Yo no negocio la impunidad a exgobernadores: Baltazar Hinojosa

El candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas dice que a Yarrington no lo ha visto, con Egidio tiene una relación extraordinaria y de Eugenio no cree que sea lavador de dinero como dice EU.
Conmigo las cosas en seguridad se van a hacer bien: Baltazar Hinojosa
Por: FERNANDO DEL COLLADO
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Al igual que sus antepasados en línea directa y sucesoria, proviene de la especie de políticos que aparecieron durante el periodo postrevolucionario, hace unos 88 años.

El registro histórico indica que variaron de nombre y nomenclaturas hasta definirse comúnmente como priistas. Son, en todo caso, los mamíferos y vertebrados terrestres que en Tamaulipas, junto con otras ocho regiones de México, han dominado casi sin mayor resistencia y oposición.

El que nos ocupa, Baltazar Hinojosa Ochoa, nació en 1963, en los estertores de la era lopezmateísta conocida por cierta inclinación hacia las soluciones violentas contra sectores gremiales. Aunque sus primeros años de infancia los vivió en el periodo diazordasista y su adolescencia en el echeverrismo, sería hasta los 18 años cuando pediría su ingreso oficial al PRI. Corría 1981, justo en el pináculo de la era lopezportillista.

Ahora mismo, a 35 años de ese rictus iniciático, Baltazar Hinojosa se siente más priista que nunca y más preparado que nunca para gobernar su natal Tamaulipas. Del segundo, no se está del todo claro que lo pueda lograr este 5 de junio. Pero lo primero, lo priista, no se le podrá quitar sino con su muerte.

Apenas hace unos días en un acto que cimbró a sus propias tradiciones, el candidato se deslindó de dos ex gobernadores y hasta del mandatario actual. Fue un acto que de inmediato llamó la atención a todos los de su especie que no tardaron en calificarlo de una sinceridad asombrosa y jamás registrada en la historia hegemónica de la entidad.

Y es que a pesar de que algunos priistas han desarrollado ciertas adaptaciones a otros periodos, digamos más democráticos, sus rasgos básicos son considerados como típicos e imperecederos: disciplinados, leales y fieles propagadores de su muy particular retorica prístina. Rasgos que han sido la clave y causa que ha logrado mantenerlos precisamente como la especie dominante en todo el territorio.

¿Que no es Tomás?

-No.

¿Que no es Eugenio?

-¡Tampoco!

¿Que no es Egidio?

-¡Tampoco!

¿Y por qué lo dudó?

-No, no lo dude. Simplemente fue una respuesta para los de enfrente.

Candidato ¿usted cree que la gente es tonta?

-No, para nada.

¿Tan inteligente como usted?

-O más inteligente que yo.

¿Y Los tamaulipecos ?

-Los tamaulipecos son gente conscientes, participativos, brillantes.

En fin, cuando dice “soy yo”… ¿quién es?

-Baltazar.

¿Y eso qué significa?

-Un hombre de bien.

¿Y qué se siente serlo?

-Una gran responsabilidad pero una gran satisfacción.

¿Sabe usted lo que es el trastorno de personalidad múltiple, candidato?

-No… si me lo explicas.

¿Ha ido alguna vez a terapia?

-¡Nunca!

¿No le gustaría?

-Noo. No creo que sea necesario.

¿Todo bien?

-Sí, me siento muy bien.

¿No se habrá quedado en un viaje?

-¡No, para nada! Siempre tengo los pies muy firmes en la tierra.

¿Diría que está en pleno uso de sus facultades mentales?

-Sí.

¿Y políticas?

-También.

Entonces ¿qué es ser cínico, candidato?

-Ser cínico es ser una gente irresponsable que en su momento resurge cuando la gente es mitómana.

¿Usted lo es?

-¡Jamás!

¿Suele burlarse de los otros?

-¡Nunca!

¿No es una burla andar en campaña con criminales?

-Noo. Yo ando en campaña con un equipo de trabajo en donde las cosas las hacemos bien con una oferta política clara para los tamaulipecos.

¿No ha salido en campaña con lavadores de dinero?

-¡Jamás!

¿Con narcotraficantes?

-Nunca.

¿Y no le parece cínico ser del PRI?

-No. Al contrario. Soy priista.

¿Suele traicionar a quienes le apoyan y ayudan?

-Nunca he traicionado a nadie.

¿Qué es la lealtad?

-El valor más importante que debe tener un político.

¿Priista hasta la complicidad?

-No. Priista de cepa, pero nunca he sido cómplice de nadie.

¿No será que ya está en retirada?

-Así nos dijeron en su época… Y regresamos.

¿Desesperados?

