Cristina Kirchner se destapa

La primer dama de Argentina buscará la presidencia para sustituir a su esposo en la Casa Rosada en Buenos Aires ya hay carteles en apoyo a la senadora para los comicios del 28 de octubre.
Cristina Kirchner presentó su candidatura para los comicios  (Foto: )
BUENOS AIRES (AP) -

La capital argentina amaneció este lunes cubierta con carteles anunciando que ''el cambio recién empieza'', con la imagen de la primera dama, senadora Cristina Fernández, cuya candidatura para los comicios presidenciales del 28 de octubre fue anunciada oficialmente la noche de la víspera.

El anuncio, hecho por Alberto Fernández, jefe de gabinete del presidente Néstor Kirchner, marcó el virtual comienzo de la campaña electoral, que promete ser intensa y caldeada. La oposición ya tiene al menos cuatro aspirantes a suceder a Kirchner, quien ha declinado postularse a una reelección para la que estaba constitucionalmente habilitado, a pesar de que todos los sondeos coinciden en que sigue siendo el político más popular de la Argentina.

Aunque con niveles de respaldo electoral inferiores a los de su marido, la primera dama aventaja holgadamente a cualquier candidato opositor, según las últimas encuestas.

Fernández confirmó el domingo que la esposa de Kirchner, abogada de 54 años, madre de dos hijos y con larga experiencia en cargos legislativos provinciales y nacionales, será formalmente proclamada en su ciudad natal de La Plata, el 19 de julio. Estarán presentes Kirchner, junto con todos los ministros de su gabinete, gobernadores provinciales, legisladores y toda la plana mayor del oficialista Frente para la Victoria, que agrupa al sector de izquierda del peronismo.

No hubo todavía anuncio de quien será el candidato vicepresidencial que acompañará a la primera dama, pero el propio Fernández había admitido la semana pasada que es posible que sea Julio Cobos, gobernador de la provincia de Mendoza, integrante del sector de la opositora Unión Cívica Radical (UCR) que se ha plegado a la ''concertación programática'' propugnada por Kirchner.

Hay también sectores de los tradicionales partidos Socialista, Demócrata Cristiano e Intransigente, dispuestos a sumarse a la coalición de centroizquierda que Kirchner aspira encabezar, y a cuya organización ha dicho que dedicará su tiempo cuando abandone la Presidencia, el 10 de diciembre.

La oposición, entretanto, no mostró sorpresa por el anuncio de la candidatura de la primera dama, sobre la que comenzaron a circular versiones hace casi un año. Pero la falta de confirmación perturbaba la estrategia de sus respectivas campañas.

El candidato derechista Ricardó López Murphy, del partido Recrear, dijo que el oficialismo ''tomó una decisión inteligente. Cristina es mejor candidata que Kirchner, porque el Presidente va a estar muy deteriorado'', cuando se realicen las elecciones.

La candidata centrista Elisa Carrió guardó silencio, pero uno de sus portavoces, el diputado Eduardo Macaluse, declaró que la oposición le exigirá a la primera dama que debata públicamente y que ''no sea una campaña de cine mudo''.

Roberto Lavagna, quien hasta fines de 2005 fue ministro de economía de Kirchner, ahora candidato opositor, se había mostrado hasta ahora escéptico sobre la candidatura de la primera dama. Ahora hizo saber, a través de sus asesores, que la decisión del oficialismo no altera para nada sus planes electorales.

Un cuarto candidato, el ex presidente Carlos Menem, exponente de la derecha peronista, no hizo comentarios. Pero otro dirigente de ese espacio político, el ex gobernador de Misiones Ramón Puerta, dijo que ''yo estoy preocupado por poder armar un peronismo con candidatos propios. Ni él (Kirchner) ni ella (Cristina) son lo que estamos buscando''.

Ahora ve
No te pierdas