Hinojosa, de agricultor de sorgo a excolaborador de Yarrington

Para el candidato del PRI a la Gubernatura de Tamaulipas, Baltazar Hinojosa, el crimen organizado es cosa del pasado, pues dice que hoy la emergencia es por los crímenes del fuero común.
El candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, Baltasar Hinojosa, dice que arrancará un plan económico para recuperar la competitividad de la entidad con nuevos recintos fiscales y garantizar una mejor conexión al centro del país.
Proyecto  El candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, Baltasar Hinojosa, dice que arrancará un plan económico para recuperar la competitividad de la entidad con nuevos recintos fiscales y garantizar una mejor conexión al centro del país.  (Foto: Facebook/BaltazarMHO)
Por: SERGIO RINCÓN
TAMAULIPAS (Expansión) -

Baltazar Manuel Hinojosa Ochoa, candidato a gobernador de Tamaulipas por la coalición entre los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) se dice ganadero y agricultor.

Asegura que en su rancho de San Fernando —municipio que se dio a conocer por la masacre a los 72 migrantes— tiene maquinaria, cabezas de ganado y que mucha de su fortuna es gracias a la producción de sorgo. A eso, se suman más de tres décadas de trayectoria política.

Su perfil legislativo detalla que Baltazar nació en el municipio de Matamoros el domingo 15 de septiembre de 1963. Creció en el seno de una familia de clase media alta dedicada al campo. Hijo de Arturo Hinojosa Galindo y de Inés Ochoa de Hinojosa.

Pero su lugar de nacimiento ha sido motivo de controversia. En 2004, durante su campaña para alcalde, la polémica surgió cuando se dio a conocer que Hinojosa Ochoa había nacido el 13 de septiembre de 1963 en el antiguo Mercy Hospital, actualmente Valley Baptist Medical Center, de Brownsville, Texas, Estados Unidos.

De acuerdo a reportes de prensa, la secretaria municipal de Brownsville, Inelda T. García, y Doug McBride, entonces oficial de prensa del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, confirmaron que existe el nombre y la fecha de nacimiento, pero no pudieron asegurar que se tratara de la misma persona.

Hinojosa, economista por la Universidad de Monterrey (UDEM), inició su carrera en el servicio público en la década de los ochenta, como funcionario en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ha sido secretario de finanzas del estado de Tamaulipas, asesor presupuestal en el gobierno de Nuevo León y delegado de Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Coahuila. Durante el sexenio de Tomás Yarrington Ruvalcaba fue secretario de Desarrollo Social y depués de Educación y Cultura.

Es priista desde 1981 y ha sido diputado federal por dos ocasiones, así como presidente municipal de su natal Matamoros (2005-2007). Además fue director en jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollos de Mercados Agropecuarios (Aserca) y en marzo de 2012 fue nombrado Coordinador Regional de la Primera circunscripción de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

En su faceta de agricultor, Hinojosa ha estado acompañado de programas al campo. En entrevista con Expansión , comenta que ha solicitado créditos de avío y refaccionarios, “que son esos créditos que tenemos los agricultores”.

“Si revisan mi cuenta, es 43131623-3 es una cuenta de Banamex, que tengo desde 1986 o 1987. Siempre ha sido la misma cuenta que hemos tenido como agricultores. El expediente es el mismo, ha sido el mismo banco, y claro, hemos crecido, eso sí lo digo. Pero ha habido años donde nos ha pegado, como es de temporal, pero afortunadamente ahí la llevamos”, dice de manera confiada en entrevista con Expansión.

El plan Hinojosa

En aquel 1963, Matamoros ya era conocida como la puerta de México para el mundo. El crecimiento en la entidad fue notable con los años, con el empuje de los sectores maquilador, automotor y petroquímico.

Sin embargo, el crimen organizado y el fenómeno de violencia en la entidad frenaron estos sectores, que finalmente se diversificaron a otras regiones del país.

En entrevista con Expansión, Hinojosa dice tener un plan económico para recuperar la competitividad de la entidad con nuevos recintos fiscales y garantizar una mejor conexión al centro del país.

“Estamos perdiendo competitividad, necesitamos hacer nuevos recintos fiscales y tener una mayor eficiencia en los servicios de transporte como de trámites de agentes aduanales para la importación y exportación. La estrategia requiere toda una gestión con la Secretaría de Hacienda (federal) y con las mismas empresas, para pasar de una semana de trámites a 24 horas”, comenta el candidato priista.

Su plan consiste, entre otras cosas, en conectar a la Ciudad de México con Tampico, crear parques industriales, construir una armadora automotriz, mejorar los puertos y exportar sorgo a China.

