En suspenso calificación de México

Una eventual baja en la tasa del IVA por sí sola no impactará en la calificación de México: Fitch; “hasta hoy todo lo que ha pasado en México está dentro del rango de nuestras expectativas”: S&P.
calificadora-lupa-eu  (Foto: Archivo)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La propuesta y eventual aplicación de reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% a 15%, por sí sola no tendría un efecto de baja en la calificación de la deuda soberana mexicana, asegura Fitch Ratings.

La agencia calificadora coincide con Standard and Poor´s (S&P) de que primero habrá que revisar todo el paquete que resulte de las discusiones y aprobación del Congreso antes de tomar una decisión de subir o bajar las notas de la deuda de México.

El presidente Felipe Calderón presentó una propuesta económica para 2011 sin cambios fiscales profundos, pero el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca reducir el IVA en un punto porcentual.

"Con un  cambio aislado, no podemos decir cuál será el impacto negativo o positivo, depende de las negociaciones que se den a partir de ahora y hasta la aprobación del paquete y de todas las modificaciones que se den", destaca Joydeep Mukherji, analista de riesgo soberano de S&P.

En este momento, asegura que no tienen preocupaciones por la calificación de México todavía en grado de inversión (BBB con perspectiva estable). "Cuando se apruebe el Presupuesto lo estudiaremos, y veremos si vale la pena decir algo y si tiene un impacto sobre la calificación".

En diciembre pasado Standard & Poor's bajó la calificación de la deuda mexicana en moneda extranjera desde un nivel de BBB+ con una perspectiva estable, a BBB, el segundo grado de inversión más bajo, debido a que el Gobierno no amplió significativamente la base gravable, mientras que Fitch Ratings redujo la calificación en noviembre. En tanto que Moody's mantiene a la deuda soberana en el tercer grado de inversión más bajo.

"Hasta hoy todo lo que ha pasado en México se encuentra dentro del rango de nuestras expectativas", indica Mukherji.

Eugenio López Garza, director de Fitch Ratings México, agrega que reducir el IVA un punto porcentual por sí solo no sería el detonante de una baja en la calificación. Habría que ver este evento junto con el problema en la producción del petróleo, sumado al entorno económico global, específicamente lo que se espera para la economía de Estados Unidos, y otros factores que se tendrían que dar y sobre los cuales en muchos de ellos no tenemos control, menciona.

"Una posibilidad es que los legisladores digan que subirán el precio del petróleo, que en la realidad no se ve, podría ser un escenario en el que eventualmente el debilitamiento de las finanzas públicas y del entorno generaran una acción de calificación en ese sentido (a la baja)", dice.

La Secretaría de Hacienda advierte que reducir el IVA significaría una baja de 35,000 millones de pesos en los ingresos públicos. 

Hay otro elemento que Fitch toma en cuenta y es el tema de la inseguridad y su impacto en la actividad económica. "Es una sucesión de eventos en donde tomas una medida y si se dan las otras se pueden prestar a un escenario más débil, o si no tomas la medida y se dan otras no llegas tan debilitado a un escenario donde todo sale mal".

Es prematuro hablar de bajar la calificación, expone." Tampoco podemos hablar de una ratificación. Nos encontramos en el proceso de monitoreo y en octubre y noviembre nuestra analista de riesgo soberano irá al Comité a presentar el caso (de la calificación de México) y estamos viendo la conjunción de todas las medidas para tomar una decisión".

Por ahora, todo lo relacionado con el paquete económico está sujeto a una negociación. "Desconocemos todas las variables que están en juego por el lado del PAN, ya el PRI se expresó y tendríamos que ver cómo quedan las sumas y restas para que eventualmente nuestros comités se expresen al respecto".

Fitch se sentiría cómodo si hay racionalidad en las decisiones de los legisladores. "En comparación con otras economías, en 2008 y 2009 pudimos enfrentar relativamente bien la crisis, dada la fortaleza de las finanzas públicas. Si las decisiones van orientadas a mantener, y no a debilitar las finanzas públicas, serían decisiones prudentes del Congreso que le convendrían al país, no lo que nos gustaría ver", añade el director de Fitch México.

Economía en contra

Lopez Garza considera que en un escenario con un entorno adverso de menores precios del petróleo, baja en remesas, con menores ingresos por turismo, exportaciones y finanzas públicas debilitadas habría la posibilidad de bajar la calificación.

"Hoy no lo vemos así. No es una relación directa de si bajan el IVA bajamos la calificación, es una serie de sumas y restas donde el entorno cuenta mucho".

El Gobierno espera que la economía se desacelere en 2011, con un crecimiento de 3.8% y un precio del petróleo de 63 dólares por barril.

Para S&P esperar la aprobación del paquete económico es lo más idóneo. "El único cambio no es en la tasa del IVA. Van a pasar otras modificaciones también, hay otras variables que también son importantes en el análisis", menciona Mukherji.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El analista de riesgo soberano de S&P subraya que "no tiene mucho sentido decir que si pasa una cosa qué va a pasar con lo demás. Eso es resultado del debate político, pero no tiene sentido para cualquier agente de calificación vaticinar antes lo que puede pasar".

Si se aprueba la propuesta del PRI de bajar el IVA a 15%, "qué pasará con el resto del Presupuesto, sobre la meta del déficit fiscal, la inversión en Pemex, y otras variables. Estamos mirando todo el ambiente y no sólo un detalle del Presupuesto".

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×