Las #elecciones2016 mueven las fichas en el ajedrez político del PRI, PAN y PRD

Los resultados del 5 de junio ya cobraron los puestos partidistas de Beltrones y Basave, mientras que Anaya sale fortalecido como presidenciable favorito rumbo a 2018.
Dirigentes  El priista Manlio Fabio Beltrones, el panista Ricardo Anaya y el perredista Agustín Basave.  (Foto: Especial.)
Por: SERGIO RINCÓN
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Los candidatos perdedores no fueron los únicos derrotados en las elecciones del 5 de junio; también lo fueron el priista Manlio Fabio Beltrones y el perredista Agustín Basave quienes, ante los fracasos electorales y los problemas internos en sus respectivos institutos políticos, renunciaron como dirigentes partidistas. El panista Ricardo Anaya, en tanto, ganó simpatías entre sus correligionarios.

Analistas consideran que el ahora expresidente del PRI anunció su salida para proteger su capital político; mientras que en el caso del aún líder nacional del PRD, más allá de los resultados de los pasados comicios en 12 estados, pesó más la ambición de las corrientes internas, dado que Basave no pertenece a ninguna.

Con su salida de la dirigencia del tricolor Beltrones, asumió la responsabilidad que le dejó haber perdido seis gubernaturas en las pasadas votaciones, pero al mismo tiempo dio luces de que no todo fue su culpa, y con ello afianzó su capital político, el cual le ayudará a mantenerse vigente.

Lee: Manlio Fabio Beltrones abandona la dirigencia del PRI

"Su plan, que fue estratégico, lo podría colocar en una candidatura (presidencial, en 2018), aunque anteriormente dijo que no lo iba a ser, pero con esta salida, más que un beneficio para el PRI es un beneficio para él, pues queda como quien asume la responsabilidad, que de antemano se sabe que no es imputable a él al 100%, entonces lo coloca en la opinión pública como alguien responsable", dijo el catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM Carlos Sánchez y Sánchez.

Sergio Bárcena, director del programa de Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, explicó que durante las elecciones no hubo un buen diálogo entre el gobierno federal y la dirigencia del PRI, situación que complicó el proyecto de Beltrones, pero tras la derrota, el exdirigente habló de una culpa compartida.

“El hecho que haya salido de la dirigencia no quiere decir que haya perdido su capital político o sus nexos, o que deje de ser una figura importante o un referente del PRI. Esto no termina con su carrera política. Posiblemente afecte sus posibilidades para la elección presidencial de 2018, porque ya no tendría la misma exposición siendo el dirigente del partido, pero siempre hay otras formas que seguramente puede y va a explotar”, opinó.

Para la doctora María Eugenia Valdés Vega, investigadora del departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Iztapalapa, la salida de Beltrones define a los posibles candidatos del PRI para el 2018, al manifestar que “las victorias unen y las derrotas separan".

"Tras la salida de Beltrones, quien sale ganando es Miguel Ángel Osorio Chong (secretario de Gobernación), que queda como el candidato mejor posicionado. Luis Videgaray (titular de Hacienda) está completamente desdibujado, y Aurelio Nuño (secretario de Educación Púbica) jugó mal sus cartas, y ahora le explotó lo de Oaxaca”, comentó Valdés.

Antes de la elección, Beltrones aseguró que el PRI se llevaría nueve de las 12 gubernaturas en juego; sin embargo, el lunes pasado, durante el discurso por su renuncia, dijo que los electores dieron un mensaje a "políticas equivocadas o políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable".

Basave, asediado por las 'tribus' del PRD

Especialistas consultados por Expansión comentan que la salida de Agustín Basave de la dirigencia del PRD se debió a que la corriente Nueva Izquierda, también conocida como “Los Chuchos”, esperaba obtener mayores beneficios con las victorias electorales que se lograron con las alianzas con el PAN.

“Los perredistas esperaban que les dieran más puestos de gobierno, entonces el resultado no fue el esperado, y por otra parte, Basave trató de moderar la resistencia en el interior de ese partido, pero con una dirigencia externa, no es posible. Los problemas dentro del PRD son fuertes”, aseveró Sergio Bárcenas.

Lee: Agustín Basave formaliza su renuncia a la dirigencia del PRD

Para Carlos Sánchez y Sánchez, la renuncia de Basave no modifica la estructura del sol azteca, ni tampoco sus planes para 2018, pues el control permanece en la corriente de Nueva Izquierda.

En tanto, María Eugenia Valdés expuso que el PRD tiene pocas posibilidades de sobrevivir en las elecciones de 2017 o 2018 de ir solo.

“La única posibilidad es ir en alianza, porque para 2018 quien queda con algunas posibilidades es Miguel Ángel Mancera (jefe de Gobierno capitalino), que no es una candidatura fuerte", indicó.

“Basave nunca pudo consolidarse como líder, aunque no le fue mal en las elecciones, dadas las circunstancias del partido. No le fue mal ni el año pasado ni éste, considerando la entrada de Morena”, agregó Valdés.

Tras los resultados de las elecciones del 5 de junio, donde el PRD ganó en alianza con el PAN tres gubernaturas (Durango, Quintana Roo y Veracruz), Basave renunció a la dirigencia del partido por razones de gobernabilidad interna.

“En virtud de que no estoy dispuesto a afiliarme a una corriente, ni a formar parte de un bloque, y dado que en estas circunstancias la gobernabilidad es más que precaria, he decidido renunciar a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional”, expuso en su carta de dimisión.

Anaya: la recompensa del triunfo electoral

El gran ganador en la elección del pasado 5 de junio fue el PAN, y con ello su dirigente, Ricardo Anaya, quien tras el triunfo en las urnas una encuesta de Reforma colocó como el puntero en la preferencia entre los militantes como posible candidato presidencial en 2018.

La medición señala que Anaya supera con el 44% de las preferencias a Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, quien registró 41% de las menciones. Mientras tanto, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se quedó atrás con apenas 15 puntos.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Recomendamos: Ellos 'levantaron la mano' para el 2018

La gestión del dirigente panista también fue evaluada con altos índices de aprobación, al obtener un 91%. Con él como líder partidista, los consultados perciben una alta posibilidad de ganar la Presidencia en 2018.

Ahora ve
19 datos de los sismos que sacudieron territorio mexicano en septiembre
No te pierdas
×