“(Vamos) a dar a Nuevo Laredo un valor agregado con logística aprovechando la infraestructura geográfica, creando más empresas; en el caso de Reynosa y Matamoros, tenemos que replantear –aprovechando que hay energía y agua- los tiros de precisión para tener empresas AAA, como armadoras de autopartes que tengan sus propios clientes y esto provoque un efecto multiplicador.

"En Matamoros se está construyendo un puerto desde hace dos años –y que la gestión la inicié cuando era alcalde- y lleva una inversión de mil millones de pesos, que será de mucha ayuda para las dos plataformas petroleras, además de aprovechar el fenómeno del sorgo, y así como el Valle de Texas, sacar unas 700 mil toneladas a China por medio del nuevo puerto”, agrega el candidato.

El crimen organizado, cosa del pasado

-¿Cómo va recuperar el estado de derecho en Tamaulipas? –se le pregunta al priista.

-Eso es de años atrás. Yo puedo asegurar que en los últimos dos años ha cambiado mucho la percepción. Todo lo que se ha venido mejorando es porque el gobierno ya no es juez y parte, porque tiene a los empresarios sentados para trabajar juntos. Como sucedió en Nuevo León. Ahorita se está teniendo una respuesta muy favorable porque los empresarios que se habían ido a Mission, a McAllen o a Querétaro, han regresado a Tampico y ya no se han generado este tipo de situaciones (relacionadas con el crimen organizado).

-¿Qué problemas hay?

-Lo que más se da son los delitos del fuero común. No tenemos suficientes policías, ni tenemos un equipo de seguridad para atender o prevenir el delito del fuero común. Es decir, el asalto cuando sales de la maquiladora, el asalto en casa, el robo a negocio, cosas de ese tipo. Ese tipo es lo que más irritado tiene al estado. Yo lo que propongo es la implementación del Mando Único, la implementación de una fiscalía general que sustituya la Procuraduría y Secretaría de Seguridad, claro que lo voy a hacer: juntarlas. La idea es que con esta estrategia el Mando Único no solo sea de reacción, sino de prevención.

Además Hinojosa agrega, que creará consejos ciudadanos y comités de seguridad populares en los municipios que le reporten lo que pasa en las localidades.

Las cifras de los delitos de alto impacto hablan por sí solas: en 2015 fueron asesinadas 763 personas y otras 327 fueron secuestradas, delito en el que Tamaulipas ocupa el primer lugar nacional de acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (ESNSP).

“No desconozco lo que está pasando en Tamaulipas, sé lo que está pasando, sé los antecedentes, pero en el estado hay cosas mucho más positivas, mucho más buenas que momentos que realmente nos han afectado y que de alguna manera, la percepción del centro (Ciudad de México), es una percepción negativa”, asevera Hinojosa.

El grupo matamoros

Tamaulipas siempre ha votado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Para no acabar con esa tendencia, la cúpula de esa institución política y los grupos de poder en el estado tuvieron que elegir a un abanderado. Para bien de unos y malestar de algunos integrantes del llamado “grupo Victoria", la dirigencia le dio su voto de confianza a Baltazar Hinojosa Ochoa, diputado federal con licencia.

La tradición de antes consistía en que el presidente de la República debía elegir al candidato a la gubernatura, y éste tenía que ser apoyado por todos. Así pasó con Enrique Cárdenas González (1975 - 1981), Emilio Martínez Manautou (1981 - 1987), Américo Villarreal Guerra (1987 - 1993) y Manuel Cavazos Lerma (1993 - 1999), según relata el libro Tamaulipas. La casta de los narcogobernadores: Un estern mexicano.

Pero con Cavazos aquella cadena se rompió. En aquel entonces el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León no dio su postura. La decisión quedó en poder del gobernador, quien eligió a Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Ya con el Partido Acción Nacional (PAN) en la presidencia, Yarrington eligió a Eugenio Hernández Flores, y éste finalmente le daría su respaldo a Rodolfo Torre Cantú, y tras su asesinato, se quedaría su hermano Egidio Torre Cantú, actual gobernador.

Algunos de estos políticos fueron quienes apoyaron la candidatura de Baltazar Hinojosa. De hecho se les conoce como "el grupo Matamoros", integrado por Cavazos Lerma, Yarrington Ruvalcaba, Homar Zamorano Ayala, Daniel Zampayo, Daniel Sampayo Sánchez, entre otros, mientras que el "grupo Víctoria" -donde destacan las voces de Torre Cantú y Eugenio Hernández-, quería que el abanderado priista fuera Alejandro Etienne Llano, alcalde con licencia de Ciudad Victoria, pero fue Hinojosa quien obtuvo la candidatura.

