte de los objetivos científicos de la misión Under the Pole.

“Está poco estudiado (el tiburón). Lo que se pretende es traer imágenes para saber de qué tamaño es, cuánto pesa, cómo se comporta”, dijo Priscila en entrevista.

La recién egresada de la carrera de Ingeniería Química en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) de Guadalajara, capital de Jalisco, será la primera latina en sumarse al equipo de científicos franceses que lidera Under the Pole, un proyecto de exploración submarina que nació en 2010 para llevar a cabo inventarios de fauna, y estudiar entre otros rubros, la adaptación del cuerpo humano a condiciones extremas, el derretimiento del hielo en Groenlandia y la extinción de algunas especies.

“Esta expedición lo que tiene de interesante es que abarca mucho tiempo e incluso varios ciclos de estación, se van a ver todos los cambios y se pueden reportar en conjunto”, destaca Priscila.

En 2010, un grupo de expedicionistas franceses encabezados por el científico Ghislain Bardout, con el apoyo de universidades e instituciones públicas y privadas, exploraron durante dos meses las profundidades del Polo Norte.

En esa ocasión, el equipo evaluó técnicas de inmersión y adaptación térmica de los buzos en bajas temperaturas.

Cuatro años después y con la participación de un equipo multicultural de expedicionistas e investigadores de Francia, Groenlandia, Inglaterra, Escocia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá y solo una mexicana, recorrerán durante casi dos años, la isla de Groenlandia, ubicada entre el océano Atlántico y el Glacial Ártico, en una expedición que han denominado Discovery Greenland

“Muchos cumplen con los requisitos para sumarse al equipo, están preparados y quisieran ir, pero aquí es donde jugó un poco la casualidad de conocerlos para que yo pudiera estar en esta expedición. Ellos buscaban un asistente científico y esa será mi encomienda en el grupo”, dijo la joven, quien además del español, domina el inglés y el francés.

Ella, al igual que el resto del equipo se sumergirá en el océano, tomará muestras del hielo, de algunas especies, hará registros y junto con el equipo de científicos las estudiarán para llegar a algunas conclusiones.

El equipo cuenta con el apoyo y respaldo de las universidades de Oxford (Reino Unido), York (Canadá) y otras escuelas de Escocia, Estados Unidos y Dinamarca, además del Instituto de Recursos Naturales de Groenlandia, el Centro Nacional de Oceanografía (Inglaterra) y National Geographic.

Además de los científicos, el grupo incluyó a un fotógrafo y camarógrafo que documentarán la vida marina de Groenlandia.

Un barco tipo velero de 20 metros de largo por 6 metros de ancho, será su casa, dormitorio y laboratorio flotante, desde donde se lanzarán a las profundidades.

El equipo analizará también la longevidad de los moluscos y de entrada tienen la hipótesis de que podrían encontrar entre este grupo al animal más longevo del mundo.

“Recientemente se encontró que un tipo de molusco era el animal más viejo del todo el mundo, así que quién sabe si acá podría haber uno más longevo”, agrega Priscila.

La recién egresada de la universidad del sistema Ibero de Guadalajara advierte que aunque el derretimiento de los glaciares ha sido ampliamente estudiado, la misión de Under de Pole sobre ese particular en Groenlandia cobra relevancia por el amplio periodo de tiempo en que recogerán muestras y que posteriormente serán analizadas.

La joven tapatía egresó el año pasado de la carrera de Ingeniería Química. Un año antes, realizó una temporada de intercambio académico en la École d’Ingénierus de Purpan, en Toulouse, Francia, donde conoció a uno de los expedicionistas de Under the Pole, razón por la que ahora la invitaron a participar.

“Jugó un poco la casualidad”, responde Priscila cuando explica cómo obtuvo la invitación a esta expedición.

“No hay un proceso de selección establecido, pero se trata de llevar personas preparadas, comprometidas y que se hayan ganado la confianza de los jefes de la misión, que tengas una función específica en el barco”, agrega.

Chile en polvo, rancheras y tequila

Antes de iniciar la expedición, Priscila realizó prácticas de buceo durante dos semanas en Manzanillo y Puerto Vallarta.

Admite que las condiciones en las aguas del Ártico serán distintas -bajo cero-, pero se trata de una preparación física que suma a la de correr al menos tres veces por semana durante poco más de una hora.

Partió el jueves pasado a Francia, donde permanecerá dos semanas antes de subirse al barco. Además de la ropa térmica y especial para bajas temperaturas, Priscila ha hecho un hueco para llevar algo de tequila, chile en polvo y varios libros.

Dice que uno de los episodios que más le entusiasman de la expedición es el periodo de hibernación que inicia en octubre y termina aproximadamente en julio. "En este tiempo se llevarán a cabo las investigaciones sobre la relación hielo-océano-atmósfera, biodiversidad marina y medicina del buceo", detalla.

Agrega que durante este tiempo, una parte de la expedición partirá con los inuits (esquimales) y sus trineos de perros para explorar y estudiar la zona norte de Groenlandia en zonas donde el barco no puede navegar.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La noche polar -que dura más de 24 horas- es otro fenómeno que le entusiasma. "Puede provocar depresión, amigos me han dicho que en este tipo de situaciones la música ayuda, así que llevaré de todo, música mexicana que no escucho habitualmente, cumbia, salsa”, detalla, no sin antes dejar en claro que no consideró necesario buscar orientación profesional con algún psicólogo y confía en que superará exitosamente la etapa.

“Vamos a hacer una expedición científica, pero también vamos a vivir mucho tiempo juntos, así que son importantes las actividades recreativas”, agrega, al tiempo de acotar que también buscará espacio para algunos juegos de mesa y una pequeña guitarra.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×