El hombre que espía a los pingüinos, en el nombre de la ciencia

Tom Hart diseñó un proyecto colectivo que investiga las amenazas que los pingüinos sufren en Antártida
pingüinos-animales  (Foto: Getty)
Autor: Lauren Said-Moorhouse
(Reuters) -

Hoy, etiqueto a los pingüinos en Antártida. No es algo que pensaba que algún día tendría la oportunidad de hacer pero aquí estamos. Unas horas haciéndolo y en realidad es bastante adictivo. Pero no enfrento el frío extremo de la región polar del sur.

Cuando digo que “etiqueto”, anotó manualmente pingüinos, polluelos y huevos en las fotografías tomadas en la región. Una vez que marqué las imágenes, otros etiquetadores ciudadanos pueden revisar mi trabajo antes de que los pingüinológos puedan comenzar a analizar los datos originados por ciudadanos.

Me convertí en uno de las casi un millón de científicos ciudadanos que ayudan a los pingüinos en la región de Antártida a través de análisis de datos albergados en Zooniverse, una plataforma de ciencia de financiamiento en masas.

El apasionado pingüinologo Tom Hart, un miembro de la investigación en el Departamento de Zoología en la Universidad de Oxford, es el hombre detrás de Penguin Lifelines; un proyecto colaborativo internacional en el que se investigan las amenazas enfrentadas por los pingüinos antárticos.

CNN entrevistó al apasionado científico después de su reciente regreso del viaje de este año al sur y averiguó por qué continúa viajando, lo que encontró y si el final se acerca para estos pájaros acuáticos.

CNN: Bienvenido de vuelta, Tom. ¿Cómo estuvo tu expedición en Antártida? Debe ser bastante difícil trabajar en ambientes con un clima tan extremo.

Tom Hart: Es el paraíso. Es fantástico. Es bastante agotador. No hay duda de que es física y mentalmente agotador pero cada día te despiertas con un fondo espectacular, nunca olvidas cuán privilegiado eres; eso es seguro.

CNN: ¿Cómo es trabajar “en el campo”?

TH: La forma en que lo hacemos probablemente no es lo que tienes en mente. Vamos de campamento, nos quedamos en chozas, nos crece la barba en la forma en la que debemos, según el estereotipo. Pero una gran parte del tiempo estamos en barcos (turistas), así que vamos a más sitios que los científicos convencionales. Subimos a bordo, o cruzamos y saltamos entre barcos de paseo, podríamos llegar a más de 100 sitios al año. A veces solo estaremos aquí durante tres horas. Pero eso es suficiente para establecer o mantener una cámara y hacer una cuenta de la colonia, o algo así.

CNN: Son cuatro meses de trabajo bastante agotador. ¿Por qué hacerlo?

TH: Tenemos una deficiencia nacional de datos en Antártida y sub-Antártida. La escala de los problemas de hoy en día; por ejemplo, el cambio climático, pesca y perturbación humana directa, realmente no tenemos la respuesta para averiguar cuál de esos es el problema, en qué orden y cómo lidiar con estos. Intentamos crear conjuntos masivos de datos que automáticamente reporten qué pasa y alimentar en la política.

CNN: Entonces, ¿en qué parte entran las cámaras?

TH: Ponemos cámaras de lapso de tiempo en Antártida y sub-Antártida; el sur de Georgia, las Islas Sándwich del Sur, Shetland del Sur, en la península antártica. (Ahora es) como tener un biólogo realmente bueno y dedicado que no come o duerme; solo dedicado a monitorear pingüinos todo el tiempo. Resulta que ahora, es realmente fácil recolectar datos a este nivel, hemos descifrado el problema de la logística. Pero la parte difícil es cómo analizarlo.

CNN: Allí entra Penguin Watch…

TH: Absolutamente. Acabo de regresar y ya tenemos más de medio millón de puntos de datos solo en este año. Los humanos recogen la peculiaridad que una computadora nunca lograría. Y etiquetan cosas que son inusuales y cuando entramos, vemos e investigamos más. Actualmente, no hay forma en la que podamos hacer esto sin mucha ayuda. Cuando comenzamos el proyecto, en las primeras cuatro horas, las personas habían anotado más imágenes que las que habíamos anotado en cinco años. Hace una diferencia.

CNN: ¿Y qué tipo de resultados ves de los datos procesados?

TH: Apenas comenzamos a obtener datos útiles en general en la península y las islas periféricas vemos pingüinos barbijo y Adelaida a los que les va mal con su crianza. Esas cifras disminuyen. Mientras los gentoo aumentan donde los monitoreamos y posiblemente se extienden. Lo tráfico es que todavía estamos en una etapa muy temprana para entender el problema, a pesar del hecho de que obtenemos enormes cantidades de datos.

CNN: Entonces, ¿hay un peligro en el que alcanzaremos un punto de extinción?

TH: No, no creo. Con aves marinas en todo el mundo, donde arreglamos algunos de los problemas, las aves marinas se recuperan. Vemos pingüinos en partes de Australia, Nueva Zelandia y África a pesar del hecho de que la mayoría de estas poblaciones todavía están en peligro de extinción, podemos ver que donde arreglas los problemas localmente, el resultado es bueno.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

CNN: ¡Fiu! Al pasar los últimos cinco años “en el sur”, ¿tienes un recuerdo favorito en particular del proyecto hasta ahora?

TH: Probablemente lo más emocionante fue este enero cuando regresamos a las Islas Sándwich del Sur, colocamos una cámara allí el año pasado y estos son los primeros datos de reproducción de todo ese archipiélago, y debido a que es tan difícil de llegar, nadie nunca hizo un año de observaciones de pingüinos. Es completamente nuevo. Se demostró que hacemos una diferencia en uno de los lugares más remotos en los que posiblemente podrías estar.

Ahora ve
Dos jóvenes escapan de los incendios forestales en California
No te pierdas
×