-No. Pero preocupados por la situación, sí.

En fin, ¿en qué año nació?

-En 63.

¿Cuando nació ya estaba el PRI?

-Sí, claro. Ya existía.

¿Alguien lo obligó a ser priista?

-Noo. Soy priista desde 1981.

¿No lo tienen secuestrado?

-Para nada. Al contrario. El PRI nunca secuestra a nadie.

¿Intimidado?

-Menos.

¿Pensó que si fuera priista llegaría más rápido al poder?

-No. Me tarde para ser candidato a gobernador tres veces. Espero que esta sea la vencida.

¿Pensó que así se haría de más dinero?

-No. Nunca he aprovechado los cargos públicos para hacer dinero.

¿Cómo mide si no es un improvisado?

-La capacidad de reacción que tienes.

¿Cómo sabe si no es un oportunista?

-Tu personalidad lo dice.

¿Cuántos años tiene el PRI gobernando en Tamaulipas?

-Pues tendrá… 80 años.

¿El Tamaulipas de ahora es la hechura priista?

-El Tamaulipas de ahora es el PRI que viene a Tamaulipas.

¿Narcoestado?

-Se ha dicho de eso… no me consta.

¿Estado fallido?

-Menos.

¿Ese es el reino del PRI?

-¡Claro que no!

Seamos sinceros, ¿ya negoció con los ex gobernadores impunidad?

-¡Yo no negocio la impunidad!

¿A Egidio qué le garantizó?

-Absolutamente nada. Con Egidio es una relación extraordinaria.

¿También lo meterá a la cárcel?

-No tiene ningún antecedente por qué ir a la cárcel.

Seamos serio, ¿cuánto está pagando por voto?

-No estoy pagando ni un solo peso por ningún voto.

¿Es verdad que lo apoya Salinas?

-No necesariamente. Pero como mexicano conozco al presidente.

¿Zedillo?

-No, no… tengo relación con él. Nunca he tenido la oportunidad de platicar con él. Con el licenciado Salinas, sí.

¿Y qué tipo de emisario ha resultado Emilio Gamboa Patrón?

-Emilio Gamboa es una gente que lo conozco de tiempo atrás. No es emisario, simplemente es un amigo.

¿Ha intimidado?

-Con nadie.

¿Nos habla con la verdad?

-Siempre he hablado con la verdad.

¿Es verdad que el crimen organizado lo está apoyando?

-Jamás. Nunca he tenido ninguna relación con el crimen organizado.

¿No le ha ofrecido dinero?

-Jamás. He tenido distintas campañas y nunca he aceptado.

¿Derecho de piso?

-Jamás.

¿Plazas?

-Para nada.

¿Cuotas por contratos?

-Mucho menos.

-Ya nomas falta que nos diga que combatirá al crimen…

-Voy a ser gobernador del estado. Y no solo voy a combatir el crimen. De lo que queda, de la metástasis que queda del pasado.

¿Adiós al Cártel del Golfo?

-Conmigo las cosas se van acabar. Voy a poner un hasta aquí. Y las cosas se van hacer bien en Tamaulipas.

¿Adiós a Los Zetas?

-Adiós a todos aquellos que quieran ofender más a los tamaulipecos.

¿Qué eso no lo dijeron los anteriores gobernadores?

-No lo recuerdo. Lo único que te quiero decir es que conmigo las cosas en materia de seguridad se van hacer bien.

¿Muy bragado, candidato?

-No, no muy bragado, pero es el compromiso que ya hice con los tamaulipecos.

¿Muy macho?

-No, no soy macho. Soy un hombre de palabra.

¿Muy tamaulipeco?

-Sí, hasta las cachas.

Por cierto, ¿funciona amedrentar a los tamaulipecos?

-Depende qué tipo. Si los vas a amedrentar para querer hacerles daño, se pueden ir con la finta. Pero en Tamaulipas no ha a suceder eso.

¿Usted hará daño?

-Jamás haré daño. Ni a un tamaulipeco ni a nadie.

¿Usted cómo trabaja el miedo?

-Te digo la verdad: no conozco el miedo.

¿Y el miedo a ser asesinado?

-No. Me siento muy tranquilo.

¿Miedo al fracaso?

-No.

¿Le angustia quedarse sin dinero?

-Pues si en su momento es para no tener que pagar la raya en los ranchos, puede.

¿Ansiedad?

-No.

Por cierto… ¿coca?

-¡Light!

¿Marihuana?

-Menos.. esas cosas no.

¿Heroína?

-No.

¿Cuándo fue la última vez que se hizo un examen toxicológico?

-Cuando fui candidato a la diputación federal en esta XLIII Legislatura.

