Este es el búnker del INE donde los partidos ven tu información personal

En el Centro de Consulta del Padrón Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), los representantes partidistas pueden ver tu foto y tus huellas dactilares, pero se hace de manera controlada.
Para entrar a la sala donde se encuentra el Padrón Electoral se necesita una tarjeta y tener la huella dactilar registrada.
Bóveda  Para entrar a la sala donde se encuentra el Padrón Electoral se necesita una tarjeta y tener la huella dactilar registrada.  (Foto: Agencias)
Por: ISRAEL MACEDO SERNA
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En una sala, de unos 15 metros cuadrados, los nueve partidos políticos nacionales pueden conocerte muy bien: ven tu huella dactilar, tu clave de elector, tu domicilio y tu rostro con unos cuantos clics.

Se trata del Centro de Consulta del Padrón Electoral, donde se alberga nada menos que la información sensible de 81.5 millones de mexicanos que conforman el Padrón Electoral, donde seguramente estás tú.

"Son terminales de última tecnología donde los partidos pueden acceder a los insumos", relató René Miranda, director ejecutivo del Registro Federal de Electores.

La información disponible incluye no sólo el padrón electoral sino también contiene un archivo histórico de solicitudes individuales que alcanza un volumen de 221 millones de registros. Los trámites más constantes que los partidos realizan son los relacionados a la duplicidad de personas en la lista nominal, domicilios falsos en donde hay muchas personas registradas en un solo lugar, así como altas y bajas del padrón.

Los partidos pueden "jugar" haciendo cruces de variables como el sexo, la edad, el municipio, sección, entre otros datos, con lo que los partidos pueden obtener información valiosa para sus intereses electorales.

Los candados de seguridad

Este espacio, que lleva un año de funcionamiento y tuvo un costo de 15 millones de pesos, tiene ocho cubículos con vidrios transparentes. En cada espacio de trabajo hay un equipo de cómputo con tres pantallas. En el techo se ubica una cámara de vigilancia de circuito cerrado, que cubre toda la sala para monitorear a los representantes partidistas.

El acceso es controlado con una tarjeta, clave y huella dactilar. El político o representante que quiera ingresar a este lugar, no puede hacerlo con dispositivo tecnológico, así que los teléfonos celulares, tabletas, cámaras o computadoras quedan fuera. Además, la habitación está “aislada”, es decir no hay Internet. Lo único que se puede ingresar son plumas, lápices y papeles para hacer anotaciones.

En el recorrido realizado por funcionarios del INE, uno de los técnicos, que asesoran a los representantes políticos en sus visitas, hace una demostración de cómo una memoria USB no puede ser leída.

―Métela ahí― dice el funcionario, señalando una memoria USB. ―No pasa nada, ni siquiera la lee― demuestra.

Cada cubículo cuenta con una computadora, incapaz de leer memorias USB
Seguridad  Cada cubículo cuenta con una computadora para la consulta del Padrón Electoral, que están acondicionadas para que no puedan leer memorias USB.  (Foto: Agencias)

Este centro de consulta cuenta con personal disponible las 24 horas e incluso en días no hábiles. Se ubica en el edificio del INE de Insurgentes Sur, en la Ciudad de México y aunque luce moderno, el elevador no sirve en el quinto piso, por lo que los visitantes deben usar las escaleras para llegar a la sala.

Sin "caída del sistema"

¿Te habías preocupado por la seguridad de tus datos? El Instituto Electoral asegura —que ahora sí— tu información personal no va a ser extraída o expuesta de ninguna manera, como hace unas semanas pasó cuando millones de datos estuvieron expuesto en la red porque Movimiento Ciudadano decidió poner el padrón en un servidor de Amazon que fue presuntamente hackeado.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) es el instituto político que más ha hecho uso de este espacio, donde es necesario tener algunos conocimientos en informática para poder hacer cruces de información y manejar bases de datos con millones de registros.

Toda esa información en un solo sitio, ¿podría ser hackeada o el sistema podría caerse? René Miranda, funcionario del INE, dijo que “los sistemas no se caen” y que otras “caídas del sistema” ya quedaron como recuerdos del pasado.

“El tema de la caída del sistema hay que ubicarlo como un triste recuerdo de nuestra vida política electoral”, expresó.

Recomendamos: Ahogado el niño... el INE aprueba lineamientos para proteger el padrón electoral

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×