Los quintanarroenses dan su voto de confianza a la alternancia en el gobierno

Habitantes, líderes empresariales y comerciantes de Quintana Roo esperan en que el cambio en el gobierno, con la llegada de Carlos Joaquín González, impulse el desarrollo económico y social.
Preparativos en Chetumal  La capital de Quintana Roo se alista para la toma de protesta del nuevo gobernador Carlos Joaquín González.  (Foto: Bianca Carretto/Enviada)
Por: BIANCA CARRETTO/ENVIADA
CHETUMAL, QUINTANA ROO (Expansión) -

Con un lleno total en sus hoteles —la ocupación normal es de 32% en cifras oficiales— y el anuncio de que el domingo habrá un 50% de descuento en las botanas que se venden a lo largo del Malecón como las tradicionales "marquesitas", Chetumal se prepara para recibir a un nuevo gobernador: Carlos Joaquín González, quien después de 41 años de gobiernos priistas logró la alternancia en la entidad.

Su llegada al poder es para muchos motivo de entusiasmo. En un hotel ubicado en la Avenida Niños Héroes —la principal de la capital— se colocó una lona con la leyenda "Los quintanarroenses estamos listos para una nueva era de bienestar y progreso de la mano de nuestro gobernador Carlos Joaquín González".

Uno de los sectores que confía en que la llegada del nuevo mandatario estatal traerá cambios que impulsarán el desarrollo de la economía a nivel local es el empresarial, que representado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la entidad, le ha dado su voto de confianza al exalcalde de Solidaridad.

"Dentro de las cosas que esperamos es que se manejen con transparencia los recursos públicos, que se vayan desarrollando las actividades prioritarias para el desarrollo social y económico de toda la población, que se establezcan las bases necesarias para que las empresas puedan desarrollarse de manera más ágil", dijo a Expansión el dirigente de la agrupación Eloy Peniche Ruiz.

Actualmente, acusa Peniche Ruiz, existen demasiados trámites burocráticos que lejos de abonar a la producción, la entorpecen, lo que aumenta la corrupción ante la serie de normativas y reglamentos que se tienen que seguir.

El líder empresarial también señaló que en los últimos años, el sector ha sido golpeado por la falta de certeza jurídica para los inversionistas, ante una serie de casos de despojos a partir de demandas que supuestos trabajadores han presentado ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

"La gran expectativa en este caso con este cambio de gobierno es que tengamos una mayor certeza jurídica para que podamos ir detonando esas inversiones que son necesarias para ir modernizando nuestro estado, nuestras ciudades, en donde haya mayor variedad de atractivos y que el turismo pueda venir y en su caso regresar", agregó.

La presidenta de la Asociación de Hoteleros de Chetumal, Deborah Angulo Villanueva, señaló que los empresarios del sur del estado también tienen altas expectativas con el nuevo gobierno, pero consideró necesario que la iniciativa privada sea incluida en la toma de desiciones que tienen que ver con el desarrollo económico de la entidad.

"Esperamos que sea una administración con planes y metas muy bien definidas; con alcances reales y medibles que cumplan con las necesidades que nuestra época requiere; resultados a corto y mediano plazo", comentó a Expansión a través de un correo electrónico.

"En el sector turístico de la zona sur de Quintana Roo, estamos conscientes de la situación financiera de nuestro estado y por ello confiamos que este nuevo gobierno estatal, se distinga por la eficacia en su operación, limpia de corrupción y dispuesta a maximizar los recursos que se tienen; así como capaz de provocar inversión que contribuya a disminuir este problema", añadió.

Expansión buscó la versión de otras asociaciones de empresarios como las asociaciones de Hoteles de Cancún y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Quintana Roo, pero no hubo respuesta de manera inmediata.

Recomendamos: Los Piratas de Borge, el saqueo de bienes institucionalizado en Quintana Roo

Por otro lado, para Peniche Ruiz lograr que se cumplan esas expectativas no es solamente tarea del gobernador, pues considera que es necesaria la participación de todos los sectores de la sociedad, tanto en las ciudades como en el sector rural.

En este sentido, el ganadero Héctor Mendoza, del ejido de Río Verde, en el municipio de Othón P. Blanco —uno de los que registra mayor población en situación de pobreza, con 109,361 personas (42.9%), de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)— aunque considera que hay que dar "el beneficio de la duda" al nuevo mandatario, consideró que no hay un equilibrio en los apoyos que se reciben en el campo en comparación con las ciudades donde el turismo es la actividad principal.

"Allá es muy raro (que lleguen los apoyos), tiene uno que estar pegado todo el tiempo. No se puede. A ver qué hace este gobernador, dicen que va a ser diferente, pero todos prometen y ya que llegan al gobierno se olvidan de uno", aseguró en entrevista a Expansión.

Asimismo, Mendoza señaló que a su sector se le pide cumplir demasiadas normas para poder vender su ganado, lo que dificulta el intercambio y la obtención de beneficios para poder desarrollar la región, cuya actividad principal es la agrícola.

Lee: Quintana Roo en juego: los desafíos que enfrentará el nuevo gobernador

Otro de los cambios que los habitantes de Chetumal esperan con la llegada de Joaquín González, quien tras renunciar al PRI en febrero pasado ganó la gubernatura arropado por la alianza que conformaron PAN y PRD, es que se termine el olvido en el que ha estado la capital en los últimos años.

"Tengo esperanzas de que se mejore Chetumal. Con este gobierno muchos negocios cerraron. Lo que supe es que el gobierno venía y les pedía cosas a crédito y luego ya no les pagaba. A mí me liquidaron de Omega —una empresa dedicada a la impresión fotográfica— y a un compañero de otra empresa también, ese fue el motivo", indicó Alfredo, quien omitió dar su apellido y ahora es empleado en Comex.

En un recorrido realizado por las calles de Chetumal, Expansión constató que hay varias casas abandonadas o negocios cerrados con el anuncio de "Se renta", algunos de ellos todavía tienen mobiliario, como el caso de un restaurante ubicado casi frente al Congreso estatal, donde en un espectacular ya se anuncia que el domingo a las 11:00 horas será la sesión solemne del cambio de gobernador.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Uno de los negocios que cerró sus puertas fue el Casino Caribe. De acuerdo con Efraín Centeno, un exempleado de la Secretaría de Cultura estatal, el cierre se debió a "corruptelas", pues asegura que el lugar contaba con todos los permisos para operar.

"El casino daba empleo a 100 personas, es decir, 100 familias tenían sustento de ahí. Yo entré ahí después de que nos despidieron de la Secretaría (de Cultura), cuando los cerraron, nos pagaron otros cuatro meses de sueldo, pero después ya no pudieron y nos tuvieron que liquidar. De plano Chetumal se ha venido para abajo, pero más con este gobernador (Roberto Borge), por eso esperamos en que a partir de domingo las cosas cambien", confió Centeno, quien es propietario de dos carritos de botanas en el Malecón, el cual, aseguró, es la última "gran obra" que hizo un gobernador en la capital y de eso han pasado ya 14 años.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×