Estudios sobre los beneficios de las vitaminas no coinciden

-
Sin Pie de Foto
pastillas  Sin Pie de Foto
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau | Otra fuente: 1
CNN -

Tomar o no tomar multivitamínicos: ésa es la cuestión que los investigadores alrededor del mundo intentan responder.

Nuevas investigaciones han ofrecido conclusiones poco claras e incongruentes. Sin embargo, los investigadores generalmente recomiendan consumir vitaminas de los alimentos, y no de los suplementos, para mejorar la salud.

Suplementos vitamínicos y el cáncer

Un estudio realizado a mujeres en Puerto Rico, presentado en la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, encontró que los multivitamínicos y los suplementos de calcio tienen un efecto protector contra el cáncer de mama. No obstante, un estudio sueco publicado en la Revista Americana de Nutrición Clínica señaló que tomar suplementos multivitamínicos podría incrementar el riesgo de contraer cáncer de mama.

El estudio portorriqueño, el cual no ha tenido una publicación revisada por expertos, destacó la capacidad del ADN de repararse a sí mismo ante cualquier daño.

Previamente, una baja capacidad de repación del ADN ha sido relacionado con riesgos de contraer cáncer, dijo Jaime Matta en la Escuela de Medicina de Ponce en Puerto Rico. Los investigadores tomaron 268 muestras de pacientes con cáncer de mama y 457 controles saludables para analizar la capacidad de reparación del ADN.

Los investigadores encontraron que las participantes que tomaron suplementos vitamínicos redujeron las posibilidades de contraer cáncer de mama en un 30%, y aquellas que tomaron calcio redujeron el riesgo en 40%.

Análisis estadísticos sugirieron que el efecto del calcio puede ser explicado por la capacidad de reparación del ADN, pero el efecto de las vitaminas es independiente. Tomar suplementos de vitaminas individuales, como vitamina A, C y E no tiene nigún efecto, explicó Matta.

El estudio sueco, que analizó a más de 35 mil mujeres de ese país, encontró que quienes confirmaron tomar multivitamínicos son 19% más propensas a desarrollar cáncer de mama que aquellas que dijeron no tomarlas.

Ambos estudios deben considerarse en un amplio contexto de investigación sobre el tema, en el cual no se ha encontrado relación alguna con los suplementos y el cáncer, dijo Joanne Dorgan, epidemióloga en en Centro de Cáncer de Fox Chase, en Filadelfia, Pensilvania.

Un estudio realizado en 2009 a más de 160 mil mujeres la Iniciativa de Salud para Mujeres en Estados Unidos no encontró relación entre los suplementos y la probabilidad de desarrollar cáncer o enfermedades cardíacas. Otros estudios similares realizados en gran escala no han encontrado conexiones entre las vitaminas y el cáncer de mama.

El estudio sueco, que también tiene una muestra amplia, debería seguirse, dijo Dorgan.

Aun cuando el estudio en Puerto Rico tuvo una muestra pequeña, desarrolla una hipótesis útil sobre la capacidad de reparación del ADN y deberíamos prestarle atención, dijo la doctora Banu Arun, profesora de medicina en la Universidad de Texas M.D. Anderson del Centro de Cáncer.

Es importante explorar porqué algunas personas se benefician más que otras al tomar suplementos, y la capacidad de reparación de ADN es un posible factor, explicó.

La recomendación de Arun fue: “No tomar multivitamínicos con la intención de reducir los riesgos de contraer cáncer de mama. Adquirir las vitaminas y minerales de recursos naturales –la comida—es lo mejor”. Aquellos con deficiencias por genética o enfermedades crónicas pueden compensarlo con suplementos, dijo.

Las vitaminas en la dieta y en el corazón

Obtener los nutrientes de la comida ha generado más apoyo a partir de un estudio japonés publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores estudiaron a más de 23 mil hombres y 35 mil mujeres de 40 a 79 años. En el estudio se utilizaron cuestionarios para saber cuánto ácido fólico, vitamina B-6 y vitamina B-12 adquirían en sus dietas.

Encontraron que los hombres que consumían más ácido fólico y vitamina B-6 tenían menor posibilidad de morir por fallas cardíacas. Estos nutrientes también se relacionaron con una reducción considerable en la muerte por problemas cerebrovasculares y cardiovasculares en las mujeres.

Estudios previos han encontrado que un elevado nivel de homocisteína, un aminoácido en la sangre, puede estar relacionado con coágulos y daños en las paredes de las arterias. La vitamina B y el ácido fólico ayuda a disminuir los niveles de homocisteína, pero no revela una causa directa.

El estudio representa una fuente sustancial de datos para evaluar después y mejorar las dietas recomendadas, dijo Linda Van Horn, investigadora nutricional del la Escuela de Medicina de la Universidad Feinberg, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Las muestras amplias y la estandarización del cuestionario le da credibilidad al estudio, dijo Van Horn.

“No hay razón para pensar que estos nutrientes en particular tendrán el mismo efecto para la población estadounidense que para la japonesa”, dijo.

Sin embargo, los estudios no pueden generalizarse para Estados Unidos, debido a que la dieta japonesa es distinta y la población es, por mucho, menos obesa. Debe realizarse un estudio similar para verificar que los resultados apliquen en otras poblaciones.

El mensaje es comer alimentos que contengan vitamina B, dijo Van Horn. Esto incluye vegetales de hoja verde oscuro como espinacas y brócoli, además de frijoles, cacahuates y lentejas. También, muchos cereales están fortificados con vitaminas. 

Ahora ve
No te pierdas