Priistas de abolengo, en la mira del tricolor por apoyar al PAN en Puebla

El clan de los Morales se ha dividido; dos de sus integrantes operan a favor de Gali rumbo a la elección del 5 de junio, postura que el partido considera como una 'traición'.
Melquiades Morales manifestó su respaldo a la campaña de la candidata del PRI a gobernadora de Puebla, Blanca Alcalá.
Lealtad  Melquiades Morales manifestó su respaldo a la campaña de la candidata del PRI a gobernadora de Puebla, Blanca Alcalá.  (Foto: Elvia Cruz)
Por: ELVIA CRUZ
PUEBLA (Expansión) -

El PRI tiene 'en la mira' a un par de sus militantes de abolengo en Puebla, quienes operan a favor del PAN y han abandonado a la candidata del tricolor a gobernadora, Blanca Alcalá.

Fernando y Jesús Morales, del clan político que lidera Melquiades Morales Flores (gobernador de 1999 a 2005), apoyan la campaña del panista Antonio Gali, lo cual desató un proceso de expulsión del PRI.

La “deslealtad” de Fernando Morales Martínez, de 47 años de edad e hijo del exmandatario estatal, hacia el partido tricolor se gestó desde la elección de 2015, luego de que le fue negada la postulación como candidato a diputado federal por el distrito 8 —con cabecera en Chalchicomula de Sesma, municipio conocido a nivel local como Ciudad Serdán—, considerado como “la tierra de los Morales”. La postulación recayó en Arely Ávila, quien perdió ante el PAN.

Dos meses después de que recibió un “no” de este instituto político que dirigió a nivel estatal en 2012, y sin renunciar a su militancia, el pasado 18 de marzo rindió protesta en el gobierno del panista Rafael Moreno Valle como subsecretario de Desarrollo Político y Participación Ciudadana de la Secretaría General de Gobierno (SGG).

Este cargo estatal le valió ser calificado como un “traidor” por la entonces presidenta estatal del PRI, Ana Isabel Allende, quien previó que este movimiento político era el inicio de una serie de “golpes bajos”. La sospecha, al parecer, se hizo realidad el día de las votaciones del pasado 7 de junio, cuando fue filtrado un audio en el que se escucha al aún priista amenazar al entonces líder local del Partido Verde —aliado tradicional del tricolor—, Juan Carlos Natale, si no se sumaba a la operación electoral a favor de los candidatos que impulsaba el gobernador.

“Si gana Arely (Ávila), te parto la madre, cabrón”, fue parte de la amenaza que hizo Morales Martínez al también legislador local, quien después reconoció la veracidad de esa conversación telefónica.

“TENGO DERECHO A BUSCAR MI SOBREVIVENCIA POLÍTICA”

Morales Martínez afirma que está en su derecho de buscar su “sobrevivencia política”, y acusa al Revolucionario Institucional de no haberle dado más oportunidades, pese que bajo las siglas del tricolor ocupó diversos cargos públicos desde 1993.

“Creo que si le cortan a uno espacio en el partido, también es válido que uno busque otras opciones. Cada quien tiene que buscar su sobrevivencia política”, comentó a Expansión, al tiempo que retó a la nueva dirigencia priista, que encabeza Jorge Estefan Chidiac, a sacarlo del PRI “si tiene los pantalones”.

Y, aunque hasta finales de abril, el líder estatal del Revolucionario Institucional consideró que expulsarlo del partido sería darle importancia, en un comunicado de prensa emitido la noche del pasado martes informó que fue entregada una solicitud a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria para expulsarlo por “traición”.

"En el documento (solicitud de baja) se hacen valer los constantes actos de traición y deslealtad de Fernando Morales, así como su participación en diversos actos de campaña del Partido Acción Nacional en los procesos electorales de 2015 y 2016, donde abiertamente ha expresado su apoyo a otros candidatos", cita el boletín, sin precisar el tiempo que tardará el proceso.

No sólo Fernando Morales Martínez coordina a nivel municipal la campaña de Gali, sino también su primo Jesús, hijo del hermano del mismo nombre del exgobernador Melquiades, quien solicitó licencia a su cargo de director de Protección Civil en el gobierno de Moreno Valle para impulsar la candidatura del PAN. Contra él no ha sido abierto proceso alguno en el interior del PRI, sobre lo cual la dirigencia estatal declinó comentar.

“NO SOY DUEÑO DE VOLUNTADES”

El activismo de estos Morales juniors a favor del PAN ha levantado sospechas en torno al jefe del clan. Para acallar los rumores, Melquiades organizó un evento la tarde del sábado 16 de abril, en el cual aclaró públicamente ante la candidata Alcalá que él no está simulando apoyo a su campaña; arropado por la mayoría de quienes formaron parte de su gabinete, realizó un llamado de lealtad al PRI.

Al hablar de los integrantes de su familia que impulsan al candidato de Acción Nacional, el priista dejó en claro que él no es dueño de las voluntades de sus familiares.

“Aquí quiero ser muy enfático: a los miembros de mi familia que tienen otras preferencias políticas, quiero ante ustedes reiterar, enfáticamente, que los respeto y los quiero, pero no soy dueño de sus voluntades. Pero yo, aquí estoy", insistió en su discurso.

En entrevista posterior con Expansión, el exmandatario aseguró que su familia es priista y que la mayoría está con Blanca Alcalá, aunque a este encuentro no acudió su hermano Jesús.

El presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, manifestó el pasado 5 de abril en Puebla no tener dudas sobre la lealtad de Melquiades hacia la campaña de Blanca Alcalá.

La división en el interior de la familia Morales contrasta con otras campañas, como la de 2004, cuando formaron un frente para impulsar la candidatura a gobernador de Mario Marín Torres.

“Los señores que se fueron allá (al PAN) son los chiquitos del grupo. Los grandes, que son Chucho Morales padre y Melquiades Morales están acá (en el PRI). Los retoñitos, los verdecitos se fueron, pero esos se fueron en 2010, así que ningún daño nos causa porque diciéndose priistas apoyaron al PAN”, reprochó en entrevista el dirigente del priismo poblano, Jorge Estefan Chidiac.

Otro dato que llama la atención es que Jesús Morales padre no ha aceptado la encomienda de operar para el PRI en esta elección en el distrito de Tepeaca, lo que significaría enfrentarse con su propio hijo, quien trabaja para el PAN en dicha zona. Tanto Estefan Chidiac como el coordinador de la campaña de Alcalá, Alejandro Armenta Mier, confirmaron a Expansión que esta tarea fue solicitada a Jesús Morales padre.

… Y, ¿QUIÉNES SON LOS MORALES?

La familia Morales es oriunda de Esperanza, un municipio situado a más de dos horas de la capital, en los límites con el estado de Veracruz. El sexenio de Melquiades les permitió forjar una estructura política que siempre había estado a disposición del Partido Revolucionario Institucional… hasta que algunos de ellos simpatizaron con Moreno Valle.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Quizá el cariño entre el actual gobernador y algunos de los Morales se forjó durante el tiempo en el que el panista trabajó como secretario de Finanzas (1999-2003) en la administración de Melquiades, puesto al que renunció en las elecciones federales del 2003 para ser impulsado por una diputación federal por el distrito VIII, con cabecera en Ciudad Serdán, y la cual ganó.

Desde entonces, Moreno Valle fue considerado como “hijo político” de Melquiades Morales. Ambos han reconocido que el lazo de amistad que los une es fuerte y que se construyó muchos años atrás, cuando el aún priista fue secretario particular del abuelo del ahora panista, quien también gobernó en Puebla, en el periodo 1969-1972.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×