Mayor boquete al gasto si bajan IVA

La ‘magia’ es aumentar la base de contribuyentes, más que reducir impuestos indirectos: McKenzie; la calificación de la deuda mexicana no cambia si baja el IVA, pero es un paso atrás: Moody´s.
deuda  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Moody's Investors Service descarta cualquier acción en la calificación de la deuda soberana de México, si la propuesta del PRI de reducir un punto el IVA prospera en la Cámara de Diputados. Sin embargo, también advierte que con esta decisión lo que si quedaría claro es que es un paso en sentido contrario.

"El riesgo principal, así bajen el IVA un punto o no, tiene que ver con una muy pobre recaudación, independientemente que se encontraran ahorros por el lado del gasto a efecto de que el déficit fiscal fuera proyectado por el Ejecutivo, de 0.3%", dice Alberto Jones Tamayo, director general de Moody´s México.

Si bajan el IVA (de 16% a 15%) y reducen gastos para que el déficit público se mantenga en el mismo nivel, está bien. Sin embargo, "lo relevante es la reducción en recaudación; ese es el gran Talón de Aquiles que tiene la calificación de México".

En vez de proponer aumentar impuestos, vía una reforma fiscal integral, algunos partidos están proponiendo reducir algunos gravámenes, lo cual no hace más que abrir un boquete todavía mayor al gasto público en este momento, agrega Luis C. Carbajo-Martínez, socio principal en el Área de Práctica Fiscal del despacho Baker & McKenzie.

"El Gobierno mexicano requiere financiar todo el gasto público con los impuestos indirectos, por eso la necesidad del IVA. No se trata de subir o bajar la tasa, ahí no está lo importante. La magia es incrementar la base impositiva, hacer que quienes no paguen lo hagan y eso se logra eliminando todos los regímenes especiales, quitando todas las exenciones y tratos preferenciales a diferentes sectores y hacer que todo el que compre, venda, arriende pague el IVA. Esa sería la forma más fácil de poder equilibrar las finanza s públicas".

Por su parte, Jones Tamayo califica al Presupuesto 2011, que envío el Ejecutivo a la Cámara de Diputados el pasado 8 de septiembre, de congruente. "No hubiéramos esperado algo diferente, es congruente con la marcada prudencia y disciplina del Gobierno mexicano de los últimos más de dos sexenios. En ese sentido, no estamos sorprendidos y es una de las fortalezas que vemos al riesgo de crédito de la deuda del Gobierno mexicano".

El hecho de que se plantee una reducción en el déficit fiscal, de acuerdo con lo que establece la Ley de Responsabilidad Hacendaria, "también es una prueba de la consistencia y compromiso del Gobierno federal para tener una situación financiera sana y que no requiere de incrementos inesperados a su nivel de endeudamiento", puntualiza.

Sin embargo, "es clarísimo que las finanzas públicas mexicanas siguen teniendo una condición de enorme debilidad, en función de que el monto absoluto recaudado es bajo para el potencial de un país con las características de México, especialmente comparado con otras economías inclusive de la propia región latinoamericana, pero también del resto del mundo que tienen  un sistema de recaudación mucho más amplio y profundo que el mexicano. En ese sentido, no hay ningún cambio, sigue siendo una recaudación muy pobre", resaltas el director de Moody´s México.

Empero, comenta que  la parte que es favorable al crédito de México es el hecho de que demuestra consistencia y compromiso con medidas de equilibrio fiscal saludables a lo largo del tiempo. "En estricto sentido, o por razón  directa de una reducción de un punto al IVA, no afecta la calificación porque la debilidad fundamental del crédito del gobierno de México prevalece".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una reducción de más 30,000 millones de pesos en la recaudación total, y que se conserve el mismo déficit planteado, no tiene ninguna implicación. "La razón es que en Moody´s miramos más la perspectiva de largo plazo de la deuda del Gobierno mexicano, particularmente porque la mayor parte es deuda de muy largo plazo y no andamos midiendo el riesgo cada 3 o 6 meses, o cada año que viene un nuevo Presupuesto, a menos que hubiera un cambio de dirección fundamental, que no es el caso de México y no lo ha sido desde hace más de 10 años".

Continuamente Moody´s revisa la calificación de México. "No tenemos fechas fatales; nuestra perspectiva es estable, lo cual significa que esperamos, de acuerdo a nuestro análisis actual y vigente, nada que pueda hacer que la calificación de la deuda mexicana suba y tampoco vemos nada que pudiera hacer que la calificación baje. Se mantiene en Baa1, con perspectiva estable".

Ahora ve
Varios puntos de Estados Unidos están a la expectativa por el eclipse
No te pierdas
×