Yarrington, su maestro

El anuncio de la candidatura se realizó el 28 de febrero de este año. Al evento acudieron 4,000 priistas, entre ellos el presidente del partido, Manlio Fabio Beltrones, el exgobernador Eugenio Hernández Flores (prófugo de la justicia en Estados Unidos); el gobernador Egidio Torre Cantú, el senador Manuel Cavazos Lerma, entre otros.

El obligado ausente fue Tomás Yarrington, hoy prófugo de la justicia en México y Estados Unidos acusado de tener nexos con el crimen organizado. El exgobernador fue jefe y mentor de Hinojosa, quien en su gobierno fungió como secretario de Desarrollo Social y luego, en 2003, fue secretario de Educación, Cultura y Deporte de Tamaulipas.

Comenzó a colaborar con Yarrington tras haber sido subsecretario de Egresos del estado de Coahuila durante el gobierno de Rogelio Montemayor (1993-1999).

Tanto el exgobernador Yarrington como Hinojosa son economistas de profesión y tuvieron una trayectoria similar: ambos fueron diputados federales, alcaldes de Matamoros y trabajaron para el gobierno estatal.

Testigo

Al igual que a otros políticos tamaulipecos a Baltazar Hinojosa se le ha relacionado, al menos, de ser testigo de entregas de dinero del crimen organizado a autoridades.

En la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, abierta para investigar a Yarrington y a los exgobernadores Eugenio Hernádez y Manuel Cavazos, un expolicía que se convirtió en el testigo protegido de nombre ‘Óscar’, mencionó a Hinojosa en una de sus declaraciones.

"Entre los meses de julio a octubre de 1998, entregué, en compañía de Rubén Ignacio Cavazos Salazar, un maletín con aproximadamente 500,000 dólares en billetes de a veinte y cien dólares americanos en el lobby del Hotel Residencial que se ubica en Matamoros, Tamaulipas, en donde se encontraban Jesús Vega Sánchez, Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba Mario Solezz, Humberto Solezzi, Baltazar Hinojosa, Esteban Gonzájez Guajardo y otras personas que no conocí, y le entregue el dinero en un portafolios plateado en mano propia a Jesús Vega Sánchez”, declaró ‘Oscar’.

A cambio de las aportaciones a las respectivas campañas, el cártel del Golfo tendría derecho a colocar a su gente en mandos policíacos con Yarrington como gobernador (1999-2005). El diario Reforma también dio cuenta de esto en agosto de 2012 en una nota que tituló "Destapan ahora a narcoalcaldes".

“Yo tengo una trayectoria muy clara, llevo 32 años dedicándome a esto (servicio público) y lo he hecho las cosas muy bien. Yo soy una persona de bien y ésta es mi quinta campaña. Nunca he hecho nada mal. Sé lo que ha pasado, no desconozco lo que ha pasado en Tamaulipas, pero hay momentos muy buenos”, dice el candidato Baltazar Hinojosa al ser cuestionado sobre las acusaciones.

El pasado 24 de mayo, Hinojosa se desmarcó del actual gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú y de sus antecesores, Eugenio Hernández y Tomás Yarrington.

“Que no se equivoquen, el candidato de esta contienda soy yo. No soy Tomás, no soy Eugenio, no soy Egidio, el candidato soy yo y mucho menos no soy ni nunca seré Francisco Javier García Cabeza de Vaca”, aseveró frente al senador y líder de la bancada del PRI, Emilio Gamboa patrón.

No obstante, a eventos de Hinojosa ha acudido el exgobernador Eugenio Hernández Flores. El primero fue el 28 de febrero y otro se realizó el 7 de mayo con miembros de la cúpula priista.

Durante la entrevista con Expansión, Hinojosa niega que las acusaciones sean ciertas.

“Ningún partido se ha centrado sobre los grandes temas. Lo vimos en el debate, que pareció una lucha libre. Mi actuación fue muy clara, y claro, cuando me atacaron me defendí. Y sí los acusé que eran unos delincuentes. Porque está en los expedientes, y está en Internet y es cierto. Yo soy una gente de bien. Si las campañas han subido de tono, no ha sido por nosotros, al contrario”, explica el candidato.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Mientras habla voltea y centra los tiros de sus ojos en otra parte; recarga el cuerpo sobre la mesa, cruza sus manos dejando ver las pulseras de su campaña y un reloj con el logotipo del PRI, parecido al que usa César Camacho Quiroz, luego que el periódico Reforma diera a conocer su colección millonaria de esos accesorios.

Lee: Tamaulipas en juego: el estado con más secuestros del país renueva su gobernador

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×