¿Qué efecto siente cuando está con el síndrome de abstinencia?

-Me siento muy tranquilo. Para mí es igual en un momento dado.

¿También está usted fichado en EU por estar cercano al crimen organizado?

-Jamás.

¿Cómo lo sabe?

-Te lo digo porque así lo sé.

Volvamos, ¿para quiénes quiere gobernar?

-Para todos y cada uno de los tamaulipecos que queremos finalmente vivir en paz.

¿Operará para Osorio o Videgaray?

-Voy a operar para que las cosas salgan bien en Tamaulipas y esperamos estar a la altura de los nuevos tiempos.

¿Y a Beltrones?

-Responderle como a mi presidente de partido.

A ver, ¿Beltrones pierde Tamaulipas?

-Beltrones va a ganar Tamaulipas.

¿Y si pierden?

-No vamos a perder.

¿Qué haría?

-No, no vamos a perder.

¿Es verdad que el presidente quiere que pierda Beltrones?

-No, porque obviamente el PRI tiene qué ganar. Y obviamente el PRI que preside Beltrones tiene la enorme responsabilidad de dar buenas cuentas.

¿Sus paisanos tiene miedo?

-Han pasado por una etapa difícil en donde si existe el miedo por aquellos que han querido seguir ofendiendo a los tamaulipecos.

¿Cuántas personas lo protegen, candidato?

-Mi mujer y mis hijas.

Déjeme ser directo ¿es usted narco?

-No.

¿Le gustaría?

-¡Jamás!

¿No ha lavado dinero?

-Nunca.

¿No ha extorsionado?

-¡Nunca!

¿Torturado?

-Menos.

¿Le gusta el poder?

-Para servir.

¿En todo caso, necesitará al crimen organizado para gobernar?

-Nunca se ha necesitado. Es toda la gente que se encuentra de manera ilegal. Y mucho menos la gente que le hace mucho daño.

¿Cómo ha sido entonces que ha gobernado el PRI en su entidad?

-Ha sido difícil, difícil. Yo fui presidente municipal de Matamoros y ahí está mi expediente limpio.

¿El crimen organizado seguirá escogiendo a los jefes policiacos de los municipios?

-Conmigo las cosas se van hacer de otra manera. Aquí no va haber ninguna ingerencia de ningún crimen organizado directamente.

¿Con la ley en la mano o con el poder?

-Con la ley en la mano. Las cosas se van hacer bien.

A ver ¿quién será su fiscal?

-Una gente que sea adecuada, que conozca, que participe y que tenga muy claro su responsabilidad y que tenga mucha voluntad.

En serio, ¿acabará con la corrupción?

-Le vamos a dar una muy, muy fuerte disminuida a tal grado que la gente se va a sentir feliz.

¿Y con la impunidad?

-En mi gobierno no va haber alguien que este impune.

Por cierto, ¿cuándo fue la última ves que vio a Tomás Yarrington?

-Será como hace 5 años.

¿Usted lo seguirá protegiendo?

-Yo nunca he protegido a nadie.

¿Le ha ofrecido votos?

-Nunca he protegido a nadie y he ofrecido nada a nadie.

¿Qué ha hecho posible que siga prófugo?

-¡Habrá que preguntárselo a él!

Por cierto, ¿le ha dado a usted una maleta?

-Jamás he recibido ni un cinco… ni de él ni de nadie.

¿Ha escuchado hablar del informante “Óscar”?

-¡No!

¿Ha visto a Eugenio Hernández Flores?

-En varias ocasiones.

¿A qué acuerdos llegó?

-Ningún acuerdo.

¿Sigue lavado de dinero?

-No sé qué tipo de actividades realice pero que yo sepa en un momento dado no lo creo.

¿Cuántos años tiene el PRI gobernando en Tamaulipas?

-Ya debe andar en los 80 años

¿Seguro que quieres seguir siendo priista?

-Claro que voy a ser priista. Y voy a ser priista hasta el último día de mi vida.

¿No se siente secuestrado?

-Jamás.

¿Candidato, se lo vuelvo a preguntar, para quiénes quiere gobernar?

-Para los tamaulipecos.

¿Cuántos muertos necesitará usted para renunciar si fuera gobernador?

-Siendo gobernador no pienso renunciar.

¿Usted cuántas casa tiene en Texas?

-Tengo un departamento en Brownsville.

¿Ganará?

-Vamos a ganar

¿Sin los gobernadores?

No, quien va a ganar va ser un servidor. Pero quienes van a ganar más van a ser los tamaulipecos.

¿Sin ser cínicos?

Pues mira, no tenemos por qué en ningún momento ser cínicos.

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×