Oaxaca en juego: Entre conflictos magisteriales, territoriales y deuda

El estado enfrenta cinco conflictos que deben ser atendidos de manera urgente, considera la Secretaría General de Gobierno.
Candidatos  Elecciones en Oaxaca (Foto: Ilse Domínguez)
Por: CARLOS HERNÁNDEZ
OAXACA (Expansión) -

A unos meses de que inicien los comicios en Oaxaca, donde se elige un gobernador, 25 diputados locales y 153 presidentes municipales, la entidad enfrenta cinco conflictos políticos ‘urgentes’ y al menos 64 que merecen ‘atención especial’.

Durante 2015, y en el primer trienio de este año, la Secretaría General de Gobierno (Segego) registró 364 conflictos agrarios y municipales, 908 de carácter social, 321 del ámbito político, 27 en materia religiosa, y 88 de orden político, informó el titular de la dependencia, Carlos Santiago Carrasco.

Aún cuando la Segego tiene detectado el conflicto de disputa de tierras entre Oaxaca- Chiapas y Veracruz (en la zona selvática de Chimalapas), como el de mayor auge por la invasión en parajes como la Gringa, la Reforma y San Francisco la Paz, no descarta la agudización de la lucha magisterial.

En junio de 2015, los integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), boicotearon las elecciones federales que se celebraron en Oaxaca, a través del cierre de distritos electorales, quema y robo de urnas del 10% del total instalado, reportó el Instituto Nacional Electoral (INE).

Sin embargo, la autoridad electoral confía en que el escenario de violencia del año pasado en Oaxaca, no se vuelva a repetir, por lo cual están tomando previsiones y estrategias conjuntas con la Policía Federal, el ejército y corporaciones estatales.

Pese a la transformación del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y la recuperación de la rectoría de la educación por parte del gobierno de Oaxaca, encabezado por Gabino Cué Monteagudo, la Sección 22 insiste en echar abajo la reforma educativa.

El líder de la gremial, Rubén Núñez, anunció que por acuerdo de asamblea estatal, se otorgará un ‘voto de castigo’ para los partidos (PRI-PAN-PRD).

Arrecia la competencia

Aunado a la efervescencia social, agraria y magisterial, la elección del próximo 5 de junio tiene el mayor número de candidatos a la gubernatura en la historia de la entidad: por la alianza PRI- PVEM, Alejandro Murat; coalición PAN- PRD, José Antonio Estefan Garfias; PT, Benjamín Robles; Morena, Salomón Jara; PSD, Manuel Pérez Morales y Partido Renovación Social, Joaquín Ruiz Salazar.

La polarización se ha registrado con el rompimiento de la coalición Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (CREO) conformada por el PAN- PRD y PT, este último partido se deslindó de los aliancistas y lanzó como su candidato al senador perredista, Benjamín Robles Montoya, quien no resultó favorecido en la convención de delegados celebrada por el sol azteca.

El 5 de junio, al menos 2.7 millones de oaxaqueños están llamados para votar, mientras el proceso se desarrolla entre “parches” a las leyes electorales, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) echó abajo la Ley Electoral aprobada por la LXII Legislatura, el pasado 6 de octubre de 2015.

El órgano judicial, consideró inválidos según la resolución de los juicios de inconstitucionalidad 57/2015, 59/2015, 61/2015 y 62/201, los acuerdos obtenidos por los legisladores en una sesión con gases lacrimógenos al interior del recinto y amplio “desaseo”.

Judicialización de la contienda

En opinión del analista político, Isidoro Yescas Martínez, el proceso electoral en Oaxaca tendrá que pasar primero por una primera lucha en los tribunales, al tener que resolverse las impugnaciones en contra del candidato del PT, Benjamín Robles Montoya y del PRI–PVEM, Alejandro Murat.

Para el también académico, la elección a gobernador se centrará en tres candidatos y fuerzas políticas: José Antonio Estefan Garfias (PAN–PRD) con el apoyo del gobierno del estado, Murat (PRI-PVEM-Panal) con el gobierno federal detrás para recuperar la gubernatura del estado, y Robles Montoya (PT), quien pese a no ir con un partido con amplia estructura electoral, tiene la ventaja de haber recorrido el estado desde hace más de 12 años, tanto con el gobernador, Gabino Cué, como con Andrés Manuel López Obrador.

Deuda pública y corrupción

Gabino Cué Monteagudo, gobernador del estado (2010 -2016), llega al final del sexenio con una serie de cuestionamientos por sus escasos logros, además de que dos de los integrantes de su gabinete se encuentran bajo investigación de la Contraloría Estatal por enriquecimiento ilícito.

A los extitulares de las secretarías de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, y de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable, Netzahualcóyotl Salvatierra López, ninguna autoridad estatal les ha fincado responsabilidades por el manejo discrecional de unos 4,000 millones de pesos.

A ello se suma una deuda pública superior a los 14,000 millones de pesos, 9,000 millones de pesos más que la heredada por su antecesor, el priista Ulises Ruiz Ortiz.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

De acuerdo a la secretaría de Finanzas la deuda a largo plazo, asciende a 7,000 683 millones de pesos, mientras que en obligaciones de pago de Certificados Bursátiles ante Banobras, es de 6,000 456 millones de pesos.

Oaxaca es uno de los 12 estados en los que se renovará la gubernatura, además del Congreso del Estado con la elección de 25 diputados en igual número de distritos y 153 municipios designarán alcaldes por el régimen de partidos políticos.

Ahora ve
Carreteras y aeropuertos se llenan en EU por el Día de Acción de Gracias
No te pierdas
×